3.8.11

Al rodiu d’un nuevu llibru d’Hevia Llavona


El pasáu 29 de xunetu presentárase’l llibru d’Inaciu Hevia Llavona “Sidra y lagares tradicionales en tierras de Maliayo”. Trátase d’una obra estraordinaria nel fondu y na forma asoleyada en Villaviciosa pola Fundación José Cardín Fernández. Magar que se centra particularmente, como siñala’l títulu mesmu, na vieya tierra de Maliayo, que se correspuende más o menos cola “marca” actual de “Comarca de la Sidra”, el llibru ye una aprosimación mui documentada a la sidra n’Asturies en xeneral.

Pa un llector que sepia poco del mundiu, la historia y la ellaboración de la sidra, percorrer les páxines d’esti llibru permitirá-y algamar un conocimientu cabal del asuntu. D’otra banda, la abondosa bibliografía (unes setenta referencies que na realidá pasen de cien puesto que l’autor cita les obres collectives con una entrada namás), abre tou un abanicu de posibilidaes nel que siguir avanzando.

Pel so lláu, pa los que conocemos un poco d’esti productu que ye, como entitulé nel mio llibru d’hai unos años, “bébora, ritual y símbolu”, el trabayu d’Hevia Llavona tamién mos ye de gran utilidá. Sacantes los técnicos agronómicos o pomolóxicos, la mayoría de los conocedores del mundiu la sidra tamos mui centraos nos aspeutos más cuotidianos (el consumu, la espicha, el chigre) o nos aspeutos más histórico-culturales (la evolución histórica, les lleendes, la mitoloxía), pero perdémosmos notres munches custiones. El llibru d’Inaciu Hevia vien a atapar esi furacu porque desplica cola claridá que nun siempres tienen los especialistes les custiones más técniques, como los curiaos necesarios nuna pumarada, los detalles constructivos de los llagares y la so evolución ya’l so funcionamientu, la fabricación del vidriu pa botelles y vasos ya un llargu etcétera.

Como dicía, esti libru tamién ye estraordinariu na so forma. La parte gráfica ta perfechamente ensamada col testu, afuxendo d’esi vezu perespardíu d’echar semeyes enriba la lletra que convierte a munchos llibros en cenciellos cuelmos de “santos”. La esbilla fotográfica ye esclariadora d’un testu mui curiáu ya escritu, como ye lo propio de xente que nun tien el castellán como llingua materna, nun español llimpiu y de lléxicu afitáu. Pesie a ello, de xuru que lleváu pol mesmu tema d’estudiu, dalgunos asturianismos alcontramos. Pongamos un exemplu: diz Hevia que “(…) para no tener pérdidas por entre “les duelles” (…)”. ¡Esi “por entre”…!. Anque igual l’asuntu tien una desplicación tipográfica y l’autor quixo escibir “(…) para no tener pérdidas “per entre les duelles” (…)”. Pero, en fin, qu’esto ye deformación profesional típica de profesores: cuantisque abrimos un llibru, lo primero qu’atopamos ye un erru tipográficu, especialmente si’l llibru ye de nueso.

Y siguiendo col soporte iconográficu, llama l’atención el descomanáu archivu qu’Inaciu Hevia Llavona debe de tener porque, quitando les semeyes antigües, cuatro o cinco actuales, documentos históricos y dalgunos dibuxos d’Álvarez Peña, toles fotografíes son del autor. Y tamos falando de 186 semeyes. Tuve l’aquél de cuntales. Namás qu’esi fechu faenos atalantar l’esfuerzu y la perseveranza a lo llargo’l tiempu d’Inaciu Hevia y xustifica y desplica la calidá’l so trabayu. Ya ye que nun tamos escontra un investigador de gabinete sinon d’un investigador que pisa la tierra, sabe del tastu d’una llagarada y mete les manes na masera la magaya. Nun pertenez Hevia Llavona a la corripia de los que, como diz con muncha retranca el mio amigu L.luis Fernández Álvarez, igual van a trabayar a la conseyería en bici peles cais d’Uviéu pero planifiquen el mediu ambiente ensín saber per onde mexa una vaca.

