3.3.12

UPD: el fascismo que viene

En el pasado mes de noviembre, con motivo de las elecciones generales, en la red social en la que participo –sólamente me ocupo de una- manifesté mi opinión acerca de que UPD presentaba un perfil “neofascista”. Entonces, para explicar tal calificación me limité a reproducir declaraciones de algunos de sus dirigentes, particularmente de Rosa Díez, pero, motivado por el propio formato de la red no pude extenderme en el razonamiento. La discusión no pasó de ser un cruce de opiniones, por lo general coincidentes con la mía aunque no faltaron amigos que, cuando menos, se extrañaban de mi contundencia, o incluso me llevaron la contraria.

Hoy, a menos de un mes de las elecciones en Asturias y con unas prospecciones que nos señalan que UPD podría entrar en el palacio de Fruela, trataré de explicar mi opinión. Sigo pensando lo mismo y, además, si UPD entra en la Xunta Xeneral, es muy posible que ese escaño suponga que Izquierda Unida no vea satisfechas sus espectativas de crecimiento, lo cual no sería una buena noticia en los tiempos que corren, con los duros ajustes que aún se avecinan. De otra parte, las últimas propuestas y actitudes de UPD no hacen otra cosa que reafirmarme en la idea de que es una organización de clara orientación fascista. Por ejemplo, la obsesión por la izquierda “abertzale” le ha llevado incluso a exigir la ilegalización de una organización como Amaiur, con cinco escaños en el Congreso de los Diputados y que es la segunda fuerza política vasca.

Y esta cuestión llama la atención porque todo indica que nos encontramos ante una organización nacida de la vanidad herida de una persona. Rosa Díez, figura importante en el gobierno PNV-PSOE por cuanto ocupara una consejería de vital transcendencia para el País Vasco como es la de industria, pretendía liderar su partido pero se vio derrotada o relegada por Patxi López y sus valedores, muy especialmente por Rodríguez Zapatero e incluso por Almunia. No asumió su fracaso y, aprovechando la lamentable situación por la que seguía atravesando la ciudadanía vasca, con la continuidad de la violencia, por más que algo mitigada con respecto a los “años de plomo”, transmutó de gobernante en coalición con los nacionalistas a martillo de nacionalistas, con un discurso muy similar al de Calvo Sotelo y Gil Robles en los años de la segunda república.


Se estaba construyendo un partido con los mimbres del resentimiento y con un discurso maniqueo y obsesivo, articulado, no en torno a una idea proactiva, sino a una posición reactiva. Así, mantiene unas posiciones propias de la derecha y otras más propias de la izquierda, pero su único motor ideológico visible con claridad es el visceral enfrentamiento con las minorías nacionales y, en lógica palmaria, un nacionalismo español digno de los primeros y mejores años del franquismo.

Con estos componentes, UPD y particularmente su jefa aprovecharon de un modo muy oportunista todas las deficiencias de la democracia española, apoyándose en la realidad de que las imperfecciones heredadas de la transición son tantas que, en puridad, se puede dudar de que el modelo español sea, verdaderamente, una democracia. De esta forma, UPD se colocó como vanguardia de la reforma de la ley electoral, olvidando que esa ley que permite “privilegios” al PNV o a CIU es la misma que dio a Díez un escaño con tan sólo un puñado de votos de una provincia, la de Madrid, mientras castiga, por ejemplo, a Izquierda Unida. Lo mismo hizo con la división de poderes, con la decisión de limitar la duración de los mandatos públicos –limitación que no afectará a la propia Díez, que lleva toda la vida viviendo de la política-, la financiación de los partidos políticos y un largo etcétera.

Es cierto que los grandes partidos, PP y PSOE, le pusieron a UPD en bandeja su propio argumentario. La corrupción, el maltrato económico a los trabajadores y a las clases medias, el sistemático incumplimiento de los compromisos, la mentira como costumbre política y un largo etcétera, permitió a Rosa Díez convertirse en la hipotética heroína de la transparencia y la regeneración democrática. No es nuevo en la historia cercana una situación como esta. El fascismo de los años veinte y treinta del pasado siglo también se presentó con su cara regeneracionista, cargado de antipoliticismo populista. Y, hoy como ayer, el hecho de que el régimen imperante sea corrupto y que los partidos políticos sean vistos por parte de los ciudadanos como un problema y no como una solución, no evita diferenciar entre las distintas formas de hacer una política alternativa.

