2.7.11

Lo de Caxastur yera inevitable pero FAC tinía razón

Naide podrá estrañase de lo que votaran los participantes nel conseyu de Caxastur el pasáu 29 de xunu, y naide podrá facelo porque, d’una miente paradóxica, too taba escrito y determinao. Digo que ye paradóxico porque, dao que la mayoría de los votos correspuenden a los impositores, lo normal ye que nun seya mui fácile aldovinar la so posición colectiva. Pero nesti modelu que n’Asturies vien impuestu dende la “inmaculada transición”, lo menos importante ye la opinión de los ciudadanos. Sedrá entóncenes lo fundamental la opinión de los propietarios mayoritarios, podrá pensase. Non, tampoco ye eso yá que nes caxes nun hai accionistas como nos bancos y nel restu’l sistema financieru. Entós, ¿quién toma les decisiones equí?. Pues tómales la oligarquía política y sindical, emplegando unos medios de comunicación que participen d’una cadarma que constitui un verdaderu réxime.

La victoria ellectoral el 22 de mayu d’Álvarez-Cascos ya’l so partíu (FAC) ye la clave pa pescanciar lo que pasara, ta pasando y seguirá pasando, porque’l procesu entamáu en Caxastur pué ser irreversible –cosa un tanto discutible, de toles formes- pero entá nun terminó. FAC ganara les ellecciones ensin mayoría absoluta pero eso prendiera les lluces d’alarma del “pactu’l duernu”. Yera necesario acelerar determinaos procesos nun fuera que’l nueu grupu gobernante decidiera entrar a analizar determinaes coses y, en casos concretos, pensar en soluciones estremaes. Pero como la ciudadanía taba mui entetenío con la operación Marea, los desafueros de Villa Madalena o si l’AVE tien que parar o non en La Pola L.lena, namás qu’a última hora entamó saber que se taba poniendo na mesa la decisión más importante dende’l puntu de vista económicu de la historia reciente d’Asturies, una operación namái comparable a la reconversión industrial de los ochenta.

Los diputaos ellectos de FAC, escontra la inminencia la decisión sobro Caxastur, punxeron sobro’l tapete la posibilidá d’emplegar la fórmula de la fundación envede la fusión con otres caxes d’aforros. Yera mui sero pero que fora sero nun mos diz nada sobro si esa opción ye meyor o peor qu’otra. La fórmula de la fundación tien les sos ventaxes y los sos inconvenientes, pero lo mesmo podemos dicir del procesu fusión. Pero les primeres reacciones a la propuesta nun fueron pel camín de la confrontación d’idegues, sinon de la descalificación estemporánea.

Eses primeres reacciones, lo mesmo dende les files del PSOE que dende les del PP fueron les d’afirmar que los plantegamientos de FAC xeneraben incertidume y poníen en pelligru la estabilidá financiera de Caxastur y la mesma estabilidá económica d’Asturies. La traducción a una llingua normal ye esta: “¿a qué vien agora alterar esti piteru tan tranquilín que tenemos montáu dende hai unes décades?; ¿quién ye esta xente p’alteriar la paz del nuesu pelsebre?”. Nesti sen, el tratu qu’en tou esti procesu arrecibiera FAC fora la qu’arrecibiría un partíu estraparllamentariu, xustamente lo que yera hasta’l 22 de mayu. Pero agora tamos delantre’l partíu más votáu y que, lo más probable, va configurar el gobiernu de los cuatro años vinientes. La perplexidá qu’esto provocaría nun país democráticu normalizáu sedría descomanao: ¿cómo ye que proponer dalgo dende les instituciones representatives ye daqué pecaminoso?, ¿y qué decir si eso se propón dende’l partíu más votáu nes ellecciones de recién?.

Si la postura del PSOE y del PP responde a la lóxica partitócrata del “pactu’l duernu”, lo escenificao polos sindicatos mayoritarios y pola esquierda “tresformadora” nun queda en meyor llugar. Lo mesmo Izquierda Unida qu’UGT y CCOO lleven defendiendo que les caxes nun seyan privatizaes, situación a la que lleva de toes toes la política de fusiones. Bien ye verdá que la solución de FAC nun aseguraba necesariamente que Caxastur quedara nel ámbitu públicu pero sí lo facía posible. La posición lóxica d’estes fuerces nun sedría otra que forzar el retrasu la decisión hasta conocer la composición del gobiernu asturianu y la posición mui especificada d’esi gobiernu. Pero prefirieron xugar dientro les llendes del réxime: tildaron la propuesta de constituir una fundación como una “ocurrencia” o afirmaron que FAC quería ganar lliquidez. Ye más, argumentaron dalgo tan cínico como esto: “la propuesta ye bona pero como Cascos ye de dreches nun la creyemos”. Asina, una solución que facía posible una salida final al gustu la esquierda yera refugada porque la proponía “un puntu de dreches”. A la escontra, la fusión de les caxes, qu’obliga a la privatización paecía meyor porque, paez ser, defendíenla dos “esquierdistes” tan encamentaos como Javier Fernández ya Isabel Pérez Espinosa.

