22.6.11

La nueche san Xuan


Xuan, fíu de Sabel y sobrín de María, la madre de Xesús, ñaciera, asigún la tradición, díes o menses enantes qu’esti últimu. L’evanxeliu preséntamoslu como un predicador un tanto intransixente ya estravagante que daba anuncia del final de los tiempos y qu’aconseyaba a la xente que fore preparándose pa la llegada’l “mesíes”, l’unviáu de Dios. Frecuentaba les bárcenes del rigu Xordán y bautizaba coles sos augües a los que lu siguíen, razón pola que se lu coñoz polo ñomatu “bautista”. Una de les persones que pidiera bautizase fora’l mesmu Xesús, del que Xuan falara diciendo que lo mesmo qu’elli bautizaba con augua, otru diba venir que lo diba facer col fuéu de la salvación. Por too esto, Xuan el Bautista ye consideráu como’l precursor de Xesús el Cristo.

Xuan recriminaba de contino la mala vida’l rei Herodes, un iduméu, esto ye, árabe, que gobernaba Israel col sofitu de les llexones romanes. Criticába-y especialmente les sos rellaciones cola muyer del so mesmu hermanu ya’l deséu evidente ya incontenible que tinía por Salomé, la fia d’aquella. Nuna ocasión, Salomé bailló pal rei una danza erótica y como pagu por ello pidiera la cabeza de Xuan, entóncenes presu nes mazmorres de Xerusalén por encabezar desordes públicos. Herodes, dicen que perpesarosu, consintiéralo y la cabeza’l bautista llegó-ys a Salomé y a la so madre nuna bandexa plata.

Hasta equí la historia más o menos canónica. Pero Xuan el Bautista vien teniendo una lleenda perestremada, una historia un tanto atapecía pola historia eclesiástica oficial. Pa delles tendencies cristianes, Xuan yera’l que de verdá encabezaba’l movimientu de renovación relixosa y política d’Israel, colo que Xesús yera un siguidor más, cosa que quedaríe probao por permitir sometese al ritu’l bautismu de les sos manes, un ritu ayenu a les tradiciones xudíes. Pa munchos de los seguidores d’esta idega, Xesús yera’l rei, mentanto que Xuan yera’l sumu sacerdote que lu unxía pel augua. Xesús yera Moisés, Xuan yera Aarón. Xesús yera David, Xuan yera Melquisedec.

Pero hai más. Los principales mártires cristianos, los más antigos, sobrovivíen a tolos tormentos pero finaben cola decapitación, siendo la decapitación de Xuan la más importante y famosa de toes elles. Pero resulta que la cabeza de Xuan el Bautista fora la reliquia más buscada dementres l’alta edá media, xunta’l santu grial. Y la cimera espresión d’esa guetada represéntenla los templarios, que, embaxo les directrices de Bernardo de Claraval, san Bernardo, adoraben una cabeza. Los inquisidores del rei de Francia y del papa d’Aviñón quixeron ver nesa cabeza, a la que nomaron “Baphomet”, un cultu al demoñu, pero too paez indicar que los monxos guerreros yeran “xuanistes”. Esa tradición continuara y, anguaño, la orde los rosacruces revindícase siguidora de Xuan, mentanto que les lloxes masóniques escocistes reclámense como “lloxes de san Xuan”.

Siguinendo les vieyes tradiciones paganes cristianizaes, san Xuan bendiz na so nueche l’augua. Ye por eso polo que cuasi naide s’atreve bañase nel rigu, nel llagu o na mar enantes de la medianueche. Enantes d’esa hora ye vezu que los mozos, homes y muyeres, aporten a les fontes pa facer la “enramada”, l’engalane les mesmes con arcos de lloréu y flores, actividá que desendolquen mientres canten. Más lluéu, al alborecer, dempués de saltar el fueu y ver morrer les fogueres, van coyer la “flor del augua”, que ye la nidia llámina superior d’un fontán, na que pue apreciase flotando les gotes de la rosada y qu’entama vese atravesao pola lluz del sol. Si se bebe esa flor tarase asegurando’l bientar pal añu. Y si una muyer cerquino’l casamientu se llava con ello, sedrá feliz nel matrimoniu. Tamién yera tradicional echase a rodar per un prau moyáu d’esa mesma rosada.

