2.2.12

“Los gobiernos han venido favoreciendo prácticas que atentan contra el propio estado”. “En Asturias existe un pacto entre PSOE y PP”

Pedro Callejón: Seguimos con las entrevistas a nuestros profesores sobre la crisis y hoy hablamos con David M. Rivas, titular de estructura económica y uno de los referentes de las posiciones radicales de esta universidad.  La charla la hemos realizado en dos veces, la primera en su despacho de la facultad y la segunda través de internet porque él ya había regresado a su casa, en una pequeña aldea de Asturias. Lo hicimos así porque cuando estaba a punto de salir la primera versión se convocaron elecciones anticipadas en Asturias y nos interesaba su opinión. Y es que en el radicalismo de Rivas es dificil saber donde encontrar al liberal, al socialista o al anarquista, pero también ha sido uno de los principales dirigentes del nacionalismo asturiano, aunque ahora esté un tanto al margen de las cosas. Hablamos de un país, Asturias (o Asturies), que es injustamente olvidado y que tan importante fue para la izquierda hasta los años setenta del siglo XX. Hoy es mucho menos importante, ¿verdad?.

David M. Rivas: Sí, es verdad. Asturias es hoy una comunidad marginal. Y lo preocupante no es que sea marginal en el conjunto del reino sino que los asturianos se sienten marginales y, además, lo aceptan como algo natural. Creen que son unos inmerecidos subsidiados porque eso les hizo creer el PSOE durante su largo tiempo de gobierno, con la connivencia del PCE primero y de Izquierda Unida después, unos subordinados que daban en ocasiones en bufones. Y, por puntualizar, no estoy al margen de nada. Sigo trabajando, escribiendo y participando en las mismas cosas que antes. Es más, creo que cada día tengo las cosas más claras acerca de la callada opresión que, como país, sufre Asturias. Otra cosa distinta es que no practico política partidista, aunque echo una mano siempre que los más cercanos me lo piden. Por lo que respecta a lo ideológico acabo siendo una mezcla de todo, pero me siento más cómodo en el liberalismo clásico y en el anarquismo. La dialéctica materialista es una mala lectura de la modernidad y una defensa de la brutalidad totalitaria. Hegel y su “racionalidad”, su “estado absoluto”, es una herencia envenenada. Me parece una metafisica de alta costura. Es la escolástica vestida por Dior.


P.C.: En eso se parece usted a su maestro Sampedro, que cada día es más crítico con el sistema y muy crítico con, valga la redundancia, el pensamiento crítico. Sobre el marxismo decía algo parecido en una entrevista de hace un  par de semanas. Pero vamos a dejar este asunto, aunque a usted le gusta mucho, con razón, evidentemente. ¿Es posible ajustar la economía española sin destrozar el estado de bienestar?.

D.M.R.: Lo primero que hay que decir es que en España no hay, estrictamente hablando, un estado del bienestar. No es cierto eso de que viviéramos por encima de nuestras posibilidades, como dice el PP. La relación entre impuestos y servicios es de las más dispares de Europa. Desde los años setenta pagamos mucho más de lo que recibimos. Quien vivió por encima de sus posibilidades es esa gente que se enriqueció o permitió enriquecimientos obscenos bajo el paraguas del PP en Valencia y Baleares o del PSOE en Asturias y Andalucía. Camps, Matas, Riopedre, Chaves…, esos son los que deberían responder, pero no lo harán. Estarán bien resguardados, lo mismo por el partido de cada uno que por el del otro. Esto es un régimen.

P.C.: Le preguntaba otra cosa.

D.M.R.: Es verdad, discúlpeme. Yo creo que lo más importante en este ajuste es la discriminación a favor de las rentas del capital y en contra de las del trabajo. Ya lo hizo el PSOE. El PP no hace nada nuevo. En política fiscal Rajoy sigue las directrices de Rodríguez Zapatero. La cruda realidad es que vemos cómo las rentas del trabajo llegan a gravarse por encima del cincuenta por ciento mientras que los depósitos en un banco andan por debajo del treinta. El reino cobra más al que produce que al que acumula. Es verdad que España siempre fue así, desde que Castilla se impuso al resto de las naciones, con su catolicismo y su odio al trabajo y, sobre todo, a la investigación y a la ciencia. Es el paradigma de la picaresca, la corrupción y la hipocresía. Es una sociedad enferma desde los orígenes y yo creo que no tiene solución, salvo una implosión que la aniquile.

P.C.: Le sale a usted la vena.

D.M.R.: Tal vez, pero no creo que sea una descripción errónea.

P.C.: ¿Podría ser la “tasa Tobin” una solución?.

D.M.R.: Es una parte de la solución. Dicen algunos expertos que eso supondría cuatro mil millones de euros para las arcas públicas. Puede ser. Pero podría tener una muy superior capacidad recaudatoria, incluso con un tipo inferior. De hecho, con una simple tasa del 0,05 por ciento la Unión Europea recaudaría 200.000 millones de euros, que es una barbaridad. Y lo más sorprendente es que, después de que los gobiernos del PSOE siempre se negaron incluso a discutir la aplicación de esta tasa, como le exigían sus aliados de IU, ERC y BNG, ahora resulta que el gobierno de Rajoy está dispuesto a abrir el debate y, además, pretende hacerlo pronto. Por lo menos, eso es lo que los portavoces del PP han dicho hace una semana.

P.C.: Usted siempre criticó el impuesto de sociedades.

D.M.R.: Pues si usted leyó mis críticas es que lo mira todo, porque poco escribo sobre estas cuestiones. Me halaga. Yo no soy experto en política fiscal. Soy muy prudente y no me gusta hablar de aquello de lo que sé poco. Pero sí critico la baja fiscalidad. Cuando el tipo nominal de este impuesto se pusiera en un 34 por ciento (que sería de los más bajos en el contexto de los países desarrollados) nos llevaría a obtener algo más de 10.000 millones de euros, lejos de lo que actualmente se recauda.