En “El reencantamiento del mundo”, Berman escribe que George Orwell decía que el fascismo llegaría al triunfo haciéndolo en nombre de la libertad. Y esa es la estrategia de UPD. La historia nos muestra cómo los fascismos siempre han utilizado las ideologías o las preocupaciones más extendidas entre la población. Así, Mussolini y Hitler revindicaron para sus organizaciones la definición de “socialistas” porque, lo mismo en Alemania que en Italia, las fuerzas más importantes frente al corrompido orden eran el partido socialista y el partido comunista. El Partido Nacional Socialista alemán y el Movimiento Social italiano se presentaron ante los ciudadanos como la única posibilidad de regeneración política. Y, cuidando su parafernalia, levantaron al viento sus banderas rojas. Por su parte, en España, Primo de Rivera, Ledesma y Redondo presentaron sus organizaciones como “sindicalistas”, dado que la fuerza más importante, la que se enfrentaba en este caso al orden político construído por la monarquía, los terratenientes y la iglesia, era el anarcosindicalismo. Y, cuidando también de la parafernalia, Falange Española y las Juntas de Ofensiva Nacionalsindicalista levantaron al viento sus banderas rojinegras. En todos los casos había tres elementos comunes: el nacionalismo estatista, el anticomunismo y el odio a la democracia liberal.

En el presente, el fascismo que viene no se reviste de socialismo ni de sindicalismo. Los tiempos son otros y el disfraz ideológico también es otro. Actualmente es el liberalismo el ropaje del nuevo totalitarismo, son la democracia liberal y sus fundamentos las nuevas banderas a izar. Aunque en el fondo comparte con los fascismos clásicos la aversión al liberalismo y la exaltación del estatismo, realiza la pirueta ideológica de envolverse en la palabrería liberal, hasta el punto de llegar a aparentar un cierto halo anarquizante. No en vano, los sectores de la derecha más dura, los integristas religiosos y los creadores de opinión más sectarios –algunos de ellos con alto rango también en el Partido Popular- se autocalifican de “liberales”. Por ejemplo, si John Stuart Mill, Flórez Estrada o Riego supieran que quienes procesionan a las órdenes de Rouco Varela se llaman “liberales” y se dicen sus herederos, se revolverían en sus tumbas. 

Uno de los estudios más interesantes y, posiblemente, el mejor estructurado sobre el desarrollo del fascismo, es el libro de Daniel Guérin “Fascismo y gran capital”. En sus páginas se describe en paralelo la evolución del nazismo alemán y del fascismo italiano. Fue una pena que no dedicara atención al fascismo español porque, tras vencer en la guerra, fue el único de todos del que vimos su evolución hasta la transformación en una democracia tutelada y vigilada como es la actual. No fue posible porque el libro es de mediados los setenta, por lo que su autor no vio la evolución final del franquismo. De igual modo, tampoco pudo analizar los neofascismos nacidos en los ochenta y noventa.

Las fases que Guérin analiza pueden aplicarse al modelo seguido por UPD, con algunas matizaciones. Las diferencias estriban en que los neofascismos, los surgidos tras la crisis de los setenta y la caída de los estados de la órbita soviética, no requieren unas fases previas de milicias armadas ni tampoco grandes desfiles con estandartes y camisas negras, pardas o azules. Esa opción, consustancial a los años veinte y treinta, y por la que también pasaron los socialistas, los comunistas e incluso algunas organizaciones anarquistas, se convirtió en innecesaria con el dominio de la tecnocracia, con las camisas blancas y trajes de buen sastre de una oligarquía que no necesita infiltrar militantes en el ejército o constituir policías paralelas porque de los controles extrapolíticos ya se encargan los celebrados “mercados”.

Pero el resto de las fases sí se están cumpliendo: identificación de la nación con el partido, identificación del partido con el líder, identificación de los contrarios con la anti-nación, identificación de la anti-nación con los partidos políticos “tradicionales” y, sobre todo, con las minorías étnicas o nacionales. Se trata de un nuevo asalto a la racionalidad, aprovechando la corrupción y la miseria del modelo de esta peculiar democracia española nacida de la “inmaculada transición”. Si Luckaks hubiera soñado un modelo neofascista en pleno siglo XXI, no hubiera esperado un sueño tan extraordinario como el que estamos viendo. Pero, como todos los fascismos nacientes, no suelen preocuparse por las cúpulas del sistema: Mussolini convivió en armonía con la monarquía, Hitler revindicó los valores del imperio, Franco reinstauró a la casa de Borbón… Y es que, como ya sucediera antes, el respeto y el temor reverencial hacia las altas burocracias son características muy definitorias. A este respecto, Pío Baroja escribiera hace más de setenta años que “en nuestro tiempo, entre comunistas y fascistas, hay una gran simpatía por los burócratas y un fondo de animosidad  contra los que no lo son”. Efectivamente, el modelo soviético también se apoyó en las estructuras despóticas y militares del zarismo.

