8.7.16

El Carme, fiestes de Candanal


 La virxe’l Carme ye una de les advocaciones marianes más importantes del universu cristianu. Cuenta la llienda sacrada qu’el 16 de xunetu de 1251 hebo una procesión al monte Carmelo, en Tierra Santa, y, cuando terminó, la virxe apaeciérasei  a Simon Stock ya diérai un escapulariu como símbolu de proteición. Dempués prometiera que cada sábadu baxaría al purgatoriu pa lliberar de los tormentos  a los que llevaran esi escapulariu. Ye la virxe de xunetu por escelencia y marca inclusive tiempos culinarios: “les sardines, de virxe de xunetu a virxe d’agostu”.
¿Qué tien que ver la virxe’l Carme con Candanal? Sacantes la devoción de munchos vecinos, la verdá ye que nada. La parroquia nun ta consacrada a ella. ¿Por qué entós la fiesta? Trátase d’una fiesta agrícola, como toles que se cellebren nestos díes. Cuasi toles aldegues d’Asturies cellebren nestos díes una fiesta dedicada a una figura que nun ye la patrona o’l patronu de la collación. La sociedá tradicional midía los tiempos en función de les colleches, de la sema, del samartín, de la llagarada. Y pa dotar de trescendencia y pedir proteición  afitara toa una retafila ritos y mitos que fueron creando una relixón naturalista que permitía desplicar les coses ya inclusive aldovinar el futuru. Asina, si’l cuquiellu vinía en marzu yera siñal de que diba ñevar, si se sentía la mar dende un sitiu determináu ye que vinía muncha lluvia, si llovía pa primeros de febreru ye que l’iviernu finaba… 

Esa relixón naturalista fuera entemeciéndose coles tradiciones céltiques, romanes y xermániques y, andando’l tiempu, fora cristianizada. Los vieyos dioses foran esmuciéndose nel somatu de la nuea relixón y los sos atributos dieron vida a los santos, les virxes y los cristos. Pero la tradición ye mui potente y, con variantes, les vieyes creyencies llegaron ata los nuesos díes. Como dende 1630, siendo papa Urbano VIII, cada parroquia namás podía que tener un patronu o una patrona, plantegárase un problema: si la fiesta patronal nun coincidía coles fiestes del branu, ¿qué facer con elles? La ilesia pensó prohibiles pero aquello yera un despropósitu. Y Roma, prudente y sabia como poques instituciones hebo a lo llargo de la historia, decidió dexar les coses como taben pero decretó qu’aquelles fiestes pasaran a ser “sacramentales”. Y en Candanal la sacramental cayera nel dia’l Carme.
D’otra banda, María, la madre, penetró mui bien nes tierres d’Asturies, un país con fondera veneración a la madre Tierra, a Deva, a la negra Isis en definitiva. El cultu a María, a la del Carme nesti casu, ye mui fonderu, un cultu mui popular que, munches vegaes, sobropasa al mesmu Cristu, al mesmu Dios.  Por eso cellebren los pueblos romeríes onde la relixosidá entemezse cola gayola y la folixa.
Ya otra vuelta vamos glayar: ¡viva’l Carme de Candanal, día grande d’esta casa!
David M. Rivas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.