La presentación del llibru diera pasu a un alderique granible nel que se viera clariquino la práctica unanimidá de los que, amás de gustamos la sidra, tamos esmolecíos pol so futuru como sector económicu y como referente cultural. Na mesa taben, amás del autor, Víctor Fernández Coalla, Lluis Nel Estrada, Elías Carrocera y José María Osoro. La entrada públicu fora considerable, especialmente si tenemos en cuenta que yera un vienres de xunetu a les siete la tardi. Y la participación de les persones ellí aconceyaes fixo que l’actu durara más de dos hores.

Dengún sector del entramáu socioeconómicu sidreru dexó d’arrecibir unes cuantes vergaxaes: los mazaneros, los llagareros, los chigreros y hosteleros, l’alministración ya inclusive los consumidores. Al respective, echárase en falta la presencia de dalgún responsable del sector públicu. Nun sé si porque nun fora convidada l’alministración o porque naide quixo participar, unos porque pa qué diben llevar palos agora que marchen ya otros porque pa qué responder de lo que nun fixeran.

Si toviere que centrar l’alderique nun par de puntos principales, quedaríame colos discutinios al rodiu la dialéctica tradición-innovación y al rodiu la diferencialidá como fundamentu de competitividá.

El primeru podemos exemplarizalu na consideración de la espicha. ¿Qué ye una espicha?, ¿cómo caltener la espicha cuando lo cierto ye que la espicha como ritual de reciprocidá queda abellugada nel ámbitu rural?. ¿Podemos llamar “espicha” a cualisquier banquete cellebráu nun llagar?. ¿Qué se debe comer nuna espicha que seya tala?. Paecen entrugues simplayes pero asigún lo qu’arrepostiemos taremos derivando la espicha per un camín o per otru.

Paez evidente que la espicha tradicional nun pué ser el modelu a siguir porque yá dexó de ser un actu de reciprocidá nel que l’amu’l llagar convidaba a los vecinos qu’echaren un gabitu pa corchar. Entós l’asuntu trata de cómo evolucionar ensin perder lo fundamental de la estructura, magar de perder parte’l simbolismu. Equí hebo unanimidá na crítica al vezu de poner vinu nuna espicha ya entamó con muncha gracia Osoro: “¿por qué pones vino de mano nes meses?... por si nun-yos gusta la sidra… home, si asina entamamos, que nun vengan a una espicha…”. Onde yá nun hebo tantu consensu fora nel menú d’una espicha, discusión divertidísima pero con fundamentu pente un más lliberal Estrada (los Estrada siempre foran mui lliberales, véase don Álvaro) ya unos más tradicionalistes Carrocera ya yo mesmu, a quien dieron vela nel intierru.

Como tol mundiu sabe, una espicha cellébrase de pies, anque haiga unos bancos pa poder sentase aquel que canse. Eso naide lo va discutir. Pero Lluis Nel Estrada fixo una observación mui interesante, derivada de la so llarga esperiencia como baranda d’hostelería. Cuntáramos como munchos empresarios descubrieran que la estructura de la espicha, en vertical y danzando de círculu en círculu, permitía una comunicación que ye mui necesaria cuando se faen negocios o se trata de proxectos collectivos. La comunicación pente persones que nun se conocen o se conocen poco ye muncho más fácile nesti modelu que nel de la mesa tradicional, na que, por mui reonda que seya, namás fales con dos o tres persones. Con esti asuntu entramos nel otru puntu discusión, el de la diferencialidá como ellementu de competitividá.