Igualmente, no vemos, en su hipotética política de regeneración, a UPD defendiendo la dignidad de las víctimas del franquismo, muchas de ellas desaparecidas o enterradas en las cunetas y bajo los paredones de los cementerios, ni tampoco crítica alguna hacia el terrorismo de estado. Como todos los fascismos germinales, UPD trabaja la confusión entre seguridad y miedo, apelando a los bajos instintos de las personas: el peligro de la criminalidad, el ventajismo de las minorías nacionales (catalanes y vascos en nuestro caso), la levedad del código penal (aunque sea el más duro de la Unión Europea), el gasto que supone normalizar las lenguas minoritarias, la teórica complicidad de cientos de miles de personas con el terrorismo, la letal inmigración, etcétera y etcétera.

Las formas también delatan el fondo ideológico. No es habitual ver a los candidatos y dirigentes de este partido enfrentarse a ruedas de prensa libremente estructuradas y con intervenciones abiertas, llegándose a episodios de matonismo por parte de sus empleados de seguridad, impidiendo el acercamiento de reporteros de televisión. Y su eurodiputado, Sosa Wagner, cuyas opiniones podemos seguir en la prensa asturiana con cierta asiduidad, sólo habló una vez en Estrasburgo –que se sepa- y lo hizo para denunciar una hipotética alianza entre el terrorismo etarra y la izquierda española. Seguramente eso explica que uno de los líderes históricos del fascismo “tradicional”, Sáenz de Yniestrillas, pidiera públicamente el voto para UPD en las pasadas elecciones.

La imagen del partido en las elecciones, con el DNI de Rosa Díez como cartel electoral y el eslogan “lo que nos une”, lo dice casi todo. Parecería un recurso al concepto de “patriotismo constitucional” de un marxista asustado tras la noche nazi como Habermas, pero, en el fondo, es un recurso muy “racial” dirigido a un españolismo bastante crecido frente a los pretendidos “desmanes” vascos y catalanes, e incluso asturianos. En este discurso, Asturias, una comunidad pequeña y minorizada culturalmente, sufre doblemente porque padece una marginación evidente y, además, paga por los conflictos que otras comunidades tienen o provocan pero que no son tan fáciles de atacar como la nuestra. No en vano escribiera André Malraux que “los fascistas, en el fondo, creen siempre en la raza de aquél que manda”. Por eso –estamos en los años treinta del siglo XX-, decía que “los alemanes no son racistas porque sean fascistas, sino que porque son fascistas son racistas”.

Nada mejor que cerrar esta exposición con unas declaraciones de Álvaro Pombo, dirigente de UPD y número dos por la circunscripción de Madrid, justamente detrás de Rosa Díez, en las elecciones de noviembre del 2011. Dice Pombo que “España prosperó gracias a Franco, la gente tuvo su cochecito, su residencia, y la democracia fue posible gracias a Franco”. Su “cochecito” y su “residencia”… ¡tiene bemoles la cosa!.

Mas no se para en estas barras. “Pero sí me hago esa pregunta, de si no tendríamos, por ejemplo en España, que pasar a una fase suprapolítica, suprapartidista, de gestores firmes. ¡Si tenemos cinco millones de parados! Un dictador con mano fuerte… No lo sé, no lo sé, pero hay que tener cuidado de no ponerse demasiado bravo con los dictadores que produjeron riqueza económica. Hitler fue un dictador que metió a los países en una guerra espantosa, pero Franco no. Y Pinochet tampoco”. Defender a Hitler le parece a Pombo una demasía, pero Franco y Pinochet son otra cosa. Es más, es evidente que Franco no provocó ninguna “guerra espantosa”. Y es necesario pasar a una fase “suprapolítica”, “suprapartidista”… Un lenguaje “postmoderno” y pervertido para un nuevo “fascismo”.

Y acaba este dirigente de UPD haciendo un guiño a su peculiar “memoria histórica” cuando dice que “si no se reconoce que España se benefició mucho con la dictadura franquista, y que la democracia fue posible gracias a Franco, se están diciendo cosas raras”.

Del candidato en Asturias, Prendes, no puedo decir nada porque sólo conozco cuatro cosas publicadas por la prensa y, además, queda deslucido ante la reiterativa comparecencia del eurodiputado Sosa en un diario asturiano. Me dicen algunos amigos comunes que es persona sensata y que, evidentemente, no se le pasa por la imaginación decir cosas como las que suelta Pombo. Pero lo cierto es que nadie de UPD, que yo sepa, censuró tales barbaridades, ni en Asturias ni en ninguna parte.
Imprimir

27 comentarios:

  1. Muy bueno y lúcido. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Interesante, como siempre. En algún momento parecía que hablabas de Foro. En otros párrafos incluso atisbé cierto apoyo a IU (tas desconocíu). En Xixón (y en otros lugares) son el paradigma del fascismo. Finalizo asegurándote que mi buen amigo Nacho Prendes no es en absoluto fascista, aunque, quizás, se halla equivocado de partido. Sigue dándonos caña. Un abrazu collaciu.