Mentanto, n’Estremaúra, la otra comunidá más afleutada pola fusión propuesta, igual porque la raza porcina ibérica nun come en duernos, la situación yera mui diferente. El presidente entrante, Monago, del PP, intentaba paralizar la operación de fusión, plantegando una solución del tipu de la que FAC facía n’Asturies. Pela so banda, Fernández Vara, el socialista derrotáu nes elllecciones, dicía que Cascos taba faciendo “un patriotismu mal entendíu” y caendo na “miopía nacionalista”. Acabáramos. El problema nun yera la posición de FAC, sinon que, por primera vegada, un cuasi seguru futuru gobiernu asturianu tomaba una decisión autónoma, ensín obedecer a naide sentáu nun despachu al sur del Payares. Al probe Monago debió-y cayéi una bona porque tuvo qu’abstenese na votación de les fusiones tres díes dempués, reconociendo públicamente que’l PP estremeñu nun tinía tiempu nin sofitos pa aparar la operación.

Son meyores les pallabres d’Ana Muñiz, la que, defendiendo la fusión (aún reconociendo nel primer párrafu que nun sabe muncho d’economía), desplicaba hai unos díes la realidá meyor que nadie. Escribía Muñiz qu’a FAC el PP ya’l PSOE nun lu diben dexar sacar p’allantre la so propuesta “non pol so propiu convencimientu, sinon porque esti tema yá se trató n’instancies superiores y tol mundiu arrecibió les indicaciones”. Y nun son peores les observaciones de Serafín Abilio Martínez, presidente de la Confedeación Asturiana de la Construcción y poco sospechosu de ser “asturchale”: “el gobiernu asturianu tapó una gran cantidá de mentires que mos cuenten dende Madrid”.

El casu fue que’l 29 de mayu púnxose fin a la única institución financiera asturiana que quedaba, porque la otra, el Bancu Herrero, ye una mera marca del Grupu Sabadell. Los avariciosos banqueros necesiten facer presa nes caxes p’amortiguar la cris que provocaron y, pente toes elles, la más apetecible ye Caxastur, precisamente porque entró mui poco nel xuegu inmobiliariu al que se dedicaran con afoguín Bancaja, Caja del Mediterráneo o Caja de Castilla La Mancha, güei verdaderes bisarmes nel mercáu financieru. Ya esos avarientos cuntien pa los sos fines colos políticos cooptaos que, dempués de ser escabalgaos nes ellecciones, entá van siguir un tiempu llargu nos puestos representativos. Eso ensin escaecer a los directivos que tienen apautaos sueldos blindaos y compensaciones astronómiques que son decidíos dende los puestos políticos al marxe de cualisquier criteriu racional.

La fundación, voi repetilo, nun garantizaba “per se” el caltenimientu de Caxastur nel ámbitu de lo público y tamos nel drechu de pensar que FAC acabaría por facer dalguna operación d’esta triba. Pero lo único cierto hasta agora ye que la fusión lleva necesariamente a la privatización, polo que meyor yera fialo a la opción de FAC. Y tamos falando d’una caxa abondo sana y que cuntia –contaba, vamos dicir yá- con seiscientos mil impositores asturianos, los verdaderos amos de la entidá. Pero, ensin contar con ellos, la coalición PSOE-PP-IU-UGT-CCOO fairán un buen serviciu a la gran banca vendiendo a bon preciu la entidá a terceros, a cambio, eso sí, de bonos favores personales y políticos.

Tamién se dixo desde la partitocracia cleptómana, bien amplificao polos medios afines, que los críticos de la fusión –non sólo FAC, sinon tamién la CSI, los voceros del 15-M, sectores nacionalistes y dalgunos cuntaos economistes (voi cítame a migo mesmo)- emplegábamos como mentira repetío que la operación tinía como compromisu amatagáu el de malvender el capital social de Caxastur. Pues bien, ensin dir más lloñe, Bankia –la entidá encabezada por ún de los principales impulsores de les fusiones de les caxes como Rato- acaba d’anunciar (menos de doce hores dempués del conseyu de Caxastur) que va salir a bolsa con un descuentu de hasta’l setenta por ciento’l so valor contable actual. Y Rato y los sos técnicos aconseyen esi camín pa les demás caxes. N’Asturies siguimos, como dicía Galbraith, nuna atmósfera de miseria público ya opulencia privao.