P.C.: Pero el impuesto de sociedades es bastante más alto que la media europea.

D.M.R.: Es cierto y no olvido que, por ejemplo, el impuesto español es más del doble que el irlandés. Por cierto, mire usted cómo anda Irlanda. Pero la realidad es que, entre exenciones y deducciones, no está por encima de un diez por ciento de la media europea. Y a eso hay que añadir las subvenciones. Además hacer comparaciones con la media europea, tras la última ampliación, no tiene sentido. La comparación debe hacerse con los países más avanzados y con un estado del bienestar más potente. Lo que se debería hacer es incrementar este impuesto a las grandes empresas con beneficios astronómicos, que actualmente pagan menos que las pequeñas empresas. Con sólo elevar el tipo del 30 al 34 por ciento, el erario se llevaría casi 12.000 millones de euros.

P.C.: Nos queda hablar del impuesto de sucesiones.

D.M.R.: El debate sobre este impuesto me parece una estupìdez. Es una pura demagogia con la que se ponen estupendos algunos políticos de la izquierda y algunos populistas. Los ricos, los que son ricos de verdad, no dejan nada en herencia a sus hijos. Lo que hacen es constituir sociedades mercantiles, fondos de inversión y cosas similares. Los ricos no tienen herencia. Sin embargo, la clase media sí deja a los hijos su piso o su explotación agrícola. Hay personas que tributan varios miles de euros por una herencia que vale muy poco. Pienso, por ejemplo, en propiedades rurales con escasísimo valor de mercado. Hace un par de años un amigo mío tuvo que pagar 6.000 euros por un par de “brañes” que sólo tendrían algún valor monetario si fueran incluídas en un parque nacional.

P.C.: ¿Qué es “brañes”?.

D.M.R.: La palabra “braña” tiene varias acepciones pero me refiero a pastos de altura, principalmente situados en la Asturias occidental. Es curioso que una persona culta como usted no sepa lo que es una “braña” y, en cambio, seguro que sabe qué es una “highland”. Pues se parecen mucho. De hecho, en alguna ocasión, recurrí a esa traducción, aunque sé que no es exacta.

P.C.: En algunos sectores de la derecha ha habido muchas críticas al incremento del tipo del IRPF.

D.M.R.: Me parece normal que eso lo planteen determinados sectores. Pero se olvida que durante la anterior gran crisis, la de los setenta, la UCD de Adolfo Suárez y Enrique Fuentes Quintana colocó el tipo máximo en el 66 por ciento, y hoy será del 56 en las autonomías más recaudadoras. Esta reforma es menos progresiva que la de entonces. Pero el problema real es que el IRPF grava sólamente los salarios. Todo el coste de esta crisis está recayendo sobre los asalariados, es decir, sobre los trabajadores por cuenta ajena y sobre los funcionarios. Muchos empresarios pagan menos por IRPF que sus trabajadores.

P.C.: Si vamos sumando aún estamos lejos de los 40.000 millones que el gobierno considera como el mínimo para encauzar las cosas.

D.M.R.: Primero hablaron de 12.000 y algunos dijimos que era un truco electoral y que el ajuste sería tres veces superior, pero nadie dio una cifra concreta porque la Unión Europea no tiene ninguna metodología de cálculo, es decir, que nadie sabe cómo el gobierno hizo esos números. 40.000, ¿y por qué no 35.000 o 50.000?. ¿Dónde están la metodología y el sistema de cálculo?. Yo creo que eso se le ocurrió a la canciller Merkel y a su ministro de economía después de una Oktoberfest en Munich y llamaron a Rajoy y éste hizo lo que siempre hacen los gobernantes españoles, cuadrarse. Pero, dando por bueno lo del cuarenta, que parece el número mágico de España, aún hay otras partidas del presupuesto que se podrían recortar: casa real, iglesia católica, ejército, organizaciones progres y organizaciones fachas, etcétera, por no hablar de los sindicatos, los partidos y las patronales. Por ejemplo, el gasto promocional de Madrid para volver a intentar ser sede olímpica equivale al recorte en educación que acometió el gobierno de Esperanza Aguirre.

P.C.: ¿Tanto aprietan los mercados?.

D.M.R.: Eso de “los mercados” es una jerga economicista para confundir a los ciudadanos. Usan el término “mercado” para explicar cualquier problema social. Una vez que todo es “mercado”, el siguiente paso es “racionalizar”, “flexibilizar”, “ajustar” y todos esos verbos tramposos. Eso es lo que están haciendo con los servicios públicos como la sanidad o la educación. Primero los reducen a “mercados” y luego les aplican la lógica mercantil. Pero, no se engañe, la economía no es una ciencia. La economía es un conjunto de instrumentos de cierta sofisticación para la lucha ideológica por el poder. Y esto nos lleva a algo que seguramente quedó sin relevancia en una de las primeras cuestiones que abordamos. Los anarquistas en esto estuvieron mucho más finos que los marxistas. Bakunin o Kropotkin no cayeron en la dependencia de Smith y de Ricardo, situación en la que sí se vieron Marx y Engels, dejando a sus fieles la herencia del pensamiento clásico, ese al que llaman “liberal” y al que tanta tirria le profesan. Contradicciones en la base ideológica, como ve cualquier estudioso sin anteojeras.

P.C.: ¿Hay alguna cuestión más que añadir o que a mí, que soy un tanto profano, se me escapa?.

D.M.R.: Sí. Hay una cosa en la que raramente se repara. Desde mediados de los noventa el erario dejó de recaudar más de 20.000 millones de euros como consecuencia de los incentivos fiscales que tienen los planes privados de pensiones. La rentabilidad de estos planes es nula, a veces negativa, pero nunca se han tocado por parte del gobierno. Y estamos hablando de gobiernos socialdemócratas y de gobiernos conservadores, porque tanto da. El negocio es el de los bancos y a la oligarquía le da igual qué hermano gobierne de esa familia PPSOE. De hecho, casi ninguno de esos fondos de pensión tienen una rentabilidad superior a la de la deuda pública, con lo que los gobiernos han venido favoreciendo prácticas que atentan contra el propio estado y hasta contra la cacareada “racionalidad” del mercado. Daño al estado y daño a los principios liberales, fíjese bien, todo en uno. Además, esas desgravaciones son terriblemente regresivas porque benefician a la gente de rentas altas y se convierten en una transferencia de renta desde el sector público a las empresas gestoras de los fondos.

