20.9.11

La última novela de Pilar Sánchez Vicente


Dicía Schelling que “nel home alcontramos tola fuerza’l principiu escuru y tamién tol poder de la lluz”.

“Operación Drácula” ye la última novela de Pilar Sánchez Vicente, que yá presentare nesti espaciu de L’Arribada l’anterior, “La diosa contra Roma”, tamién cometiendo la irresponsabilidá de pidime que-y fixere de mayestru ceremonies. Entóncenes, pa ilústrame sobro l’autora, tamién lleí la so novela anterior, “Gontrodo”. D’esta manera yo, que nun soi un críticu lliterariu sinon un bon llector qu’escribe dacuando envez, toi faciéndome, sinón especialista, si polo menos un conocedor de la so obra. Si dende van más de vente años sigo la obra de Sánchez Vicente, pero de Xuan Xosé, agora paez que soi estudiosu de la de Pilar. Pero temos tranquilos porque nun soi presentador dau a la erudición y procuraré facer les coses lo más amenes posible porque, la verdá, toi equí pola estima que-y teo a l’autora o, meyor dicho, pola estima qu’ella me tién a min.

Dizse na solapa’l llibru qu’esta ye la primer incursión de Pilar Sánchez Vicente na lliteratura negro. Nun voi negar cosa tala pero prestaríame matizalo. Hai tiempu que los xéneros lliterarios tan mui entemecíos, de mou y manera que ye abondo difícile, a lo menos pa min, facer un exerciciu de clasificación. Hai una tendencia nos últimos años de facer sinónimu de la “novela negro” cola “novela de misteriu” o cola “novela policiaco”, pero yo nun pienso asina. La “novela negro”, na mio opinión, ye un xéneru con una xeografía ya unes circunstancies sociales mui determinaes. Ye un xéneru típicamente norteamericanu y mui vinculáu a les circunstancies socioeconómiques de los años de la gran depresión, quiciavis dende un pocoñín enantes, y que termina la so dómina de gloria durante la guerra mundial y la posguerra. Ehí tan los grandes del xéneru, exemplarizables en Hammet o Thompson. Ye un xéneru más cercanu al vieyu realismu qu’a la lliteratura de misteriu que podemos llamar “clásico”. Evidentemente, nin Conan Doyle, nin Simenon, nin Agatha Christie, nin Chandler, nin Le Carré, etcétera, pertenecen a la “novela negro”.

Ye fácile pescanciar esti estremu si garramos un de los xéneros más de moda, l’históricu. Aparentemente esti ye un xéneru de perfácile clasificación y naide que llee una novela del mesmu duldia de lo que ta lleendo. Pero adiquemos pa la novela cola que se recuperara’l xéneru hai ventitantos años, “El nome la rosa” d’Umberto Eco. Trátase, evidentemente d’una obra histórica pero, ¿nun pertenez tamién al xéneru policiacu?, ¿y nun pertenez al xéneru esotéricu?. Ye más, ¿nun ye una novela con una carga política mui grande?. ¿Nun ye tamién una historia novelada’l pensamientu filosóficu y teolóxicu d’esos años de transición pente la edá media ya’l renacimientu?. ¿A qué xéneru pertenez entós “El nome la rosa”?.

Ye posible qu’“Operación Drácula” nun seya d’un xéneru claramente definíu pero, pesie a lo dicho enantes, podríamos situala mui cerca del xéneru estrictamente “negru”. L’actual depresión, les mafies internacionales, el mundiu de les drogues y de la prostitución, que ye precisamente’l contestu la novela, encadarmen paralelismos cola sociedá norteamericana d’aquel capitalismu xabaz y caóticu d’hai noventa años. Ya ye que la situación socioeconómica d’anguaño tien munches semeyances cola qu’había nos años de la depresión de los trenta, lo que tamién se traduz nunos comportamientos asemeyaos. En tolos momentos de cris espoxiguen los xéneros de terror –yá seyan zombis, yá seyan catástrofes, yá seyan asesinos en serie- lo mesmo na lliteratura que nel cine. Si la novela negro podemos vinculala a la depresión que siguiera al “crash” de 1929, los tiburones, los incendios de rascacielos o los naufraxos de trasatlánticos llenaron les llibreríes y los cines durante la cris de los setenta. Ye más, les histories típicamente ingleses d’asesinatos truculentos escribiéranse dementres la cris económica de los setenta’l XIX. Y agora ta pasando lo mesmo.