Sidra bebe muncho xente, munchos pueblos, dende Alemaña a los Estaos Uníos, pasando pol País Vascu y Australia, pero la forma de facelo, la cultura sidrera d’Asturies, ye única. Nun mundiu calterizáu pola globalización, la diferencialidá ye una ventaxa competitiva. Agora, pa qu’asina lo seya, ye necesario qu’esa diferencialidá s’asuma y se defenda. L’escanciáu, por exemplu, ye una forma evidente de la fórmula “I+D+i”, por más qu’esa terminoloxía seya de recién. La botella ya’l vasu sidra son los mesmos dende van más de cien años. Concretamente, la botella sidra nun evolucionó dende entóncenes porque ye la más afayaíza pa echar la sidra. Los sidreros diéronse cuenta de que l’efectu de la espicha podía consiguise si se dexaba cayer el llíquidu dende lo alto y los llagareros buscaron un diseñu de botella apropiáu ya un estilu de servir tamién apropiáu. Eso nun ye otra cosa que “I+D+i”, lo que mos lleva otra vuelta al puntu anterior: la tradición y la innovación nun tan reñíes la una cola otra, sinón que puen complementase perfechamente.

Fora nesti puntu onde más critiques arrecibió l’alministración, considerao polos ponentes y pol públicu como responsable –anque non en solitario- de la perda de diferencialidá porque, con contaes esceiciones, tarrez de la cultura asturiana y xuega a la uniformización cultural, a l’asimilación de la nuesa cultura nel mecigayu al que llamen “cultura española”. Hai munches situaciones: la persecución al etiquetao n’asturiano, la non consideración del sector llagareru como sector caltenible ambientalmente conforme a les directrices de la Unión Europea, la prohibición d’echar sidra na cai, la falta d’exemplaridá cuando cuasi siempres los nuesos políticos brinden con cava o con “vino español” (el cava salvárase d’esa indigna calificación que nin tansiquier respeta les denominaciones d’orixe), la non aplicación de la normativa que define qué ye un “chigre” o una “sidrería” (si aplica la que define qué ye un “tablao”), etcétera, etcétera.

De toles formes, pesie a los quexúmenes de los más averaos a la cultura tradicional –pente los que m’atopo-, apocalípticos polo xeneral nos sos analises, la conclusión del alderique fora bastante optimista. Y, llevantando la sesión, marchamos a tomar sidra a la Plaza’l Güevu.
Imprimir

26 comentarios:

  1. Corsino M. Antuña3 de agosto de 2011, 19:09

    Pero "por entre" nun tien nada d'específicamente asturiano, hom. Basta echar un vistazu a Google (http://www.google.es/search?q=%22por+entre%22&hl=es&num=10&lr=lang_es&ft=i&cr=&safe=images). Otra cosa ye qu'usté use siempre "pente" hasta onde nun cuadra más que "ente". Pero eso entra yá nel capítulu de les zunes personales, non nel de les construcciones "identitaries".
    Saludos de Corso.

    ResponderEliminar
  2. Nun falé nunca de construcciones "identitaries". Igual ye una zuna de vusté lo de lo "identitario". Sí que puedo tar enquivocáu, eso sí, pero sigo creyendo que "por entre" ye un asturianismu. Metí la pata, porque, sabiendo como son dalgunos, esti homenax a Hevia Llavona ya'l so trabayu diba convertise nuna griesca filolóxica. Pero, ¡qué se va facer!. Por cierto, munches gracies, Corsino, porque pa saber que yo siempres escribo "pente" (inclusive cuando nun ye correcto) hai que ser un gran "sequor" de los miós artículos.

    ResponderEliminar
  3. Cagunmimanto, si la xente punsiere esi enfotu n'allumar les torgues de los que escriben en castellán, pesllaben la Real Academia.

    ResponderEliminar
  4. Don Corso (igual con patente): usté da pena. Véolu lleendo un y otru artículu de DMR pa saber si ye "pente" o "ente". Y, por fin, ¡cazolu!. Menos mal qu'Hevia Llavona nun ye como usté ya entenderá con humor el comentariu de DMR, ente otres coses (o pente) porque son amigos. Y porque trabayen pa rescatar lo que queda de la nuestra cultura. Usté, don Corso (que duldo que se llame asina) ye un tontorolo. Como conozo a DMR dende va bien d'años toi convencíu que ta agora en casa brindando a la so salú con un copetín. Y usté siga col "pente" y el "ente" a la espera de ser dalguien.