P.C.: Frente a todo esto no hay resistencia ni movilización.

D.M.R.: Parece que muy poca. En eso todos tenemos una parte de responsabilidad pero los mayores responsables son los partidos de la izquierda y los sindicatos. El PSOE, Izquierda Unida (PCE antes), CCOO y UGT jugaron a administrar el asunto. Además, por cierto, lo hicieron muy mal. Para llevar la gerencia de este negociado es mejor dejar hacer a los dueños, que llevan siglos haciéndolo, y no ejercer de mayordomos. La izquierda española, en su línea tradicional desde la santa transición, desmovilizó todo lo desmovilizable y adoró al becerro de oro de una forma innoble. Todavía recuerdo al ministro Solchaga, hipotéticamente un socialista, enorgullecerse de que en España era posible enriquecerse rápidamente con mayor facilidad que en ningún otro país de Europa. Todo está institucionalizado, no hay hueco a la libre iniciativa. Hasta las movilizaciones más espontáneas acaban sumidas en los programas electorales de esta izquierda atrabiliaria e iletrada, o eso es lo que se pretende.

P.C.: ¿No ve solución?.

D.M.R.: Soy muy pesimista. Sólo tengo, como le decía antes, una cierta esperanza en la implosión: que caiga la monarquía, que Cataluña se separe, que Marinaleda se declare soberana, que se reinstaure la inquisición, que los musulmanes reivindiquen desde Gibraltar al Esla, que los asturianos pidan ser protectorado británico, que Canarias se integre en Venezuela, que el Real Madrid baje a Segunda B. Es que aquí es mentira hasta la liga de fútbol, una liga financieramente trucada en la que sólo juegan dos equipos por el título. Pero luego andan con la engañifa de que es la mejor del mundo. En fin, que se acabe este cuento que inventó un matrimonio en el siglo XV, ordenaron los afrancesados del XVIII y racionalizaron los pedantes y tristes pseudofilósofos del 98.

P.C.: Es usted un profesor muy racionalista y ahora lo noto como una persona cabreada. ¿De verdad piensa eso?.

D.M.R.: Sería discutible eso del “racionalismo” pero vamos a darlo por bueno. Y por supuesto que estoy cabreado, o indignado, para estar al día. Y pienso eso, claro que lo pienso. La cátedra o el conocimiento científico no debe impedir la afloración de las ideas más sencillas, aunque algunos las puedan tildar de “primitivas” o “viscerales”. Puede que haya en esto algo pasional, pero le aseguro que lo tengo muy meditado. España es lo que es y tiene poca solución. Repase su historia y luego, sinceramente, dígame lo que ve. Es un fraude histórico desde el inicio, una farsa urdida por cuatro familias y la iglesia. Una de las pocas reflexiones inteligentes que conozco de la derecha española es una de Cánovas. Se discutía la constitución y había un problema, el de decidir quién era “español”. Habían perdido las últimas colonias y, claro, había “españoles” que ahora eran “filipinos”, “cubanos”, “argentinos” y de muchas otras condiciones. El debate fue obtuso hasta lo indecible. Y Cánovas, en un gesto digno y humorístico dijo: pongamos que “español” es aquel que no puede ser otra cosa. Y ahí se sigue.

P.C.: Voy a cambiar de tema y volver a hablar de Asturias, reconociendo que le pregunto a ciegas porque no tengo ni idea del asunto. El gobierno asturiano acaba de disolver el parlamento y convocar elecciones para marzo, después de poco más de medio año de gestión. Quisiera saber su opinión.

D.M.R.: La convocatoria de elecciones era una salida muy probable aunque, la verdad, yo no la esperaba tan pronto. Pero siempre sospeché que el gobierno tuvo como horizonte esta anticipación desde el principio. Ahora me doy cuenta de que convocar para el 25 de marzo era un buen as en la manga. El presidente Álvarez-Cascos, al que acusaban de inacción y de autismo, ha demostrado unos excelentes reflejos, en consonancia con su carácter de perro viejo, tal vez aquel famoso dóberman, de la política. El PSOE tiene pendiente en Asturias su congreso para el mes de marzo y el PP parece que pretendía celebrar el suyo en abril o mayo. El gobierno cogió a los dos con el pie cambiado, con luchas intestinas y con líderes más que discutidos. Especialmente difícil tiene la papeleta el PSOE, con su batalla interna en todo el reino por la secretaría general, que no creo que la resuelva sin heridas sangrantes. Además, al coincidir nuestras elecciones con las andaluzas, Álvarez-Cascos obstaculiza el pacto no escrito entre el PP y el PSOE en Asturias para repartirse el poder, porque la guerra en Andalucía, celebrada al mismo tiempo, va a ser terrible. La estrategia de los dos partidos era la de ir a Andalucía a cerrar filas. ¿Van a salir ahora en los telediarios dándose besos en Asturias y navajazos en Andalucía?.  Por otra parte, son las primeras elecciones asturianas que no coinciden con todas las “regiones de segunda clase” ni con las municipales. Eso puede parecer anecdótico pero no lo es. Es la primera vez que la palabra “autonomía” posee algún contenido.

P.C.: Coincide entonces con el diagnóstico de Cascos sobre el complot entre el PSOE y el PP de Asturias.