La historia que Pilar Sánchez Vicente desendolca ye una historia policiaca pero, riba tóo, ye una historia d’una crueldá descomanada. Ye una historia real en bona midía pa la que l’autora contó con informaciones y confidencies de organizaciones humanitaries, d’instituciones y de dalgún qu’otru policía con nome y apellíos. Trata del brutal tráficu de muyeres por parte de les redes rumanes de prostitución, nuna historia que mos lleva pelos caminos de Madrid y Toleo, n’España, y de Bucarest y Tulcea, en Rumanía.

La caracterización de los personaxes ye mui eficaz, custión de gran importancia nuna novela que s’estiende por poco más de doscientes páxines y que se desenrolla nun lapsus de tiempu tamién mui curtiu. La protagonista principal, Sara, una inspectora tan dulce como antipática asigún-y dé l’aire, ye l’exemplu de muyer que sabe lo que quier y que tién un pruyiciu fundamental, cuasi obsesivu na mio opinión: el de sacar les coses palantre con namái la so xixa, dependiendo lo menos posible d’otros y, particularmente, si esos “otros” son homes. Los contrapuntos de Sara van ser, sucesivamente, Antonio ya Ylenia. Elli ye un policía arquetípicu, machista y lligón pero que, nel fondu, siente por ella, non namás atracción, sinon tamién almiración. Ylenia ye tolo contrario, una muyer xoven cálida y confiada que llega a amosar una gran fuerza a midía que la historia va desendolcándose y la trama va enartándose más cada vuelta. Ylenia ye, pal mio tastu, el personax al que Pilar Sánchez Vicente-y saca meyor resultáu.

Ya equí podemos volver a la custón de los xéneros lliterarios. Si encomparamos “Operación Drácula” coles otres dos noveles escrites anteriormente, “Gontrodo” y “La diosa contra Roma”, podemos asitiar a Sánchez Vicente nun xéneru que podríamos calificar –voi arriesgame- de “femenín” o “feminista”. Les tres obres xiren alreol d’una muyer fuerte, con un aniciu, como poco, tintáu de misteriu y que tien d’alfrentase al so pasáu o al so futuru; una muyer que esbrexa, riba tóo, por saber quién ye y cuál ye’l so destín. Tamién nesta muyer, Sara, va apaiciendo una pulsión sexual qu’entama desvelase al llegar al últimu terciu la novela.

Pero, faciendo un paréntesis, lo primero que llama l’atención al que ve la portada d’esti llibru ye, evidentemente, el títulu. ¿Por qué “Operación Drácula”?. Nun ye esta una novela de vampiros, sacantes de que ye una historia que trata de cómo unos criminales ensín dengún tipu d’escuplos, chupen el sangre de cientos de muyeres a les que traten como ganao. La razón estriba en que Dracull ye’l ñomatu qu’emplega la figura central de “los malos”. Nes primeres llínies de la novela apaez yá Dracull prauticando un asesinatu macabru y llentu nel que llambe’l sangre de les víctimes al traviés de munches y pequeñes firíes. Nun ye d’estrañar que’l personax, un mafiosu rumanu, revindique pa elli l’apelativu de Dracull, “dragón” en rumano. Nun voi descubrir, evidentemente, qué personalidá s’abelluga embaxo esti “cuélebre” –eso sedría cuntar el desenllaz y nun voi facé-y esa putada a l’autora- pero’l so servidor y compliz, Viorel, ye un bon tresuntu de Reinfeld, el criáu del conde Drácula de la novela de Bram Stoker.

De toles formes, el mitu de Drácula ta tan asumíu por tóos nos al traviés de la lliteratura y, sobremanera, del cine, que ye difícile escaecer la so iconografía cuando’l nome apaez una ya otra vegada na novela. Por embargo, el noble qu’inspirare a Stoker nun ye Vlad Dracull sinón el so fíu, Vlad Tapies, tamién llamáu “Vlad l’Empalador” pola afición que tinía a esti “deporte” que daprendiera en Turquía cuando toviera presu de los otomanos. Magar que lo mesmo Tapies que Dracull defendieron les fronteres orientales de la Europa cristiana escontra l’islam, polo que bien podíen tar güei canonizaos –nun creyamos que nun hai casos-, Stoker garró la figura’l fíu pa, ametiendo vieyes lleendes de Moldavia y Transilvania, producir ún de los más importantes mitos lliterarios.