Al mesmu tiempu ye nesta nueche cuando ye posible alcontrar tréboles de cuatro fueyes. Ye vezu dir a la gueta d’esa herba pero la tradición desplica que la suerte allega al que l’alcuentra por casualidá. Por eso diz la canción popular:

“a coyer el trébole,

el trébole, el trébole,

a coyer el trébole

na nueche de san Xuan;

a coyer el trébole,

el trébole, el trébole,

a coyer el trébole

los miós amores van”.

La tradición solsticial ta mui enraigonada en tola cultura occidental pero les calterístiques qu’adicamos n’Asturies namái que les alcontramos nes tradiciones atlántiques, enforma estremaes de les mediterránies. Una nueche de san Xuan asturiana que seya conforme a la tradición tien los mesmos componentes que la descrita por Shakespeare na so obra élfica “A midnight summer dream”. Dase’l casu de qu’esti llibru normalmente traduzse mal yá que ye intituláu como “El suañu d’una nueche branu”, cuando na llingua inglesa “midnight summer” quier dicir “nueche’l solsticiu branu”. Esto ye, que la obra’l dramatutgu inglés tornaríase como “El suañu d’una nueche solsiticiu branu” o como “El suañu d’una nueche san Xuan”.

En dalgunos llugares d’Asturies cellébrase a san Xuan Verde. Ye una tradición perantiga y ta relacionada col “home verde” de los mitos de la viesca, una figura de rexeneración y fertilidá que pue alcontrase en capitales y pórticos de les ilesies. Asina se canta nuna vieya danza:



“yá vien san Xuan Verde,

yá vien y yá vuelve”.

Na mesma catedral d’Uviéu, nuna de les puertes, hai un home verde talláu. Trátase d’una cabeza con barba y cuernos a la que-y salen de la boca motivos florales y vexetales, siendo una representación, como yá dixe, de los principios xeneradores del monte. Esti personax fora mui popular en toa Europa, especialmente cuando’l románico, conociéndose como “green man” o como “Jack the Green” n’Inglaterra. En dellos casos el cristianismu llegó a identificalu con un faunu o con un home xabaz ya inclusive col mesmu diablu. A esti respective, tampoco podemos escaecer la semeyanza iconográfica del home verde col Baphomet que persiguíen los inquisidores franceses nel procesu contra los templarios.

Tamién esta nueche arrecibe’l nome de “nueche les trastaes” nes parroquies rurales. Los más mozos faen bromes, cafiantes delles vegaes, como quitar les portielles, cambiar los preseos de sitiu, esconder los tiestos o, inclusive, descolgar les campanes de la ilesia. Como esto último requier maña y muncha fuerza, la trastada más habitual ye la de forrales con trapu pa que, al día siguiente, metanes la procesión, nun toquen.

El centru ritual d’esta nueche ye la foguera, na que se quema simbólicamente tolo que representa’l pasáu, lo escuro, lo frío. Ye por eso polo qu’en dalgunos llugares quémense los trastos inservibles que fueron acumulándose demientres l’añu. Alredor d’esta foguera báillase la “danza prima”, la reconocida polos asturianos como la so danza nacional. Báillenla conxuntamente homes y muyeres enllazaos polos muñinos y pue ser abierta o zarrada, esto ye, en llínia o en círculu, anque por san Xuan lo normal ye que seya circular por tener el fuéu como centru. El so ritmu vien marcáu por un antigu y llargu romance mui repetitivu, cantáu por un home al que tolos danzantes arrepostien a coro. Ye una danza yá rexistrada nos escritos d’Estrabón y tien un aniciu guerreru, razón pola que, delles vegaes, los homes lleven un palu na mano. Hai una versión “culta” de raigañu medieval na que se bailla con espades.