D.M.R.: Es que es evidente. En Asturias es conocido como el “pautu’l duernu”. La palabra “duernu” tiene en asturiano varias acepciones pero aquí se toma la que nos remite al recipiente donde comen los cerdos. Ahora bien, como aviso a los intelectualmente perezosos, coincidir en el diagnóstico no significa necesariamente coincidir en el tratamiento. El caso es que desde el principio, desde mayo, el pacto se puso en marcha. Funcionó muy bien en el parlamento y en el ayuntamiento de Oviedo, pero les falló en Gijón, donde el PP no se prestó, al menos completamente, a la estrategia. Eso desequilibró el pacto nacido en la época de la transición y obligó a los dirigentes de los dos partidos a cambiar su táctica.

P.C.: No aprobar el presupuesto.

D.M.R.: Así fue. Y que conste que prorrogar un presupuesto no representa un drama necesariamente. Se puede gobernar apoyándose en créditos extraordinarios, cosa que hizo el propio Álvarez Areces, presidente asturiano de un gobierno del PSOE. Todo depende. Hay decenas de países en el mundo desarrollado y democrático que se encuentran en esa situación. Pero cuando el PP, el aliado natural de FAC, el partido de Álvarez-Cascos, prefiere prorrogar un presupuesto aprobado por la coalición PSOE-IU contra el que votó un año atrás, el gobierno vio disipadas las pocas dudas que le podían quedar. Además, el presupuesto del 2011 aún era relativamente expansivo, mientras que ahora el gobierno español y el europeo, especialmente tras la reforma de la constitución que Rodríguez Zapatero impulsó, obligan a unos ajustes que Asturias no podría cumplir.

P.C.: Pero usted decía estar en contra de esa política de ajustes.

D.M.R.: Y lo estoy. Pero aquí no discutimos de la política económica a seguir, sino de las razones que llevaron al gobierno de Álvarez-Cascos a convocar elecciones. Describir una realidad y coincidir en esa descripción con determinado grupo político no significa necesariamente aceptar sus políticas concretas. Estamos en lo mismo que cuando hablábamos del diagnóstico y del tratamiento.

P.C.: ¿Se atreve a aventurar un resultado?.

D.M.R.: Creo que la suma de FAC y PP volverá a tener mayoría, pero tal vez se inviertan las proporciones. El PSOE seguirá su inevitable y merecido hundimiento e Izquierda Unida recuperará posiciones. Pero lo que sí creo es que el terremoto que FAC provocó el año pasado no es una mera anécdota, como pretenden contarnos los que siempre se creyeron dueños de la huerta, aunque el propio partido de Cascos se hundiera. Ahora que tan de moda está esa estupidez de que “tal cosa ha puesto a tal país en el mapa”, como si los pueblos necesitaran representaciones externas para existir, ¿qué podemos decir cuando Asturias abre por vez primera en la historia todos los telediarios y ocupa las primeras páginas de todos los periódicos?.

P.C.: ¿Qué hará el nacionalismo asturiano?.

D.M.R.: Aunque no me lo va a creer, eso sí que no lo sé. El nacionalismo de izquierda, que es una denominación innecesaria porque nunca ha existido un nacionalismo de derecha aunque sí un “asturianismo” tradicionalista más o menos identitario de raiz foralista y carlista, quedó por debajo de cero en las elecciones del pasado mayo. Nunca había sido demasiado fuerte electoralmente aunque muy visible socialmente, pero el torbellino de Álvarez-Cascos y su grupo también le afectó seriamente. Muchos viejos compañeros míos no piensan lo mismo pero yo sigo creyendo que los nacionalistas que votaron lo hicieron por FAC en su mayoría y unos cuantos por IU. De todos modos, haciendo de la necesidad virtud, también es cierto que Cascos puso la identidad asturiana en el centro del debate, cosa que aterra al PSOE, al PP y al sector más jacobino de IU, que en Asturias es muy importante. Me parece que es un buen momento para mover las fichas con valentía y decisión. La unidad, por la que tanto luchamos algunos con tan poco éxito, podría acelerarse. Esa sería la solución o, al menos, el inicio de un nuevo camino esperanzador. Si eso no sucede, pasará lo mismo que el año pasado: un grupo de resistentes alcanzará la mínima de su horquilla tradicional. El resto se quedará en casa o votará mayoritariamente a FAC y algunos a IU.

P.C.: Muchas gracias, profesor. ¿Cómo está el tiempo en Asturias?.

D.M.R.: Este país es muy diverso. En tan sólo diez millas te encuentras con situaciones completamente distintas. Pero en casa se nota ya un frío muy superior al de días atrás. Estamos a unos 450 metros de altura, aunque en la vertiente que cae hacia la costa, donde la mar dulcifica bastante. Hay indicadores indirectos muy interesantes, como el de las toneladas de leña que quemas en las chimeneas. El invierno anterior usamos en casa algo más de una tonelada, mientras que en el de hace dos años casi llegamos a las tres. Esta temporada, desde noviembre, no consumimos ni dos tercios de tonelada pero estos tres últimos días han hecho variar mucho la tendencia. No tardaremos mucho en vernos rodeados por la nieve.Imprimir

25 comentarios:

  1. "David en estado puro". Me gustan estos cabreos, pero no leo nada similar en la prensa asturiana.
    La única cosa que no estoy del todo de acuerdo es la de la implosión como motor de cambio. Sinceramente creo que todos los cambios teóricamente traumáticos son provocados por grupos de poder que ya tienen calculados sus resultados y en qué posición dominante quedan dichos grupos en la nueva era.

    ResponderEliminar
  2. Taba esperando pola rempuesta al adelantu les eleiciones n'Asturies y nun defrauda.

    Dempués d'estos 6 meses de gobiernu de Cascos, ún piensa que mui mal tuvo que facelo la "izquieda" pa que quede un bon tastu d'esti Cascos "de nueva xeneración". El cabezaleru de la drecha rancia española presentando un presupuestu onde ganaben les partíes d'Educación ya Sanidá refugáu pola supuesta "izquierda socialista asturiana" va quedar na hestoria d'Asturies.