19 comentarios:

  1. Yera sabío. Yes de dereches.

    ResponderEliminar
  2. Sospechaba que viviamos en un pais de miserables, pero me cuesta creer que nos roben cierta autonomía financiera de una manera tan descarada. Lo de Bankia que cuentas pone los pelos de punta y no por el negocio que hacen algunos si no porque esto lo van a ver en todo el mundo y parece que vamos a quedar como imbéciles y eso paez que jode. Ye lo que nos queda, ya sólo generamos noticias económicas de este calibre. La última vez que exportamos algo que saliera en la prensa internacional fue lo que se exportó de mina Conchita. Ye triste...

    ResponderEliminar
  3. Tardabes n'opinar, David. Y opines certeramente. Los tos amigos de la esquierda asturiana nun van ponete "me gusta" nel facebook nin van dicite que tan d'alcuedu nesti blogue.Yo nun me fío muncho de FAC (veo que tu tampoco) pero sinifica un pasu importante. Pero l'asuntu ye otru. Denguna organización nacionalita-rexonalista-asturianista opinó de lo de la caxa. ¿Asina tamos?

    ResponderEliminar
  4. Al primer anónimo

    para escribir ese comentario te habrás leído la obra completa del tio Joselito
    Es seguro que comprendes todas sus sutilidades dialécticas cual si fueres un aplicado alumno de Gustavo de Básica Bueno

    Que nivel Maribel, con que sutilidad analítica nos descubre el derechismo encubierto de Rivas, Ni Vichinski en el 37 lo habría hecho mejor.

    Anónimo descojonao por los mamatrancas

    ResponderEliminar
  5. Anónimo ut supra.
    Retiro lo de mamatrancas para no desmerecer el buen estilo y elegancia ética del blog del señor Rivas.
    También por si alguien se diera por aludido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. David a raiz de tu comentario y de las respuesta se me ocurren algunas lineas sueltas...

    Resulta curioso lo de la gente de FAC, conozco a unos cuantos y son unos fachas de tomo y lomo (empezando por su jefe ¡que personaje!) alguno de estos son de los de cinturón y pulserita con bandera española, etc. Sin embargo siempre que he hablado con ellos me ha sorprendido el cariño con que hablan de su tierra y la preocupación que sentían y sienten ante el desastre político, económico y social del país. Es curioso observar para uno, que no es asturiano, esa mezcla de patriotismo asturiano y antinacionalismo politico que se da en Asturias y que también representan este tipo de personas.
    Puede que sea una lo que los alemanes llaman Heimat...
    lo cierto es que FAC está articulando políticamente este sentimiento que hasta ahora estaba disperso.
    Creo que ahora la pelota está en vuestro tejado, me refiero a los nacionalistas.
    Dios escribe la historia con renglones torcidos.


    Un saludo de un ateo no nacionalista que también quiere mucho a Asturias

    J.M.

    ResponderEliminar
  7. Dos cosines namás: Primera, les fundaciones taben previstes p'aquelles caxes que nun pudieren cumplir los datos de "sanidá" que pidía'l Bancu España (y'l Bancu Central Européu, claro). Quier dicise, aquelles caxes con problemes gordos. Pasaben a ser fundaciones y perdíen tou control sobre les mesmes que pasaba al B. España.
    Segunda: A estes altures de la película, la "multa" que tendría que pagar Caxasturies por "deslligase" del pautu de fusión sedría de tantos millones d'euros que sedría la ruina dafechu. Sólo eso ya facía inviable lo de la fundación.

    ResponderEliminar
  8. Bien, Rivas, plas, plas, plas. Bien Rivas, plas, plas, plas... Tas siendo aclamaú pol pueblu ¿eh? Que si dereches, que si izquierdes... que si nacionalismu asturianu ¿úlu? ¿Yes nacionalista tu, fíu del alma? ¿Cuándo hubo nacionalismu de verdá n´Asturies? LOs palmeros tuyos, ¿sonlo? Ye too mui sospechoso esto del nacionalismu asturianu...Recuérdame lo de la "quinta-columna"...¿suénate?

    ResponderEliminar
  9. Yo nun sé lo de los palmeros, pero sí mui bien lo d'otros. Esti artículu ye una "quinta columna" contra quién, ¿contra'l PPOE?. Tu, compañeru, deberíes miralo.