    ResponderEliminar
  5. A mexar y pa la cama4 de agosto de 2011, 1:17

    Yo tamién te quiero, Bertín.
    Besos con llingua (o "pente" llingua, si vos presta más) del to Corso.

    ResponderEliminar
  6. Cuánta diferencia pente (o ente) de terminoloxía, Besos con llingua (igual "llengua"). Ya mexé y nun marché pa la cama. Lo de usté ye un llinguaxe poco presentable. Espero que DMR o el mesmu Hevia Llavona me eche un gabitu,

    ResponderEliminar
  7. Xuan K. II (Founder member of "The Paisans")4 de agosto de 2011, 10:28

    Mamina, tábemos toos mui guapos pasaos a Lima.
    Bono, toos non, pero ún yá cansa de tantu aficionáu a comentar namás que l'anéudota col envís d'entamala. Si m'entruguen, tamién puedo ser críticu con dalguna construcción, con delles espresiones y hastá con dalgún "fenómenu" ortográficu emplegáu (y nun falo necesariamente d'esta entrada), pero les crítiques hai que saber faceles tantu en tiempu como en forma pa que seyan constructives y d'agradecer.

    Quédome colos interesantes apuntes y crítiques que señales, que nun nos deben cayer embaxo a los que tamos preocupaos pola sobrevivencia de la nuestra cultura y gustaríame agradecé-y dende equí a Inaciu'l so trabayu. Tovía nun me fixi con esti llibru pero, conociendo los precedentes, toi seguru de que nun va deceicionar. Lo que fae falta n'Asturies ye más xente como elli y que-y faigamos más casu a la xente como elli.

    En cuantu a los asturianismos y la so "suavización" -o direutamente eliminación-, ¿nun tendrá bastante que ver la editorial?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Inaciu Hevia Llavona4 de agosto de 2011, 10:43

    David, como tantes otres vegaes, tien bona razón.
    Polo que paez, y según me dixere'l correutor, uso munchos asturianismos al escribir en castellán. Sobro tou, al paecer, nos tiempos verbales y neutru de materia. De xuru qu'esi "por entre" ye otru d'ellos, que David llocalizó con bon xacíu.
    D'otramiente non ye raru, porque l'asturianu ye la mio llingua materna, la que siempres sentí falar en casa, a toa la familia.
    Gracies David, polo que m'emponderes, que non sé si sedrá pa tantu...
    Y gracies a toos los que llean el llibru, porque asina conocerán un un pocoñín más de la nuesa cultura sidrera. Y ya se sabe que lo que non se conoz, non s'aprecia.

    ResponderEliminar
  9. Falando del tema del post, y apuntando'l llibru pa mercalu dafechu (coles caberes recomendaciones tas dando un espoxigue a los llibros asturianos y un furacu a la mio cuenta), podemos falar que la situación de la sidra asturiana ye un bon espeyu de la situación de la sociedá asturiana.

    Tenemos una cultura propia, prestosa, afayaiza, abierta a too'l mundiu, con pilancos p'afincala angüaño, y nós enfocicámonos nun solo en non usala sinon qu'amás despreciámosla.

    Vivimos nos tiempos de les "vinaterías", del vinu español nos actos públicos asturianos. Tiempos nos que "vamos de sidras", de "espichas". Tiempos d'Isidrinos que foden la sidra, onde la sidra ye de probes y'l vinu ye cool. Tiempos onde pides un vinu de Cangas nuna vinatería d'eses modernes d'agora y casique riínse de ti. Tiempos onde un chigre d'Asturies tien agua embotellao de cualquier parte del mundiu menos d'Asturies.