    Lo preocupante de la to entrevista, y la d'esta selmana qu'emitieron de SamPedro, ye'l vuesu pesimismu al cambiu de les coses. Si puedo facer un poco de "crítica", precísamente ye ésta. Nós buscamos nes mentes qu'almiramos una xera a siguir p'atopar la salía a esta situación, si esa xente que sigues diz que nun la hai ye que daveres la cosa ta fodía enforma. Y nun sé si ye por porgüeyu la vuesa vieyera (hehe) pero resístome a pensar que la mio xeneración ta perdía.

    Quiciabes seya pidir muncho, pero si dexáis d'allumar, d'asoleyar la crítica ensin deprendenos el camín, entós l'únicu camín va ser entamar a cortar cabeces ...

    ResponderEliminar
  3. 1ª parte:
    Acabo d´enterame del manifiestu qu´entamasti. Atropar les dolce firmes de dolce amigos nun ye difícil, pero bono, ye una iniciativa tuya a la que ties derechu, y de xuru que ta fecha con bona intención. Lo que me llama l´atención ye que nes pasaes intentones, David, nun quixeras sofitanos a los pocos qu´emburriáramos pola Xuntanza, en plena travesía pel ermu, metanes los ciberataques y engochamientos que Ricardo y yo cadeciéramos na web, va unos meses. Yo convidete a formar parte del tingláu, pero nada, chico, nun hubo manera. Agora veo que tabes asperando la to propia iniciativa. ¿Que la de mio y la de Ricardo nun valía?. Ye llexítimo, por supuestu. Y deseo de tou corazón que la de to espoxigue. Yo sigo queriendo xuntanza, masque soi mui escépticu. Inda con cien firmes d´asturianistes (y non amigos a los que recurrir) nun hai futuru a curtiu plazu. Has sabelo. Y nun hai futuru si nun se quier deprender del pasáu. Yo deprendí pa siempres, y dígolo más por vieyu que por sabiu, que nun hai xuntanza metiendo la rapiega ente les pites. Pienso que la tesis del “quintacolumnismu” ye una esaxeración pero dalgo d´eso hai, y faciendo repás de los qu´agora quieren xuntanza nel manifiestuque tu entamasti, veo delles rapiegues a la gueta de les pites. Son rapiegues que solo almiten xuntanza a la so manera, remanada por ellos, y dende ellos. Yo deprendí que cuntando col minúsculu grupu AA-CA, el nacionalismu asturianu ta vendíu siempres. Y eso qu´hai individualidaes válides y honestes nél. Pero alvierto a tol mundu que xuntanza colos “inescusables” ye como tener el culu al aire. El nacionalismu asturianu nun alicará atropando 12 firmes onde hai delles que lo quieren remanar a la so manera, que nun sé si será la tuya, por ciertu, ente tantu “dialécticu” que deberíes –ideolóxicamente- refugar.

    El problema de fondu ye que nun hai nacionalistes, home. Tu yes nacionalista, basta falar contigo un cuartu d´hora: y nun tienes res que ver coles tribus astorófobes que quies arrexuntar AGORA, y non cuando Ricardo y yo queríemos lo mesmo . Nun sé que pintes con toos esos a los que-yos da medrana sintir falar de nacionalismu. Nun sé qué pintes con esos que quieren el “socialismu o muerte” y demás catecismos. Mira, ho: si lo que se pue xuntar ye la “izquierda del bable y la gaita”, entós siguimos ensin nacionalismu asturianu, y el supuestu seutor duru y puru andechu ye un instrumentu (consciente d´ello o non) fechu pa estrozar el nacionalismu dende dientro. Una traición (o indicrección, como quieras) fizo españar la Xuntanza que yo defendí na otra ocasión. ¿Cómo enfotase de los indiscretos o traidores? ¿Cómo formar piñu? Yo xúntome con ASTURIANOS, ye dicir, con xente noble. Lo demás, nada.

    ResponderEliminar
  4. 2ª parte:
    Curiosamente agora quieren –quies- dar el mesmu pasu que yo cuntando con unes rapiegues metíes ente´l corral de pites asturianistes. Esto nun val. Dígolo con ciñu, y con respetu. Sabes de sobra que nacionalistes somos cuatro. Ente esos cuatro, ta, amás, Vilareyo y Sánchez Vicente. Y pocos más. ¿Qué nun mos gusten? ¿Qué somos toos más raros que la má que nos parió? Val. Lo que sía. Pero nun hai xuntanza asturianista ensin nacionalistes. Y nun esisten, por tolos dioses. Nun esistimos. Somos comos urogallos: n´estinción y mal aveníos. Oxalá te faigan casu, pero pienso qu´esto nun va p´alantre ensin esfuerzu. Falta trabayu. La xente nun trabaya. Llamé a munches puertes pa puxar pola Xuntanza y lo más avezao fue atopar la puerta pesllada. Nadie mueve´l culu pa defender la llingua, collaborar ciudadanamente, movese n´equipu. Yá teo esperiencia de sobra. Esti asturianismu ye puxarra. Namás que sal del armariu cuando anuncien les elecciones. El restu del añu tan pasandol´iviernu nun furacu, como los osos. Esti asturianismu ye vergoña pura. Nun hai una rede social real y comprometía que defienda la nuesa identidá. Namás qu´hai feisbukeros y tuiteros tol día esbabayando per internet. Nun hai nacionalistes peles cais y pelos pueblos. Nun esisten. Vivís nun engañu, o queréis que los demás vivamos nesi engañu. Hai que prestixar la llingua y les señes d´identidá pa tener xente que sofite una causa nacional, hai que trabayar, trabayar duro décades, sieglos, pa llevantar esto. Eso nun se fai con un blog y dolce amigos. Nun se fai con una candidatura improvisada. Pero bono, por Asturies, deseóte bona suerte y bienllegáu a la utópica xuntanza por fin. Sweet dreams are made of this.
    Carlos X. Blanco.

    ResponderEliminar
  5. Y tu más. Yá entamamos.