El mitu’l vampiru renaz una ya otra vuelta. Nun hai masque ver l’ésitu de la serie “Crepúsculu”, que tien en danza a millones d’adolescentes y mozos de tol mundiu. Pa los que somos yá dalgo mayulones, en cambio, la estética del vampiru ye la de Cristopher Lee o Bela Lugosi y ver a Tom Cruise nesti mester, independientemente de la calidá de la película, nun lo llegamos a atalantar con claridá: “¡esti nun ye’l mio vampiru!”. Y los más puristes, los que nun siguen a Stoker sinon a les tradiciones orales, siempres se van quedar cola estética de “Nosferatu”.

En fín, que la novela de Pilar Sánchez Vicente nun ye, evidentemente, una historia vampírica pero si que ta enllena de tres idegues-fuerza mui propies del señor de les tiniebles: la fuerza’l sangre, la fuerza’l sexu y la fuerza l’amoralidá.

Con toos estos componentes, Sánchez Vicente construi un rellatu eficaz. Tamos escontra una obra de lliteratura popular, cosa que munchos enchipaos desprecien. Suelen ser los mesmos que consideren qu’un indicador de qu’un llibru ye malu ye que sía un “best seller”. Entá me recuerdo de determinaes critiques a autores como García Márquez ya’l yá mentáu Eco porque vendíen muncho. Eso sopelexa una idega de la cultura, non elitista como a ellos-yos presta pensar, sinon plana, probe ya ensin visión de futuru. Mui pocos llectores entamaron con Goethe o con Tolstoi, anque de tóo hai per eses caleyes de Lug. La lliteratura necesita autores pero, riba tóo, necesita llectores. ¿Aú taría la mayoría de llectores si non tuviere na biblioteca a Salgari, a Verne, a Walter Scott, a Stevenson, inclusive a Enid Blyton?. ¿Cuántos neños dexaron la llectura por querer obligalos a entamar pol ciegu de Tormes y pol caballeru andante de La Mancha. Lo importante de la lliteratura popular ye que seya bona lliteratura popular. Yo soi un gran llector d’esti tipu de lliteratura (histórica, negra, esotérica), especialmente nos viaxes. Cuando voi nun viax llargu, nun tren o nun avión que cruza l’Atlánticu, y veo a dalguién lleendo a Hegel, pongo por casu, allégame una dulda: o tien mañana un desamen o ye un bichu mui raru.

Ye esta una novela mui “cinematográfica”. Podría ser un guión. Dicir esto ye pa los autores, asigún los casos, una allabancia o una crítica. Normalmente los que tamos avezaos a lleer preferimos la novela a la película. Yo nun soi una esceición, pero hai noveles, sobro tóo si nun son mui llargues, que piden versión en pantalla y que ganen nesa versión. Una de les que meyor me recuerdo ye “Soldaos de Salamina”. La novela gustárame muncho pero la película muncho más. La novela de Sánchez Vicente lleva esi ritmu, de xuru que porque lleemos esti tipu d’historia con güeyos de cine o de serie televisiva, además de pola so aceleración de l’aición, na qu’en poco tiempu pasen munches coses.

Pilar Sánchez Vicente cumple perfechamente colos requisitos d’una novela como esta pa ser una bona novela. Lo primero, caltién l’interés dende l’entamu. Estes obres piden lleese d’un tirón ya “Operación Drácula” consigui esi obxetivu. Lluéu ta bien ambientada. Los llugares son ciertos y creyibles, tanto que yo reconociera un restaurante cerca de la madrilana Puerta del Sol pola ubicación aprosimada y pol menú. Concretamente, los calamares delataben… Y, d’otra banda, remana mui bien el contestu históricu. Les descripciones de los tugurios de Madrid y les rellaciones de les muyeres secuestraes, ente elles y colos sos esclavizadores, despliquen bien munches coses. Por cierto, que l’autora comentárame que conoz de primera mano histories y situaciones entá muncho peores que les que cuntia nel llibru. Tamién espón con gran realismu l’universu de les mafies en Rumanía, col tresfondu de la cayía’l réxime de Ceaucescu, los miembros de la Stasi al serviciu de los oligarques del tráficu humanu, la policía agusanada pola incompetencia, la falta medios y la corrupción. Nesti puntu avérase muncho a los episodios históricos, reales, cosa que non siempres alcontramos nesti tipu noveles, nes que, delles vegaes, la maxinación del autor esnala enforma alto. Siempres puede ún cuntiar nuna novela que Hitler tuvo un fíu secretu, pero non qu’Olanda invadió Alemaña.