    ResponderEliminar
  3. Estimado escribano:

    Desconozco tu naturaleza, tu origen y tu formación académica pero, realmente, tus opiniones me parecen de un libro escrito desde Marte. O de alguien quiere distorsionar la realidad al estilo del inefable Goebels de manera que "todo sea a favor de mi incluso lo contrario". Primero, para criticar Rosa Díez por su valiente y arriesgada posición pública contra el fascismo de una banda de asesinos QUE VIVEN DE ESO, es decir de matar gente bajo los auspicios de "no se sabe muy bien qué fines" pero que siempre han ido a recalar a las mansas aguas de la burguesía nacionalista vasca es, como poco, de una ceguera no sé si natural o inducida. Hace falta tener, como tú dices, "bemoles" para criticar a alguien que arriesga su vida por denunciar el acoso no ya de los muertos sino de los cientos de CIUDADANOS que viven amenazados en eso que, quizás, tú llames "otro país" pero que sigue siendo España.

    Mira, compañero, y perdona lo de compañero si te ofende, pero es que venir ahora a criticar después de más de 1000 muertos a golpe de goma-2, C-4 o nueve milímetros parabellum a alguien por pedir que se acabe el fascismo totalitario de ETA que mató incluso a los propios suyos cuando discrepaban del "aparato" se podría explicar porque o eres muy joven y ese días no fuieste a clase o eres un auténtico cretino en el sentido etimológico de la palabra y no en el de insultar.

    No cabe defensa de quienes apoyan el tiro en la nuca para llevar a cabo el triunfo de sus planteamientos. Individuos de la catadura y cinismo moral como los que haces gala en tus falsos argumentos son más bien interesantes desde el punto de vista clínico.

    UPyD puede gustar más o menos pero criticar a esa formación política porque está liderada o encabezada por una persona u otra cuando la han votado más de un millón de personas en España es llamar imbéciles a todos esos ciudadanos. Posiblemente para tí sean imbéciles pero para mí son ciudadanos LIBRES, sí LIBRES. O ¿es que tú quieres que primero te consulten a tí antes de votar para ver si les das el placer o no? Eso se llamaba "derecho de pernada" ¿no? o… más o menos. Además eso es como criticar el marxismo porque Marx tenía costumbres antisociales, misóginas, heterofóbicas o porque usaba barba.

    Si IU tiene malos resultados es, simplemente porque su discurso ya no se lo cree nadie y el marxismo, esa lacra del siglo pasado que se ha llevado por delante mediante el exterminio de decenas de millones de personas en China, Camboya, Rusia, etc. ha sido descubierto y se ha demostrado que es una herramienta de llegar a la formación de oligarquías dominantes con la colaboración del pueblo. Eso sí que tiene "bemoles". No es sólo que Marx efectivamente haya sido desacreditado pues está, como bien sabrás, demostrado que mintió falseando los datos par que sus premisas cuadraran, sino que, además. la PRAXIS, sí amigo la PRAXIS, que yo tambíén me he leído y estudiado la teoría de Marx, ha demostrado con HECHOS que el sistema comunista no lleva a ningún paraíso sino a un empobrecimiento general y a un aniquilamiento de la persona y, por ende, de la Humanidad misma.

    Puedes seguir escribiendo lo que te parezca pero procura que tus argumentos sean discutibles y no, simplemente, rechazables. Escribe y aprende, querido, si te queda algo de dignidad para dejarle en herencia a tus hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Filomena Marturano4 de marzo de 2012, 12:20

      Estimado Anónimo Diezista,
      Es tal su sapiencia lingüística, que en virtud de ella, nos informa de que el señor Rivas es un cretino "en el sentido etimológico de la palabra y no en el de insultar" No puedo por más que admirarme ante ese despliegue de infinita sabiduría lexicógrafica, ese cabal conocimiento del lenguaje que usted nos muestra.
      Cretino señor mio es un insulto de origen franco-suizo y deriva de chrétien (cristiano).
      Gracias a usted ahora no se si el señor Rivas es tonto o si acude a misa los domingos. De lo que no me cabe duda es que usted es, dicho sea esto sin ánimo de insultar y a titulo descriptivo, un bobo solemne.