    ResponderEliminar
  6. Estimáu Carlos, nun voi entrar en custiones fonderes ideolóxiques. Tiempu habrá. Pero sí que voi puntualizate dalgunes custiones que desenfoques, nun sé si con tola intención o queriendo facer otra cosa. En primer llugar, nun tamos delantre de "la mio iniciativa". En segundu llugar, nun sé por qué personalices na mio persona un documento d'unes cuantes. En tercer llugar dices que yo nun quixe la unidá n'anterior ocasión. Ya en cuartu llugar, y camiento qu'equí s'alcuentra el fondu la to interpretación y que desplica les otres tres custiones, paezme qu'afirmes qu'esto ye una ocurrencia mía pa volver a encabezar una opción política. Nun toi d'alcuerdo contigo n'absoluto.

    Estráñame muncho de ti que caigas nuna zuna mui típica d'estos medios, sobromanera nes redes asturianes, de confundir diagnósticu con tratamientu o descripción con prescripción, como cuento na entrevista nun intentu evidente de poneme la venda enantes que me peguen la pedrada. Como t'empobines a min personalmente, tamién personalmente te arrepostio. Cuando L'Arribada entamó consolidar ya yo yá taba fuera de la política más activa, hebo quien afirmó soberanamente que taba camín del PP de la mano d'Humberto Gonzali, del que sólo podía ser amigu por dalgún inconfesable motivu. Cuando opiné, porque teo mui afitáu'l vezu d'opinar, sobro'l Niemeyer, Llaboral, Semana Negra, etcétera, yá taba picando na puerte de FAC, esta vuelta col sofitu la xente de Cascos de Villaviciosa. Inclusive me colocaron cerquina d'IU cuando escribí que nun vía mal una candidatura encabezada por Valledor. Sacantes nel PSOE viérame en cantares de toa triba. Y yá ves: nin PP, nin FAC, nin IU. Y agora viénesme xulgando intenciones, precisamente tu, que, pesie a les discrepancies tiníes, sabes bien per aú ando cuasi siempres.

    Nun creyo faltar a la verdá cuando afirmo que fuera ún de los primeros en manifestase a favor de la xuntanza, diciendo inclusive -lo que yera de riesgu inciertu nesti mundín- que tinía que construise una unidá amplia, dende URAS a AA. D'otru lláu nun ye cierto que yo nun me posicionare a favor de la unidá, sinon tolo contrario. Efectivamente, nun participé de la plataforma na que tu tabes y promocionaste, pero tampoco taba cuasi dengún de los actuales firmantes, mentres que sí taben dalgunos que más llueu foran en llistes de CA, cosa que yo nun fixe.

    ResponderEliminar
  7. SIGUE...

    Siempres pensaste (o pensasteis) que yo andaba de zapador o de barreneru (hai quien creye qu'un "artículu" con ñomatu mui faltón al mio entender yera tuyu) en favor de CA-AA. La verdá ye que nun fixe nada, precisamente polo cerca que taba la mio marcha de la candidatura d'AA. Pero, anque asina fora, nun atalanto por qué sofitar CA-AA ye antiunitario y sectario pero sofitar BPA-UNA nun lo ye. Esi yera'l to problema, qu'entendiste que quien nun sofitara públicamente BOPA-UNA taba contra la unidá. Y, caro, yo esi sofitu nun lu fixe públicu. Polo tanto, taba col enemigu, col que torpedea la xuntanza. Ye una dialéctica oscura, pero que lleva funcionando desde los díes de Hegel y dos sieglos dempués como una macabra maquinaria política.

    Igual m'enquivoco agora, enquivoqueme enantes o enquivoqueme siempres, pero les mios decisiones tómoles con base nel conocimientu y la esperiencia. Llevo años nesto y conozo a los principales actores d'esta película. Tamién sé dalgo del furrulamientu de les organizaciones. Vas permitime dicite que dalgo más que tu sabré. Nun viera clara la operación aquella porque dalguién semaba confusión ya opino distinto de ti sobro quién semaba la confusión. Puedo tar enquivocáu, repito, pero creo que tinía datos suficientes.

    Yo decido les coses en función de la mio opinión y de con quién la comparto. Entóncenes nun tinía formada perfechamente lo primero y, dende llueu, duldiaba muncho de lo segundo. Agora, dempués del vuelcu de mayu, veolo d'otra manera -cosa que llevo desplicando seyes menses y que me valiera'l calificativu de "casquista" nos foros del anonimatu- y conozo a la xente que firma comigo y confío nella. Igual me vuelvo a enquivocar...

    ResponderEliminar
  8. SIGUE...

    Acabes deseándome lo meyor "pol bien d'Asturies", cosa que t'agradezo porque dasme ciertu valir. Pero paezme una fras retórica cola que siguis prexulgando les mios intenciones personales, na llínia d'esa fras de (nun ye testual) "tabes esperando'l to momentu. En fin...

    Fines d'un mou un tantu raru. Dices que les coses nun cambien con doce amigos. Ye verdá, anque (ensin facer comparances) paez ser que Cristo fíxolo. Pero nun ye'l casu. Yá sé que unos cuantos nun cambien nada o mui poco, pero ye que nun se pretende eso. Hai vegaes nes que tal paez que confundes doce firmes con una candidatura, una confusión mui visible en dalgunos comentarios que falen de la necesidá de remocicar les organizaciones y les candidatures. ¡Yá tan los güelis dando la perorata!. Eses persones nun se postulen a ser una llista, eso queda pa les organizaciones. Si la intención fuere otra, sedría un manifiestu, non una carta-petición.

    Y más raro lo de dempués. Dices qu'un país construise con trabayu y munchos años. Y das esi conseyu-orde a quien lleva nesto dende los 17 años y tien agora 54, cuasi cuatro décades en les cinco y media que llevo nel planeta. Con erros y aciertos, más de lo primero seguramente, si dalguna llección nun almito embaxo conceutu dengún ye esa. Aceuto y discuto tóo, pero d'esto... nin migaya. Cuando dalgunos entamamos esto nin tansiquier había internet.

