6.12.15

A los compañeros d’Andecha Astur nel so 25 aniversariu



Estimaos compañeres y compañeros:
Agradezo muncho la convidada pa tar con vós nesti vixésimoquintu aniversariu d’Andecha Astur pero les obligaciones académiques nun me permiten dir a casa estos díes. Y bien que lo llamento porque yera una bona ocasión p’alcontrame con amigos a los qu’hai tiempu que nun veo. A los más vieyos sí que los veo dacuando, a los de siempres.
Namái que vos deseyo lo meyor. Fuera pa mín un honor, tamién una responsabilidá, encabezar, na mio opinión, la única organización que siempres pensó n’Asturies y namái que n’Asturies. Pasaron munchos años. Quinxe facer lo meyor y siempres los compañeros me sofitaron. Pero nun saliera l’asuntu. Creyo que les coses diben bien pero tóo revirara y les coses salieron como salieron y yá les diremos peñerando y analizando. Enquivocaciones munches. Entá queden unos años pa qu’analicen esti movimiento nuesu.
A min paezme qu’el trabayu d’Andecha fora bien granible. Nun algamara la organización el poder políticu pero fora determinante na política asturiana. Siempres Andecha Astur fora un movimientu enzimáticu, una triba formientu. Ensín Andecha dalgunes coses nun cuayaríen n’Asturies. Foran munches les custiones que salieran pallantre pola cabezonería y perseverancia de los andechos. Ye más: camiento qu’Asturies alienda entá pol trabayu d’Andecha. Tamién d’otros, pero fundamentalmente d’Andecha. Munches causes taríen escaecíes si Andecha nun peleara por elles. Por eso pienso que tenéis que tar, almitiendo los munchos erros, perarguyosos de la vuesa historia. Yo, personalmente, toi arguyosu de los años que vos encabecé ellectoralmente. Arguyosu y agradecíu pola confianza. 

Güei toi un tanto na distancia, pero non muncho. Sigo con interés lo que facéis y, quiero dicivos una cosa, riba tóo a los más mozos: que sois el futuru de la nación. Nun me disvié nin un milímetru de los porgüeyos del mio país, nunca dexé de pensar n’Asturies. Voi camín de los sesenta años ya entamara nesto con diecisiete. Pero tamién pienso que los tiempos son otros.
Pienso que la soberanía yá nun ye absoluta. Igual yá yera asina cuando entamé, pero l’afoguín del sangre pidía otra cosa. Y cuando entamé, igual con poco conocimientu, toles naciones taben a comuña. Güei non. Hai que dexar pa práu presuntes solidaridaes ermes.
Vienen tiempos malos p’Asturies y vienen dende países colos que siempres tuviéramos bona relación y dende movimientos que, pola nuesa debilidá, siempres almiráramos. La constitución española van camudala ya’l títulu de “nacionalidaes y rexones” va ser otru. L’asimetría va ser un fechu y Asturies quedará peor de lo que ta, si nun ye que desapaez como entidá política.  Cataluña ya Euskadi van ser una cosa. Galicia y Andalucía, otra. Los demás, puxarra rexonal, provincies, pallabra que vien del llatín “la que fora vencía”. A eso xueguen La Moncloa, Ajuria Enea y Sant Jaume. Sofitar dende la nuesa debilidá a los fuertes fora un erru. Y ta siéndolo. Cuando vos veo sofitando a los que xorben la renta y la soberanía de los asturianos, por munches banderes estrellaes que lleven, duelme la corada. Yo nun daría nin un minutu de la mio vida por Cataluña nin por Euskadi. Una nación como la nuesa nun debe entrar en problemes de señoríos de Castiella nin de condaos d’Aragón. Escontra histories inventaes, la historia. Nestos momentos de mudanza convién amarrase al árbol de la propia historia porque ye’l que meyor resiste a la ventolera.
Sé que, por esquierdismu ya internacionalismu, idegues que comparto, a dalgunos nun von van gustar estes reflexones, sí. Pero tamién vos coñozo y sé que, embaxo tanta ideoloxización, alcuéntrase la vieya sencia asturiana, apegada a la tierra, tradicionalista pero non conservadora, que son coses bien estremaes. Eso ye bono. Naide puede evolucionar si nun sabe caltener. 
Defender esta nación va ser entá más difícile. Dende la dignidá qu’un día me dierais pídovos firmeza pero tamién flexibilidá. Europa ta camudando y Asturies, biltu d’esta civilización, nun pué quedar marxinada. Nun sé cómo facelo, la verdá, pero ye mester facelo. Tenemos que ser anovadores ya un poco raposos. 
Sois la única fuerza neto asturiana pero sabéis de la vuesa debilidá. Ye hora de pensar bien, de pensar fondo y de pensar alto. Un home o una muyer qu’ama al so pueblu nun piensa en Madrid, nin en Siria, nin en Euskadi en términos absolutos. Faelo en términos relativos. La clave de bóveda ye la to nación. ¿Otru modelu de financiación autonómica?: depende. ¿Llibre comerciu colos Estaos Uníos?: depende. ¿Modificación del Tratáu de Roma?: depende. ¿Qué votamos el 20 d’avientu?: depende. Tóo depende en función de cómo quede Asturies. Si nun faemos eso vamos ser fatos o cipayos, o les dos coses a un tiempu. 
Bono, amigos, quiero lo meyor p’Andecha Astur y pa caún de vosotros. Sabéis, como siempres, que lo que seya mester de min tenéislo. Por muncho que discrepe de lo que podáis facer –y muncho discrepo dalgunes vegaes- sois los míos. Yo entá nun tracamundié ente lo que ye la crítica y lo que ye la trinchera d’alfrente.
Vivimos n’Europa tiempos difíciles y retos nos que nunca pensamos La mayoría coñoceísme y sabéis del mio europeísmu. Debemos apostar, dende’l nacionalismu asturianu, por Europa. Porque Asturies yera Europa cuando taba ñaciendo Europa. Europa ye un constructu fechu, ente otros, polos asturianos. El reinu de los francos, el reinu de los anglos, el reinu de los ástures ¿había más? Vais permitime dalgo poético: los reinos griálicos.
Esta nuechi, en Madrid, teo una cena con colegues escoceses, alemanes, finlandeses ya eslovenos. Por eso nun pude acompangavos. Encargara unes botelles de sidre brut de lo nueso y brindaremos por Europa, esa Europa que, por más que nun s’espublice, tien nel reinu d’Asturies ún de los sos anicios. Y, de pasu, dalgo-ys cuntaré d’Andecha.
En fín, amigos y amigues, qu’espero que resistamos otros venticincu años. Yo tendré entóncenes 82. ¡Un chaval! Ye la edá de mio madre, qu’anda como un espuni. Y de xuru qu’una ñeta de dalguién de la mio xeneración, porque va ser una muyer, tará presidiendo la Federación Asturiana de la Unión Europea.
Un abrazu a toes y a tóos.
¡Puxa Asturies!
David. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.