      Eliminar
    2. Estimada Filomena: Gracias por responder por responder a mi post que me da pié a preguntarle qué quiere decir eso de "diecista" ( cómo les gusta a ueted poner etiquetas y estigmatizar a los que no opinan como ustedes ) término del cual no encuentro su significado ni buscándolo en Internet de dónde, probablemente, usted haya extraído información acerca del término "cretino" repito que dicho con ánimo descriptivo y no como insulto personal. Yo también creo que conozco las fuentes de las que usted ha bebido y pudieran ser las que se encuentran aquí http://etimologias.dechile.net/?cretino . Sin embargo creo que no ha seguido leyendo los demás párrafos de esa publicación como es norma en la IZQUIERDA dogmática y trasnochada española: sólo se queda con lo que le interesa con el ánimo de ENGAÑAR. Sin embargo, Sra. Marturano, a lo que no me ha ido usted es al fondo de la cuestión y se ha quedado en la anécdota; otra característica de la IZQUIERDA LIGHT y PRAGMATICA, léase PSOE. Tenga usted por bien seguro que nada más me haría disfrutar en esta vida que ver que se cree o aparezca en España una IZQUIERDA MODERNA y no llena de dogmas, intereses creados (de los que dan de comer) y experto en la IGNOMINIA como por ejemplo el Sr. Rubalcaba y su escudera la Sra. Valenciano. Por ese camino se van a encontrar con el duro suelo y el abandono de los votantes, cosa que espero ocurra más pronto que tarde, aunque, conociéndoles, seguirán echándole la culpa a Franco, el capitalismo, la Iglesia y el "buggy". Ignoro si su horizonte inspiración es el Sr. Putin, Chávez o Castro, verdaderos adalides de la moderna entente antidemocrática. Sinceramente, me dan ustedes mucha pena.

      Eliminar
    3. Filomena Marturano4 de marzo de 2012, 15:50

      Estimado Anónimo desbarrante (espero que esto si lo encuentre en el diccionario o en la red). Me sorprende que me achaque, con esos atributos tan pintorescos que les atribuye, ser de izquierdas. No querido,no; no solo me parece que usted sea, aparte de un primario navegador de Google, un bobo solemne, también me corrobora mis sospechas de que no sabe razonar.
      ¿Dígame donde ve usted mi filiación política?. Porque mas bien parece que usted lo que está es intentando fabricarse un hombre de pajas con el que masturbarse y eyacular sus miserias y resentimientos.


      P.D. Tiene usted un nosequé que me recuerda a un felicisimo pregonero de la vida campesina que por las hispanias predica la buena vieja. ¡Pero esto ya es otra historia!.

      Eliminar
    4. Sra. Marturano:

      Nos seguimos apartando del fondo de la cuestión cuando insiste en basar su disertación en decir que soy un "bobo solemne" Quizás lo diga siguiendo aquellas consignas que escuchaba en las asambleas de la empresa cuando se acordaba decir que los que no secundaban un paro lo hacían no porque eran libres de no hacerlo sino porque eran "bobos que le hacían el juego al patrón"; patrón de una empresa que acabó cerrando, por cierto.

      Dejando aparte el inusitado viaje por Freud que protagoniza en su segundo párrafo gustoso estaría de que me explicara qué quiere decir en la Post Data porque no entiendo ni jota y luego, si quiere, nos metemos de lleno en la cuestión.

      Sinceramente.

      Eliminar
    5. Mein FREUDe täschen. insiste usted en los et tu quoques y en la falacia del hombre de paja,¡Que monomanía la suya!. ¡En fin!, ¿que le vamos a hacer...? Siga usted a lo suyo que yo seguiré, sin apartarme ni un ápice de mi argumentación a lo mío; afirmar su solemne boberia.

      lo de la posdata, mejor, olvídelo.

      Eliminar
  4. Xuan G.F. Kadarmico4 de marzo de 2012, 9:18

    Ahora que ETA tiene pensado dejar de matar, probablemente partidos tipo UPD dejen de tener sentido, ya que toda su politica está basada en la esixtencia de gente muy mala en el otro bando. Cualquier disertación de gente de este partido acaba en que los vascos son malos, los comunistas muy malos y los gallegos tontos.

    ResponderEliminar
  5. Qué buen artículo. Y qué metodología de análisis tan buena. Partiendo de que UPyD es un partido fascista se dejan de lado todos los indicios que no ayudan a la argumentación, se aprovechan los que sí, aunque haya que retorcerlos un poco (ejem), se desinforma un poco por aquí y otro poco por allá, y se llega a la conclusión ... de que UPyD es un partido fascista. Tomo nota. Me pongo como ejercicio demostrar que la Coral de Mi Pueblo es, en realidad, una organización fascista. No hay más que verlos, con esos uniformes, esos cánticos ... además, nunca les he oído cuestionar a la Monarquía ... sospechoso ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alexroa: Se puede decir más alto, o en el "Intermedio" pero no más claro. ¡Enhorabuena!