    ResponderEliminar
  9. Estimáu David. Gracies pol retruque, que por fin esta vegada llegó.

    1) Fice un sociograma mental, escluyendo nomes y percorriendo filos del duviellu, y el centru llevóme a ti, en viendo la llista. Nun ye difícil. Igual toi enquivocáu y l´alma d´esta proclama ta notra persona, igual, pero estrañaríame. Nun ye esto lo más importante. Pero nunca escribí diciendo que te quixeras postular como candidatu otra vuelta: ¿Aú escribí eso? Yo yá sé que nun tas pa esos enguedeyos. Dafechu, de tol migoyu qu´esiste, queda fuera pa min la coxuntura electoralista. Otru desastre más pa marzu. Tenemos un problema más gordu que´l de los candidatos.

    2) Yá sé que en toles formaciones que se reclamen astur-nacionalistes hai contrarios a la Xuntanza, y tamién axentes dobles, que ye peor. Yo tamién sé dalgo sobre eso. Poro, “perdí la fe”, y la mio dulda estiéndese tamién a dellos cabezaleros (visibles y na solombra) d´UNA-Bloque. Refuguen el nacionalismu, refuguen la identidá, y namás que gasten una ideoloxía izquierdista que yá ta de sobra representada n´IU. Tamién refuguen l´autocrítica y l´análisis énte l´esbarrumbe de mayu y payares. Inmovilismu puru y duru, y yo aplícolo tamién al Bloque-UNA, masque dieron meyor imaxe pública y nun se ficieron los llocos énte la Xuntanza durante un añu o más, como Andecha. Son más paisanos y falaron con nós dende l´entamu.


    3) Nun ye retórica: deséovos suerte dende la distancia. Yo yá creo más notres coses: un partíu nacional asturianu orgánicamente fundáu dende l´entamu, una oposición radical al “Duernu” qu´implique asturianizar a Foro (y non como la “esquierda soberanista” que ta alliniándose dafechu col Duernu, de forma abxecta y subsidiaria al respetive de la FSA-IU…)

    Proclamasti la unidá, sí, pero tuvimos –daquella- necesidá de manes que collaboraren. Poques hubo.

    Un saludu candial.

    ResponderEliminar
  10. Había muncho que nun entraba. Los trolls derrotáronme, la verdá. Pero, apreciáu CXB, esta vez pasástete un pelu. A lo meyor conoces a DMR más que yo anque lo dudo pero sabes poco. Veslo desde la distancia y tien razón DMR cuando diz que nun conoces a casi naide d'esti asuntu. Lo tuyo ye ideolóxico y bien fecho munches veces, pero desconoces les blimes pa facer el paxu. Pienso que yes honrau y llistu, pero conoces poco. Yo tampoco se muncho. Nun soi militante y voté Andecha y agora ya nun sé qué facer. Pero sí que conozo a los referentes del asturianismu y polo menos valoro la so posición.

    ResponderEliminar
  11. Parezme una osadía tremenda la de Carlos X. poner en duda el trabayu y la implicación diaria cola causa nacionalista de la xente que firma'l manifiestu. Y más viniendo de quien vien. Nun doi creitu.

    ResponderEliminar
  12. Yo a lo que nun doi créditu ye a lo de: CXB, DMR, CA-AA...

    ResponderEliminar
  13. A la fin paez que Bloque-UNA refuga la candidatura conxunta. Yo voi dame de baxa.

    ResponderEliminar
  14. Qu´esto ye una maniobra de CA-AA ye evidente. Pa sobrevivir, agora queréis dicir al restu: nun hai xuntanza, nun hai nacionalismu pola vuesa culpa. Prestástete a ello.Llama l´atención: na otra iniciativa na que nun entraste, AA-CA "dióse por enterada" al cabu d´un añu, más o menos, cola entrevista que-y ficieron a CXB.Pero agora, a les 24 hores del manifiestu de David,Andecha sopelexa esto como lo que ye: como cosa suya. Si ye que too ye demasiáu nidio.
    Qué pasa:qu´hasta que nun se forme un Partíu Nacionalista Asturianu, al marxe de la vuesa secta,nun podemos avanzar.

    ResponderEliminar
  15. La otra "iniciativa", ye decir la Plataforma POla Xuntanza AA non quiso saber nada. El propiu Toño Martinez, militante d'AA y que lleva Infoasturies, taba ena llista de distribución interna y tardó meses en dar anuncio nel so mediu informativu Infoasturies (mira tu lo que apoyaba la iniciativa). Nunca nadie d'AA apareció polos aconceyamientos del Colectivu Pola Xuntanza, a pesar de que Toño taba avisáu per mail y taba puntualmente informau de lo que se falaba n'ellos. Non aparecio en ningunu. Ta claro que actuaba como "espía" pa saber de qué se falaba y tener a AA enterada. Solo sé que hubo uno que malmetió entre AA y el Colectivo POla xuntanza, diciendo que nesi Colectivu s'insultaba a AA cuando yera mentira, ¿adivinais quién fue? Preguntai a xiente que non sea CXB o Ricardo. Too esto contómelo uno que tuvo ahi.
    Ahora resulta qu'AA son los que "aplauden" la xuntanza y que haiga xente que quiere la xuntanza. Estes coses la xiente tien que sabeles, luegu los malos son los que "nun se quieren xuntar con AA".

    ResponderEliminar
  16. Ye inútil argumentar a quien ta convencíu ciegamente. Nin la idega fora mía, nin el testu lu escribí yo, nin pidí firmes a naide. A mí pidiéranmelo, ví quien lo entamaba y paeciome bien. Nun voi dicilo más vegaes, porque ye tontería. Si los promotores d'esta carta quieren amosalo ellos, por mi que nun quede...