4 comentarios:

  1. Xamás lleí una novela d'ella pero sí remembro los bilordios que m'apurrió de baldre pa "impresionar" a una mozuca que me prestaba del instituto d'entoncenes.
    Siempres quedé con gana de da-y les gracies porque l'agradecimientu d'aquella moza por mor de los bilordios tuvo al altor d'estos

    ResponderEliminar
  2. Esa historia tien bona traza. Deberíes cuntala... si ye que nun ye muncho escabrosa y los personaxes abondo reconocibles.

    ResponderEliminar
  3. Los famosos Ripios cibercaleyeros!! ¡A cuántos xuntaron, cuántes bodes alegraron, cuántes xubilaciones aquí y allende los mares! Creo que me acuerdo de los tuyos, David -Castañón-, nun se si seríen un par dellos incluso.
    Y a tí, David, gracies de nuevo, una fae una novela y llueu, tú, faes la tesis. Un luxu.
    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Estimados amigos y seguidores de este apasionante blog:
    Me complace indicaros que una vez concluido el periodo de descargas gratuitas de mi decimotercer libro titulado "Te Robé tu identidad". AUTOR: Carlos Cebrián González, vuelvo a recomendaros esta obra que estoy seguro os interesará este Verano y en vuestras vacaciones.

    Por menos de lo que cuestan dos cafés, tan solo por 2,68 euros podéis descargaros en Amazón "TE ROBË TU IDENTIDAD" esta novela negra, con varios crímenes por resolver, violencia de género, satanismo, vudú, investigación policiaca y un final sorprendente.
    Por tan solo 2,68 euros, pueden descargarse los seguidores de este blog, mi libro "TE ROBÉ TU IDENTIDAD", que podrán leer en:
    KINDLE, O EN APLICACIONES PARA KINDLE PARA: IPAD, IPHONE,PHONE O ANDROID.
    Dirección para "Te robé tu identidad: http://www.amazon.es/gp/feature.html/ref=dig_arl_box?ie=UTF8&docId=1000576363
    Te robé tu identidad: http://www.amazon.es/dp/B00CQT4PBS/

    SINOPSIS DE “TE ROBÉ TU IDENTIDAD”

    "Marta Bernad, de 35 años, es una mujer maltratada. Sufre en silencio y con resignación, durante años en Zaragoza, su vida conyugal sin alicientes y plena de estrecheces económicas. Un día decide romper con su matrimonio y un intento de violación que sufre, le lleva a convertirse en una mujer despiadada y a cometer una serie de crímenes y maldades.

    Pactará con Satanás, recurrirá al vudú para librarse de quien obstaculice sus proyectos de alcanzar la riqueza y el poder, que ambiciona. Se convierte casi sin darse cuenta en un “Ángel de la Muerte”.

    Decide irse a Madrid a reunirse con su hermana gemela homocigótica. Anabel, una abogada de gran prestigio, socia de un importante bufete, que goza de una excelente situación económica, casada con Eduardo, viejo y famoso arquitecto con proyección internacional.

    Marta odia a Anabel, pero decide pedirle ayuda para poder convertir en realidad sus ambiciosos proyectos. Un absurdo cambio de roles, desencadenará una serie de acontecimientos trágicos de sangre y muerte.

    “Te robé tu identidad” es una novela perteneciente al género negro, policiaco, llena de suspense, misterio, esoterismo, sexo, amor. Una cadena de crímenes nos mantendrá en vilo hasta que, gracias a las investigaciones de dos policías, se llega a un final sorprendente e inesperado"

    Si os interesa puedo remitiros los dos primeros capítulos de la misma. Espero vuestra respuesta

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.