      Eliminar
  6. Filomena Marturano4 de marzo de 2012, 13:37

    No creo que UPyD sea, en strictu sensu, un partido fascista.
    Es un partido Friky, una mezcla de post progres,filósofos facundos; famosillos de la farandula con buenas intenciones, algún que otro liberal despistado y una buena cohorte de trepas; capitaneados por una señora de desmedido ego y apariencia freak. ¿¡hija quien te viste!?. UPyD es un partido espectacularista y espectacular, vive y se alimenta de los medios de comunicación y no hace proposiciones políticas concretas, más allá de ese españalismo de postal, que no hagan ya otros partidos. Su estrategia se basa en rascar votos, por aquí y por allá, para luego sentarse a negociar lo que se tercie y lo que se pille. Podría haber sido un experimento político muy interesante, un partido liberal-garantista de los derechos civiles,un partido a lo Radicale italiano o lo Liberal (Whig), pero claro ni el señor Pombo es Pannella ni la señora Diez es Emma Bonnino ni el señor Savater es, por mucho que presuma de que le gusta el el Derby de Epson, Nick Clegg.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo Sra. Marturano: UPyD esta formado y apoyado por gente normal, gente con estudios académicos, gente trabajadora y gente CRÍTICA y AUTOCRÍTICA que rechazan que la IZQUIERDA españolas se haya convertido, simplemente, en una "Agencia de colocación". ¿Lo entiende ahora? Espero que sí.

      Eliminar
    2. Filomena Marturano4 de marzo de 2012, 16:38

      Hombre digo yo que esas buenas personas, que usted menciona, estén ahí por motivos mas nobles y generosos que la simple critica y rechazo a que la IZQUIERDA(sic) se haya convertido en una "Agencia de colocación". Personalmente conozco a votantes e incluso a miembros y dirigentes de UPyD con propósitos e ideales mas altos y no tan simples y refractarios. Creo que en general, pero más en política, se ha actuar de manera positiva, trabajando por aquello que se desea y no motivados por el rechazo o el resentimiento. Esto último es el caldo del fascismo.

      Reciba un fraternal saludo.·.

      Eliminar
    3. Claro , claro es que están ahí porque se han ido de dónde no se les permitía discrepar o denunciar en el caso de algunos y otros, que nunca habían participado activamente en política como militantes se han visto empujados a ello para que la ideología social-demócrata que no se deja adulterar por veleidades nacionalistas ( puramente conservadoras ) perdure y sobreviva ya que, en otros sitios ya se ve que no "es güay" o "chachi". ¿Estamos?

      Eliminar
    4. Filomena Marturano7 de marzo de 2012, 15:00

      No deja de tener su gracia la afirmación que hace, querido anónimo, acerca de los socialdemocratas y UPyD. ¡Hombre llamar socialdemócrata a tal partido!, es cuando menos un disparate casi, casi, mas grande que denominarlo liberal.¡Esto no se lo cree nadie!, o para ser mas realista casi nadie. UPyD ni es un partido que tenga sus avales en la tradición liberal española, mucho menos en la asturiana; ni es un partido socialdemócrata, esto ya no lo es ni siquiera el conglomerado IU-PCE.
      Para desgracia de los auténticos socialdemócratas, lo mismo nos pasa a las liberales*, No hay un partido en todo el Reino de España que los/nos represente.

      Un saludin.

      *Nosotras encima tenemos que soportar toda la tontuna de toda esa panda de ex falangistas ¿reciclados?, de los Gustavobuenianos; de los friki-seguidores de Jiménez Losantos flipados con la Escuela Austriaca y sus derivados escolásticos.
      Y para colofón: ¡la reina del disparate!, Dña Esperanza Aguirre (la cólera de Dios) Gil de Biedma , Marquesa consorte de Murillo, "lideresa" de toda esas troupes liberal-sedicentes.

      Eliminar
  7. Humm si , es neofacista y populista . No hay mas que ver donde se situan sus propuestas en varios temas- terrorismo,sanidad , bodas gay ... a la derecha del PP y con que argumentos y populismo los defienden ¿ Ilegalizar Bildu ? ¿ derogar los fueros vascos y navarros ? . ¿ Como , nos lo pueden explicar ?

    Inestrillas pide el voto para ellos . No se porque tanta vuelta al asunto , es bastante comico ver como los seguidores del partido de Rosa intentan darle vueltas a esa realidad . No van a poder escapar de ella si Rosa sigue intentando pillar en el caladero de votos del PP por la derecha . Pero vamos, basicamente es populista y demagoga , yo no descarto que si por la derecha del PP no le sale bien la jugada , vuelva a intentarlo a la izquierda del PSOE .

    Y cuando hablo de Rosa es por que es la cara mas conocida del partido y de la que echan pestes muchos de los militantes fundadores del partido que se marcharon desencantados por su personalismo .

