23.8.13

Circu Kronen, sesión contínua

Por “lliteratura popular” podemos entender dos coses: una lliteratura fecha por escritores profesionales, delles vegaes de calidá, empobinada al gran públicu o “lliteratura” fecha por xente’l pueblu, asina, poniendo la “lliteratura” pente comines. Esta segunda “lliteratura” ye bien interesante, por más que la so calidá nun seya mui aquello polo xeneral. Sopelexa bien la dómina y la sociedá na que se desendolca. Amái, nel casu d’una llingua como l’asturiana, permítemos atender pal códigu llingüísticu, remembrar pallabres cuasi escaecíes, olivar cómo yera la nuesa sociedá y los nuesos vezos nun tiempu determináu.

Antonín Soto yera de Cangues d’Onís pero vieno casar n’Argañosu, collación de Candanal, conceyu de Villaviciosa. Y casara con América Casielles. Morriera siendo entá abondo xoven. Ella finara hai cuatro o cincu años.

Antonín yera home cultu, autodidacta. Daquella debía ser l’únicu comunista, a lo menos reconocíu, de tola valle l’España. Yera mui contrariu a Carrillo, al qu’acusaba de la execución de Grimau y de traicionar a “los del monte”. Llograra falar con La Pasionaria y quexóse-y de la posición del partíu n’Asturies. Conclusión: nun algamara cargu dengún, quedó tola vida na base. Enfadáu taba pero, como tolos vieyos militantes, consideraba que, pesie a tóo, yera mester permanecer nel partíu.


Fuera alcalde pedániu de Candanal dalgo más d’un día. Años sesenta. Votara por elli hasta la xente de dreches. Pero’l gobernador metiera mano… Yera plenu franquismu y sabíase d’aú coxicaba.

Escribiera un llibru entituláu “Cabruñando per Asturies”. Quedara en manuscritu. Ta perdíu. Paez ser que yeren unes cien páxines de lletra pequeño nes que cuntaba les sos andancies pel país. Anecio y anecio colos sos fíos, riba tóo con Xuan, el mio vecín, pa que lo busquen. Tamién yo anduve a la gueta d’ello en paneres y tenaes… y nada. ¡A saber aú tará!

Pero sí mos quedara una composición d’Antonín Soto “Circu Kronen, sesión contínua”. Grabelo na voz de Xuan, el so fíu, 51 años, que lo sabe de memoria. 

Vamos desplicar les coses.

Dulio, un paisanu d’esos que tién problemas con tolos vecinos y pleitos cola mayoría, llegara con un coche, el primer coche n’Argañosu. Metiéralu embaxo l’horru y, pa que nun lu vieren, tendiera unos sábanos pente los pegollos y punxo un carru delantre’l camín. Pensaba marchar de viax, paez ser qu’a Madrid.

“Ponen a Oliva a la escucha”. Oliva taba sorda como una muria.

“Fredes, Palmira y Dulia emburrien con decisión”. Fredes, Palmira y Dulia yeren mui menudines, con mui poca fuerza.

“Quilina dirixe sola”. Quilina yera la más mandona’l pueblu.

“Paga la culpia Divina”. Divina yera la única que se llevaba bien con Dulio.

“Velina dende una esquina”. Velina yera mui llinguatera.

“Calla la boca Palmira”. Palmira yera vocinglera de coyones.

Y con ello vamos. Antonín Soto: “Circu Kronen, sesión contínua”:

Marcha Dulio de viax
ensin conocer l’atención
de les vildes d’Argañosu
de sacá-y el carretón.

Toes queríen ver el coche
y estorbaba-yos el telón.
Fredes, Palmira y Dulia
emburrien con decisión.

Ponen a Oliva a la escucha
y faelo a la perfección.
Quilina dirixe sola
toa esta organización.

Paga la culpa Divina
anque sal al so favor.
A Dulio empínase-y’l carru
y amárralu al cabezón.

Y Velina dende una esquina,
esta vilda, callandino, dixo a otra:
“calla la boca, Palmira,
que mos van sentir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.