11.3.16

Perdemos a ún de los nuesos


El pasáu 9 de marzu morriera n’Uviéu un gran asturianu, un gran amigu ya un gran paisanu. Finara Paco Mori. Tinía 87 años y ata bien poco abeyaba entá pelos aconceyamientos d’amigos. Tuvi con elli por cabera vegada na xinta qu’el últimu vienres de cada mes cellebramos los miembros de la tertulia Venticincu de Mayu, onde falamos de lo divino ya humano un grupu, variable asigún posibilidaes de tiempu, d’asturianistes de idegues y pelleyos estremaos pero con una única exa central: l’amor y l’esmolecimientu por esti país. Paco yera’l veteranu pero, al empar, con un espíritu mozu, con un afoguín propiu d’un rapaz, y tamién cola sabiduría que los años-y dieran.

Paco ñaciera n’Uviéu, la so ciudá amada. El güelu tinía una carnicería na cai Madalena y, por eso, yera de familia acomodada, non rica pero que nun diba escalza. Pero nun yeran nin conservadores nin drechistes. A los ocho años afuxe nun barcu dende Xixón, llibrando de los cañones del Almirante Cervera, fondeáu permanentemente na bahía xixoniega. Llegaron a Burdeos y d’ellí pasaran a la Cataluña republicana. Perdía la guerra, volvieron tóos a Uviéu, lo que mos siñala que los sos padres nun tiníen importantes responsabilidaes polítiques o que, pudiera ser como pasara con otres munches families, tuvieron la suerte de cuntar con bonos amigos nel bandu vencedor.
Estudiara drechu, más por imposición que por gustu. Nel 1950 obtién el certificáu de llingua inglesa na Universidá de Cambridge. Esti ye un puntu definitoriu de la historia y la personalidá de Paco Mori. Naquella España analfabeta, empiesllada en sigo mesma, castiza y santurrona, pocos yeran los que salíen a una Europa “pelligrosa y antiespañola” y muncho menos a la “pérfida Albión”, la patria de la herexía, del lliberalismu y de la masonería. El casu ye que nel 1958 abre n’Uviéu la Cambridge School of English, la principal academia d’inglés de la ciudá. Son miles los uvieínos que güei lleen a Shakespeare nesti cuartu centenariu gracies al maxisteriu de Mori. Tamién punxo clase d’inglés na escuela mines y nes facultaes de melicina, de química, de xeoloxía, de bioloxía. Equí alcuentro yo un paralelismu: los dos yéramos anglófilos.
Nos años setenta fue ún de los fundaores de l’Asociación d’Amigos de la Naturaleza Asturiana, la primer organización ecoloxista del reinu, con nomes tan emblemáticos como Carlos Lastra o’l desapaecíu hai yá años García-Dory. Segundu paralelismu: unos años más tarde yo entré n’asociación y fui un tiempu el so secretariu de rellaciones internacionales. 
A finales de los ochenta y principios de los noventa, Mori, que nun tinía militancia previo pero que yera un nacionalista claru y aplombáu, ye ún de los constituentes d’Unidá Nacionalista Asturiana, organización resultante de la unificación de Ensame Nacionalista Astur y Xunta Nacionalista Asturiana. Na UNA concurriera a les elleiciones como númberu dos de la candidatura y na UNA tuvo ata la so disolución. Tercer paralelismu: yo entré na UNA, fui na llista elleitoral y tuvi ata la so disolución dempués de que, como Paco, votara a favor del pautu col Partíu Asturianista. Dempués averose a la Lliga Asturiana, un intentu por desgracia fracasáu ya impulsáu por otru paisanu de calzón, Plácido Menéndez Arango. Nun me recuerdo si se presentó nes llistes.
Cola muerte de Paco Mori muerre ún de los pocos nacionalistes asturianos que lo fueran yá con cierta edá. La xeneración que llevantó la bandera azul ya oru tien anguaño sesenta y tantos años, la segunda tamos acabando la cincuentena y, más lluéu, vinieran otros. Pero Mori tinía entóncenes, naquellos setenta, cuasi cincuenta años. Y nun dexa de llamar l’atención, pa illustración de cosmopaletos, que tamos falando d’un asturianu que defendía la soberanía, que falaba n’asturiano y desixía la oficialidá y que, al empar, yera llicenciáu en drechu y profesor d’inglés yá nos años cincuenta, que tinía una diplomatura en Cambridge… ¡Vaya, qué nun yera un pelamangos precisamente!
Y, riba tóo, yera un home bonu y sabiu, con un sentíu l’humor impresionante. Yera caldial y sabía poner paz nes discusiones, mui dures delles vegaes, nel mundín pequeñu pero enguedeyáu del asturianismu. D’un asturianu d’años atrás dicíase esto: “yes bonu como Palacio Valdés”. D’otru asturianu podemos dicir lo mesmo: “yes bonu como Paco Mori”.
Amigu, compañeru, mayestru, “sit tibi terra levis”. Alón.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.