    Rosa Diez es una politica muy conocida en el Pais Vasco . No de hoy o de ayer, sino de hace 35 años . La gente no la conoce en España , a lo mas , recuerdan algo de cuando fue consejera del Gobierno Vasco . Hay gente con buena voluntad que la vota, pero creo sinceramente que no tienen en general ni idea de su trayectoria politica , que es completamente contradictoria con sus posiciones actuales y solo denotan ganas de estar viviendo del cuento de la politica .

    Esta señora que hoy en dia quiere derogar el concierto , paso en los años 70 de ser una administrativa en la diputacion franquista a ser diputada foral a cargo precisamente del famoso concierto . Es mas, llego a ser vicepresidenta de las Juntas Generales de Vizcaya . Y despues diputada vasca y consejera del Gobierno Vasco . El Gobierno Vasco se mantiene en un 95 % de los impuestos que se recaudan por las diputaciones en base al concierto. 20 años de carrera politica viviendo como una reina y apoyando desde su partido y incluso gobernando dando soporte con un pacto de gobierno al nacionalismo vasco y al manido concierto . ¿ Alguno recuerda el minimo comentario de Rosa en esos 20 años ? Todo esto es anterior a la epoca de "Rosa campeona contra el terrorismo" que es lo unico que recuerda la gente fuera del Pais Vasco

    Es mas, en el Gobierno Vasco llego a sentarse en un pacto de gobierno como consejera con consejeros compañeros de partido del Rafa Larreina de EA , al que ve todos los dias en el Congreso y forma parte del mismo partido Amaiur que hoy Rosa quiere ilegalizar ....

    ResponderEliminar
  8. La mejor prevención contra el fascismo: Menos prejuicios y mas leer compañeru. Salud activa

    http://www.upyd.es/contenidos/noticias/118/76664-Programa_Electoral_Asturias_25M

    ResponderEliminar
  9. Mire, el problema es que usted tiene una gran empanada mental. No crea que se lo digo para molestarle. Sin embargo, mentiría si no reconociese que tengo una comezón por saber una cosa, ¿qué edad tiene usted? Doce, trece años. Mire, hágame caso, lo más importante de todo es que se calme, y hable con otras personas de fuera de su círculo y lea mucho. Deje pasar, al menos, un par de años. Vuela a escribir sobre fascismo. De momento, haga redacciones sobre temás más sencillos. La llegada de la primavera y de la floración se presta mucho a ello.

    Un saludo,

    Jorge Martín

    ResponderEliminar
  10. Fráncamente cada día estoy más convencido que no hay más fascismo en este país que el del PSOE e IU. Al que discrepe, le llamamos facha, franquista, trepa, católico, casposo o similares.
    Que yo sepa, UPD no ha ido a boicotear charlas y mítines de nadie, y a Rosa Díez también.
    Hay que reconocer un par de cosas a los partidos mayoritarios de "izquierdas". En primer lugar, conocen al dedillo a sus votantes (claro que a muchos los crearon con la LOGSE, como para no conocerlos). En segundo lugar y como consecuencia del conocimiento de sus votantes, saben perfectamente que solamente se tienen que limitar a acusar a sus rivales políticos de lo que ellos mismos hacen. El resto, con el caca, culo, pedo, pis habitual, lo tienen hecho.
    Ah, y que no lean, sobre todo que no lean y si leen, LOGSE mediante, que no lo entiendan.
    Me parece que todavía tendrán que gobernar otra vez, volver a hundir la nave y aún así habrá gente que seguirá sin enterarse. Siempre habrá empresarios, bancos e iglesias para quemar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno hombre, también hay otros partidos que discrepan del PSOE-IU como el PCPE, SaIn, Bloque-UNA, PDyC, IDEAS, Equo, PACMA, URAS...... y nadie los llama trepas ni fachas.
      Las propias declaraciones y formas de miembros de UPyD tipo Toni Cantó, Pombo, Díez, un militar de mi barrio con carné del partido o un estudiante universitario que va conmigo a clase, son los que hacen que mucha gente piense que en UPyD "el españolismo franquista, aunque no está, se siente como un miembro fantasma". Y ya que hablamos de leer, te recomiendo el libro 'Venezuela a contracorriente', escrito por varios catedráticos y doctores de especialidades universitarias españolas.

      PD. Curiosamente, en mi ciudad, nunca he visto a un militante de UPyD en ningún tipo de manifestación ni acto público de protesta contra algo. Y aquí, si algo hemos aprendido de los mineros, es que sin salir a la calle no se cambia nada: ¡quema guaje quema, qu'hai qu'armala más gorda!