    ResponderEliminar
  17. Forista Clandestino9 de febrero de 2012, 19:38

    Estimado David, Hay que ver la curiosa deriva que ha tomado esta entrada de tu "blogue" Sin venir a cuento se ha convertido en un rifirrafe sobre la proclama de un manifiesto de unidad nacionalista gracias a la intervención de Carlos X. Como se dice en esta tierra ¿Y... esti quien ye? ¿será ese Carlos X.Blanco quien cual "ectoplasma" vaga por la red dando la tabarra con su recetario de manual de marxista de saldillo? No se, pero me parece que su único problema es que no habéis contado con el y anda con celos por tal descuido.
    Mas gracia tiene lo que dice de asturianizar al Foro. Ha de suponerse que el Foro no somos un partido asturiano.Entonces.. ¿Que somos? ¿Murcianos? o como algún que otro prócer vanguardista de ese "autentico" nacionalismo asturiano.¿habitantes de la comunidad autónoma de la mancha en el exilio?.

    Recibe un fraternal saludo.·.

    ResponderEliminar
  18. Lo d`asturianizar a bien seguro que lo entendisti forista.
    Non se trata de quita-y nin pone-y a naide la matricula.
    Asturianu tambien ye un "chou-chou" que tien mio suegra. Al cabu tan ñaciu en Salas...

    ResponderEliminar
  19. Forista Clandestino15 de febrero de 2012, 23:08

    Estimado y Anónimo amigo.
    Foro Asturias es un partido de asturianos y para asturianos. Podríamos decirlo* en esos términos hegeliano-marxistas que tanto les gustan, a algunos, que Foro es un un partido asturiano en si por si y para si, , mal que le pese. El chou-chou de su suegra, el de Salas, es de origen chino, como casi todo lo que hoy se vende.
    No por que el país este lleno de vacas frisonas, -seguramente hay mas especímenes de estas en su concejo que canes de la raza de su suegra- y aunque a la campeona, en dar leche,se la llame Letizia,se puede decir que estas sean asturianas. Como todo paisano sabe esta bella y productiva raza es de origen holandés.



    *, con esa pedantería tan cara a esa izquierda alucinada que siempre va por el mundo creyendo llevar la razón.

    ResponderEliminar
  20. Estimado y anónimo Forista Clandestino;
    Vaya por dios. No quería yo ofender a nadie.
    Le sorprendería a Ud. lo mucho que comparto del programa, incluso de los hechos, de Foro.
    Votar no les voto ( de momento ) pero les prefiero mil veces antes que a FSA, PP o IU.
    Yo no le niego a Foro su condición de "asturiano y para los asturianos". En realidad, ni se me ocurre negar nada a nadie, que casi todo me parece muy respetable. Fíjese donde dice que nadie pretende poner matriculas.
    Ahora bien, entenderá y respetará, que en mi opinión, o si lo prefiere, para mi gusto, se puede ser mas asturiano en muchas cosas. Y eso sin necesidad de ser nacionalista.
    No controlo mucho de eso que Ud. llama "pedanteria tan cara", igual que tampoco controlo, pero me retumba en los oídos, esa otra forma "quijotesca" de expresarse muy de moda en las tertulias de otro color.
    Lógicamente la izquierda "cree llevar la razón". Exactamente igual que de su afirmación se deduce que Ud. cree que no la tiene, osea que la tiene la derecha.

    Si le soy sincero, los únicos que me dan miedo son los que creen que siempre están a plomo. Esa gente a la larga, siempre da problemas.

    Por bien traído que esté su argumento de la vaca frisona, creo no obstante, que Ud. me ha entendido perfectamente. Que es de lo que se trata.

    En fin, sepa que pese a no compartir el interés de Foro por Gibraltar, les deseo mucha mas suerte en las elecciones de la que Ud. cree.
    Y si, soy nacionalista. Que le vamos a hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Forista Clandestino21 de febrero de 2012, 15:39

      Estimado Señor Anónimo
      La verdad es que me cuesta entenderle. Aquí el anónimo es usted yo tengo un seudónimo, que es otra cosa. Tampoco entiendo sus consideraciones acerca del cromatismo tertuliano ni de su relación con el Quijote. Piense que yo no he estudiado junto a los grandes metafisicos de Oviedo.
      No puedo por mas que agradecerle su interés y su apoyo moral y si es cierto que Foro no es un partido nacionalista, digamos que es un partido regionalista, si pero regionalista asturiano. Que usted es nacionalista, ¡Fantastico! eso no le impedirá votar a un partido como el mio, Como en la película aquella en la que le decian a Jack Lemmon ¡nadie es perfecto!

      Eliminar
    2. Muncha suerte Forista non anónimu.

      Ta visto qu`hai coses que son una perda tiempu; aguantar agua nes manes, facer una poza nel desiertu, llava-y la caramiecha`l burru...

      Eliminar
  21. Pues vaya partido asturiano y para los asturianos que se presenta por Madrid ... que ye que aparte de Xibraltar también van a "recuperar" Madrid?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Forista Clandestino21 de febrero de 2012, 15:20

      No cabe duda que a alguno de mis compañeros de viaje en esto de las reivindicaciones territoriales,se les ha ido la mano. En fin es una prueba de que todos cometemos, de vez en cuando, pretensiones muy lejanas. Puestos a ello y a imitación de otros podriamos después de las elecciones partir para la Judea, la Samaria y la Galilea para reclamar allá lo que aquí no se pide.
      Lo de presentarse por Madrid, señor Castañon, tiene una lógica mas que positiva y evidente. Siempre será mejor presentar candidaturas en Madrid que lo que hacen los grandes partidos Españoles, presentar candidaturas en Asturias para defender los intereses de "Madrid"

      Reciba un fraternal saludo y mis excusas por el retraso en contestarle.

      Eliminar
    2. Forista Clandestino21 de febrero de 2012, 17:53

      Siempre será mejor presentar candidaturas en Madrid, para defender lo asturiano, que lo que hacen los grandes partidos Españoles, presentar candidaturas en Asturias para defender los intereses de "Madrid"

      queria decir.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.