    ResponderEliminar
  10. Escaecíalo. Mira, amigu, si ves los comentarios de feisbook (que los mirarás de xuru) vas ver la to "quinta columna". Tolos que tan ellí comentando esti artículu son quinta columna. Corta navaya.

    ResponderEliminar
  11. Vamos ver, ho. ¿Qué ye lo que de verdá te toca los coyones? Los razonamientos de DMR nun paez porque nun respondes a dengunu. Lo de la quinta columna yá lo conocemos del libelu espublizáu con ñomatu (igual ye tuyu). Igual lo que te molesta ye qu'esti blogue ye mui vistu, onde nun se censura, y les coses qu'escribe otra xentecaya queda pa prau. Mira, rapaz, esti artículu lleva una selmana colgáu y tovía güei 63 entraes. Igual lo que te molesta ye que la opinión de DMR importa a más de los que te prestaría. Y la tuya bastante tien con tres comentarios.

    ResponderEliminar
  12. La Quinta columna era un grupo de punk muy salvaje del barrio de Arganzuela de Madrid allá por los primeros ochenta.
    ¡Vaya...David, ¡¿no sabia que te dedicaras al punki?!
    por cierto el batería "Paquito de Madera" tambien tocaba en otro grupo; La mano negra.

    ResponderEliminar
  13. Un saludu a toes y toos. Llámome Paco y soi militante de la CSI. Esti sindicatu, y la seición sindical de la CSI en Caxastur, coincide enforma colos plantegamientos que ta faciendo David (inclusu podíemos reforcialos con otros datos que tenemos). Si, darréu d’ello, dalguien nos llama “quintacolumnistes”, “drechistas”, “casquistas” o coses asemeyaes, taré encantáu de que venga pelos nuesos llocales a decímelo na cara (tamién ta la posibilidá de decí-yoslo a la cara a los/es militantes de la seición sindical).
    El principiu xeneral de la CSI ye que cola privatización de Caxastur hai un capital de munchísimos millones d’euros que van pasar de manes públiques a manes privaes. Ello ye: una banda de lladres tan garrando un padrimoniu económicu acumuláu por delles xeneraciones de trabayadores d’Asturies y van llevalo pa los sos bolsillos y los de los sos collacios. Asina de nidio. Si la “izquierda” istitucional” d’Asturies vota a favor d’eso yá nun son izquierda, son parte de la banda de lladres que gobierna esti país. Esta ye la postura de la seición sindical de CSI en Caxastur y esa ye la postura de tola CSI (sigo diciendo que tamos dimpuestes/os a debatir esto con quien quiera).
    No que cinca a la Fundación que quier Cascos. Tamos d’alcuerdu con David. Eso tien comu destín lo mesmo, ye dicir, la privatización de Caxastur. Por eso na CSI nun sofitamos la Fundación (nin munchu menos a Cascos). Pero esa propuesta ye meyor que la privatización direuta (insisto: si por eso la CSI ye de dreches o casquista, siguimos tando dimpuestes/os a ver si hai daquién que nos lo diga a la cara).
    Quería, por embargu, dar un puntu vista que David nun cinca. Ye’l puntu vista de les/os trabayadores. Vamos a ello:

    ResponderEliminar
  14. Paco (II)