      B.G.Cantora
      (un guaje)

      Eliminar
  11. Antonio Alcantara7 de marzo de 2012, 0:41

    Hola David.
    ¡En que jardines te metes! Mira que llamar fascistas a la Diez y al señor Pombo. ¿Como se te ocurre? Pobrecitos ellos... ¡tan sufridos y tan mártires! Consecuencia, ya tienes a su troupe mediatico-bloguera dándote caña: que si cretino, que si bobo; que si aprende a escribir, que si rojos; que si coloraos. Cuanto menos resulta curiosa la obsesión, de algunos, de largar a la primera de cambio esos topicazos, modelo Intereconomia, sobre la izquierda y el nacionalismo. ¿¡ Será por su libegalismo !?

    ResponderEliminar
  12. Facía tiempu que nun escribía equí, pero viendo como xurden de los pozos de miseria moral y resentimientu en que vive la troupe de la administrativa de Sodupe, Bizkaia, más conocída como Rosa Díez... nun puedo aguantáme...

    Efeutivamente, un partíu inquietante de claros tintes neofacistes, como bien expliques y demuestres.

    Pero lo peor ye la lideresa que tienen, una auténtica trepa, campeona de la demagoxia y la hipocresía nel peor conceptu, y cuya única aportación a la hestoria de la humanidá son los sos diferentes cambeos de peináu y color de pelu.

    ResponderEliminar
  13. Caltengo bona relación con un afiliáu d'esi partíu, y los alderiques salvámoslos pol apreciu que nos tenemos, con cualesquier otru andaríemos afostiaos.

    Ye un partíu basáu na unidá d'España y na defensa del castellán. Ehí nun teo nengún problema, ye la so opción, como tolos que votaron al PP y agora lloren pola aprobación de la Reforma Llaboral, ¿qué esperaben? ¿xubida de 90 díes por mes trabayau na carta'l despíu? El problema con UPyD vien qu'el fondu que güeyamos vien acompangáu de les formes ya un victimismu talu que nun tien rival posible.

    Y eso, dempués d'años de represión, d'aguantar tanto, fode. Que la salvación del Reinu d'España seya la devolución de competencies, la disolución de les comunidaes autónomes; que la crisis d'España seya por mor de los separatistes dempués d'usalos la so cabezalera pa medrar na política, fiede. Muncho.

    El problema ye que van ganando, y nós perdiendo. Tan vendiendose como "l'alternativa", coquetiando col 15-M cola boca pequeña. La xente ta quemada col PPSOE, con IU que nun son más qu'unos falderos y ... non, pera, que nun hai nengún más qu'UPyD. ¿Por qué? Porque l'asturianismu anda como siempres naguando pola poltrona qu'enxamás va algamar. Quiciabes qu'UpyD saque un escañu n'Asturies, pamique de xuru que sí, pero ye por culpa nuesa. ¿Onde tuvo l'asturianismu nel 15-M? ¿Onde asoleyamos una alternativa a PPSOE-IU? Ya sé que nun tenemos la propaganda que tien Rosa Díez, pero nin siquiera nos dexamos ver.

    ResponderEliminar
  14. http://lamazanamecanica.blogspot.com/2012/03/especial-elecciones-nacionales-25m.html

    Un saludu

    ResponderEliminar
  15. Que razón tienes David, nun hai más que ver l'orixe del votu d'UPD pa decatase que'l so electorau ta lloñe de ser "centrista", n'Uviéu UPD algama'l porcentaxe mas alto de votos de toa Asturies, un votu concentrau nel centru y barrios acomodaos de la ciudá, ye'l votu que votó non nel referendum de la constitución europea, seguidores de Gustavo Bueno, que llee Libertad Digital y que sigui a Losantos pola radio, que cuelga banderes roxigualdes de les ventanes, el votu más extremista del PP que nun ta conforme cola, según ellos, moderación d'esi partíu, la mesma estructura social que dio orixe al falanxismu y al fascismu, que fala "d'igualdá" cuando quier decir imposición, l'apartheid pa quien nun piense como ellos o nun fale la so llingua imperial, aparte de la estupidez tan grande que ye'l pensar que van gobernanos meyor a 400 km de distancia, Asturies ye periferia pero esa xente vive fuera de la realidá, quizá nos sirva pa espabilar.

    ResponderEliminar
  16. Lo siento pero UPD no es un partido fascista, lease los estatutos y nuestros principios que son públicos. Puede gustarle mas o menos, puedes estar en mayor o menor acuerdo con la recentralización de algunas competencias (justicia, sanidad y educación) para asegurar la igualdad de todos los españoles, puede estar mas o menos de acuerdo en que las lenguas cooficiales no tengan mas peso que la lengua oficial del estado allí donde las haya, puede estar o no de acuerdo en nuestra idea del estado federalista... pero de ahí a llamar a UPD fascistas, es de no tener mucha idea de lo que es el fascismo, y solo saber que es UPD de oidas.

    Soy militante de esta formación.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.