    Tiempos onde tolo de fora ye meyor que lo d'equí. Y préstate dir a otros países onde pasa tolo contrario. Eso sí, darréu a un seleicionaor español da-y por quitar la bandera a un guah.e que xuega con España y entós sí, entós somos toos más asturianos que dios ... home, si "Asturias es España y lo demás tierra conquistada".

    Por dicir daqué constructivo, ¿qué vos paez enseñar cultura de la sidra n'asignatura de cultura asturiana nos colexos? Ya sé que ye una bebida alcohólica, pero ... o eso, o ...

    ResponderEliminar
  10. Hola a toes y toos. Llámome Paco y toi afiliáu al sindicatu CORRIENTE SIDRERA D’IZQUIERDA (somos d’izquierda porque, pa echar la sidra, la mayoría usamos la man drecha pa garrar la botella y la man zorga pa garrar el vasu y bebela, que ye lo importante y ye, a la fin, a lo que vamos cuandu entramos nun chigre).

    PENTE toles nueses y nuesos militantes cuerren delles de reivindicaciones qu’agora, PENTE culín y culín, pétanos asoleyar:

    1-¡Abasta de neolliberalismu y llibre-mercáu de la sidra PENTE la sociedá asturiana: ¡intervención del Gobiernu nel preciu la sidra!, pa echar la galga a la especulación esistente PENTE istituciones comu’l Llagar Monetariu Internacional (Ll. M. I.) y el Chigre Mundial (Ch. M.).

    2-Desgravación fiscal ensin tinu PENTE tolos chigreros que dean bon pinchu cola sidra (esta desgravación namás va facese PENTE los chigreros que tamién dean sidra bono).

    3-Promoción del consumu de sidra PENTE tolos medios de comunicación. PENTE estos medios, l’ENTE autonómicu, Radio Televisión Sidrera d’Asturies (RTSA) tien de destacase PENTE los demás ENTEs. PENTE un ENTE y otru ENTE, desendolcaráse la normativa llegal PENTE tolos ENTEs implicaos.

    Y ensin niENTE más que decir, perdonái la broma y que los dioses repartan sidra abondo PENTE tolos y toles mortales.

    Robla:
    CORRIENTE SIDRERA D’IZQUIERDA (por un consumu de sidra responsable pero enxamás moderáu).

    ¡Ah!. Ánimu a toles presones que, comu Inaciu Hevia Llavona, trabayen, falen y escriben lo meyor que saben y pueden (unes vegaes meyor y otres peor) pa que la nuesa cultura siga alendando.

    ResponderEliminar
  11. He he he... Pero creo que ye el PENTE autonómicu.

    ResponderEliminar
  12. Una pequeña corrección con respecto a su latín, profesor Rivas. La palabra SEQUOR es un verbo de los llamados deponentes (concretamente, una primera persona del singular del presente de indicativo = YO SIGO). El sustantivo que usted habría debido citar es muy probablemente (si he acertado su intención) SEQUAX.
    Vale.

    ResponderEliminar
  13. Tal vez, Lucius, tal vez. Pero me llama la atención tanto "cogerse la polla" lingüístico en este artículo. Y, sobre todo, cuando, después de casi tres años me encuentro con usted. Ahora, veo que es usted un gran conocedor de los clásicos castellanos. Lo digo por ese final de "vale".

    ResponderEliminar
  14. Haiga paz señores, haiga paaaz.

    ResponderEliminar
  15. qué paz ni qué mi mantu. Un par d'hosties bien daes!

    ResponderEliminar
  16. Ese final en "Vale", aunque corriente en los clásicos españoles (que usted sin duda conoce bien), es una fórmula latina de despedida. En concreto es el imperativo del verbo VALEO, y significa literalmente "ten salud". Lo cual le reitero.
    En cuanto a usted, Dixebra, permítame que me ría en su cara.

    ResponderEliminar
  17. Amigo Lucius: usted me pone en una situación que muy pocas veces tuve en mi blog. Yo, que me tengo por buen conocedor del latín, me doy cuenta que tal vez no sé tanto. Pero creo que erró usted el tiro. No era este el momento de dársela de filología románica. Vale.