    1-Van pesllar dellos cientos de sucursales y prexubilar delles/os miles de trabayadores. Estes/os trabayadores va quedar cola vida resuelta (¡bien por elles/os!), pero los puestos de trabayu van dir a onde xinten les mosques.
    2-Una de les propuestes estrella de la patronal pal prósimu Conveniu Coleutivu (si ye que lu hai...), consiste nun curiosu incremento salarial: el IPC menos el 4´5% (¿?) demientres tolos años de vixencia de talu Conveniu. Oseya, subímosvos el IPC, pero baxámosvos un 4´5%, cada añu. Recuérdovos qu’esta dómina, el IPC anda, comu muncho, pol 1%.
    3-Al empar, la remuneración media de l’Alta Direición de Caxastur pasó de 167.308 € a 217.357 € en 2010. Un xorrecimientu del 27´5% demientres esi periodu. La previsión pal futuru ye siguir con esta media d’aumentu de sueldu añal (¡ah!, por cada reunión o asamblea de Caxastur, cada conseyera/u cobra ente 500 y 600 €. Incluyíu Manuel Menéndez y los sos familiares. Munches/os conceyales representantes de los ayuntamientos en Caxastur, son conceyales non lliberaes/os que, con esti sobresueldu, apañen un sueldín añal que nun saquen del so conceyu). Y asina too.
    4-UXT siempres tuvo pola privatización. De fechu na Asamblea decisoria de Caxastur, votó a favor. CCOO siempres tuvo pola privatización (ellos llamábenlo “bancarización). Pero na Asamblea decisoria votaron a la escontra. Pero, en esta decisión igual tinía daqué que ver el puntu que vien darréu.
    5-La reforma prevista de los estatutos de Caxastur desixe (increyible, pero cierto) comu requisitu pa ser elexíu comu miembru del Conseyu d’Alminitración y de la Comisión de Control na representación de les/os trabayadores, una esperiencia mínima de 5 años comu miembru de l’alta alministración, direición, control o asesoramientu d’entidaes financieres o funciones d’igual responsabilidá notres entidaes públiques o privaes de, a lo menos, asemeyada dimensión. Con esta reforma, dellos “sindicalistes” queden fuera del Conseyu d’Alministración de Caxastur. Pero, hai otra vueta de tuerca más. Y vamos al puntu 6.
    6-Quiten representantes de los trabayadores (la verdá ye que, pa la CSI, esos “representantes” representen cualisquier cosa menoa a les/os trabayadores, pero bono...) pero amesten un artículu nos Estatutos de Caxastur nel que se recueye comu requisitu equivalente a esa esperiencia n’Alta Direición, l’haber formao parte de los muérganos de direición de Caxastur, de manera que quienes anguañu son miembros de talos muérganos tienen la posibilidá de convalidar la so permanencia néllos. O seya, quitamos representantes de les/os trabayadores, pero facemos un apañu pa dexar a los que nos interesen.
    Y yá, pa finar, torno a pedivos disculpies pola llargura’l comentariu y quiero decí-y a David que si tien interés por esti tema, nun teo denguna torga en ponelu en contáutu cola xente de la seición sindical de CSI en Caxastur.
    Un saludu a toes y toos.

    ResponderEliminar
  15. Paco (III)

    Torno a pidir perdón por ocupar tantu espaciu, pero quería decivos otra cosa.
    La seición sindical de CSI en Caxastur tien prohibía la entrada nes Asamblees de Caxastur. Foi un pautu ente Caxastur, UXT, CCOO y otros sindicatos mariellos. Les Asamblees de Caxastur fainse nel hotel Reconquista d'Uviéu. En toles Asamblees de Caxastur hai una concentración, afuera, de la CSI pa intentar frenar la privatización.
    Una vegada, díbemos "torcíes/os" y decidimos entrar a dar la nuesa opinión. Lo que pasó fue que tamién decidieron entrar con nós, delles dotaciones de la policía nacional. Una vegada que tábemos toos dientru, entamaron a llevantase les manes, peo nu foi, precisamente, pa pidir la pallabra... Y asina siguimos.

    ResponderEliminar
  16. Anónimu nacionalista/esquierdista: ¡cómo te queda'l cuerpu, babayín? Paco d'Avilés... tres puntos... Y ¡viva DMR!

    ResponderEliminar
  17. Esi babayu nun ye asturianu. Téngolo claro. Ye otra cosa. Punxói bien les coses Paco de CSI. Anónimu fatu, nun vuelvas a esti blogue. ¿Nun ves que nin tan siquier DMR te contesta, zoquete? Nun yes asturianu, repito.

    ResponderEliminar
  18. Esi de la quinta columna sabemos toos quien ye. Asturbulla (Conceyu Abiertu Xixón). Dalguién de la vieya Andecha Astur desplicará estes burricones crítiques a un nacionalista d'esquierdes tan claru como DMR. Nun lo van facer. Yo y DMR tenémoslo claro.

    ResponderEliminar
  19. Da un poco penoriu ver que los alderiques van pela defensa o la diatriba al rodiu d'una persona (yo nesti casu) y poca atención al tema que se discute. Son mui d'agradecer opiniones como la de JM o como la de Paco d'Avilés, que permiten un discutiniu. Tien razón JM cuando entruga sobro'l papel de los nacionalistes. La llegada de Cascos a la política asturiana como un pollín nuna cacharrería plantega más d'una contradicción al pequeñu nacionalismu asturianu. "Yo nun voté a Cascos pero préstame lo que ta pasando" sedría una bona pegadiella pa los nacionalistes. Cuasique toos la pondríen. Ya eso obliga a una reflexón. Y polo que cinca a Paco, munches gracies. La verdá ye que nun ye la primer vegada que m'apurres datos y reflexones que me valen muncho. Podríamos discutir dellos estremos pero esti mediu nun da pa muncho. Pero tamos d'alcuerdo no básico.

    Un saludu a toos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.