    ResponderEliminar
  18. Es posible. Mis comentarios son sin duda marginales y no se centran en el tema de debate. Suele ocurrirme.
    Por otra parte, mis observaciones no atañen a la filología románica, sino a la clásica, que es de lo que creo saber algo.
    Vale. Valete.

    ResponderEliminar
  19. Lucius... es usted un idiota.

    ResponderEliminar
  20. Lucius, no caigas en los brazos de la pedantería.
    Ya lo decía Le Bruyère
    "Un pedante es un estúpido corrompido por los estudios"

    ResponderEliminar
  21. Gracias por su generoso consejo, Don Jacopo. Ganaría mucha credibilidá si, además, no fuera acompañado de una erudita y pedante cita literaria. Cuyo autor, por cierto (y dicho sea tan solo de paso), se apellidaba La Bruyère ("La", no "Le").
    El párvulo Cicerone seguramente me excusará si ni siquiera me digno responderle.
    Valete.

    ResponderEliminar
  22. No sabe la alegría que recibo al leer sus atentas palabras, se lo digo con sinceridad y todo aquel que me conoce sabe que es cierto. Cierto es que mi mujer, una pareja amiga y un servidor vamos a tomar hoy en Villaviciosa cuatro botellas de sidra a su salud pues me acabo de proclamar vencedor de una apuesta cuyo premio es de 10€, no mucho, es cierto, pero de gran satisfacción para mi puesto que aposté con mis contrincantes que en menos de 24 horas yo pondría un comentario en este blog que provocaría su respuesta en forma de corrección al escribir incorrectamente el nombre de Jean de La Bruyère. Ganar para mi no fue casualidad pues el dios de los cristianos, bajo cuya supuesta protección nací, me nego el don de la belleza y la elocuencia, pero me supo compensar con un gran sentido de la lógica y con la facilidad de identificar las debilidades humanas, y aquí lo tiene: me sobraron más de 22 horas para ganar la apuesta de la pedantería e idiotez. No quiero que se lo tome como una ofensa, no es mi intención, pero sí espero que de todo ello pueda sacar alguna conclusión que le sirva para su vida futura y para la de los que le rodean.

    ResponderEliminar
  23. Este blog "ye de maquila". Con ello quierodecir, don Lucius y don Jacopo, que me veo en la obligación de exigirles royalties. ¿Qué es eso de tomar sidra "de papu" a costa de mis artículos y mis latines más bien equivocados?. Por otra parte, señores, les hago llegar la queja más sentida de don Ignacio Hevia Llavona, quien, alarmado e indignado cual acampado en puerta de sol, me dice que "¡quiero que hablen de mi libro!". Por último, acabo de hacer una apuesta con mi vecino don Xuan de Soto. Comprendan que no la explique con claridad porque no quiero perderla.

    ResponderEliminar
  24. Je je je... ocurrente quiebro, Don Jacopo. En circunstancias normales podría hasta creer en la veracidad de tan imaginativa operación. Pero bien está, en todo caso, que se haya cerciorado del nombre del escritor francés. Comoquiera que sea, le deseo que disfrute de sus botellas de sidra con mucha salud.
    Y sigan apostando, por favor. Por mi no se recaten. Qui non audet, non vincit.
    Valete.

    ResponderEliminar
  25. David, Lucius, Jacopo... esto ye una cosa apautada, ¿a que sí?

    ResponderEliminar
  26. ¡A las Mariscadas! con fabes y sidrina non FAI falta gasolina9 de agosto de 2011, 1:59

    Querido David
    Como dice mi admirado troll bloguero, Freman Bregg, la diferencia entre un científico y
    un metafísico salmantino es que cuando ambos quieren saber cuantos dientes tiene un camello... este último no los cuentan sino que crea una cátedra de filología.

    Desde este caluroso Madrid, ciudad invadida por la horda católica, Recibe un fraternal saludo.
    J.M.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.