La lletra la danza prima ye mui asemeyada en tolos sitios, anque apaecen diferencies, motivaes, ensin duldia, pol usu que d’ella fixeran les xentes dende la remota antigüedá. Pesie a too, hay tres versículos que se repiten en toles versiones y que sopelexen perbién el so significáu arquetípicu:



“¡ai!, un galán d’esta villa,

¡ai!, un galán d’esta casa”.

Dempués el “galán” busca a la “neña blanca”, a la que de xuru que dalguién tien encantada, y va alcontrala



“al pie d’una fonte fría,

al pie d’una fonte clara”.

Ya entá ufierta más datos, espectaculares polo que de míticos tienen:

“onde canta la culiebra,

onde la culiebra canta”.

De toles formes, convién señalar qu’hai dos celebraciones de san Xuan onde la danza central ye otra distinta de la danza prima. Asina, en Mieres del Camín, posiblemente la villa que meyor caltuvo la tradición solsticial nos escuros años del nacionalcatolicismu, executen la so propia “danza san Xuan”:



“señor san Xuan,

güei ye la nueche’l señor san Xuan;

¡viva la danza

y los que nella tan;

señor san Xuan.



“señor san Xuan,

yá na foguera nun hai que quemar;

¡viva la danza

y los que nella tan!;

señor san Xuan.



“señor san Xuan,

yá les estrelles a mecese van;

¡viva la danza

y los que nella tan!;

señor san Xuan”.

Pela so banda, nel conceyu de Cabrales báillase’l “corricorri”, otra danza que podemos tamién alcontrar nos escritos d’Estrabón sobro los ástures de la edá’l fierru. Seis muyeres con una rama lloréu na mano drecha arrodien al “baillín”, un home vistíu de collorao, y al son del pandoiru, que marca un ritmu monótonu, van faciéndo-y un cercu que s’estrecha y s’espurre siguiendo les voces d’un coru femenín. Too paez indicar que ye un resclavu de les dances sexuales de la prehistoria, nel que’l baillín ye una figura de calter fálico.

Demientres el franquismu, dalgunos sectores de la ilesia consideraran la nueche san Xuan como un resclavu’l paganismu y, magar que nun fora prohibía, la cellebración amatagárase nes aldegues, abellugárase nel mundiu rural. Pero como la cris de l’agricultura tradicional nun allegó a Asturies hasta bien entrada la década los setenta’l sieclu XX, los campesinos nun emigraron a les ciudaes hasta mui sero. Eso supunxo que los vieyor ritos perdudaron y, cuando’l xeneral molancín yá yera historia, recuperaron espacios perdíos.

La nueche san Xuan cellébrase en toa Asturies y nun hai aldega, por pequeña que seya, que nun lo faiga anque seya de la manera más cenciella. Dende’l grupín de diez vecinos de los llugares más arrequexaos del país hasta la villa de Xixón, los rituales son esautamente iguales. Namái cambia la dimensión y, llóxicamente, una cierta artificiosidá multicultural nel casu les urbes, onde les tradiciones conviven con modes recién importaes, propies de la mundialización económica.

Paradóxicamente, l’ésitu de la nueche san Xuan nes ciudades ta suponiendo l’aculturación de la mesma, aportando una perda de xacíu ritual y de componente máxicu. Les villes y les ciudades compiten coles sos folixes d’una mena descomanada, tratando d’atrayer público. D’esta manera, les fogueres son cada añu más grandes ya espectaculares, colo que nadie puede saltales porque la columna de fuéu pue ser de vente metros. Per otra parte, por esi tamañu tan colosal, la xente tien que tar a una montonera metros de la foguera, que nun muerre n’hores, nun siendo raro que seyan los bomberos los que tienen qu’apagala.

Ya pa pela mañana, entá hai llugares onde les moces salen a por herbes melicinales, como les fueyes de la verbena, que preserven de la picaúra la víbora. Dempués dancen escontra’l sol cuando entama riscar. Asina diz la tradición:

“al que cueye la verbena

na mañana de san Xuan

nun-y pica la culiebra

nin bichu que-y faiga mal”.

La importancia d’esta planta ye tala qu’acabó por dar nome la la fiesta posterior a la romería: “la verbena”. La tradición atlántica presenta esta flor como enllena de sacralidá, porque fora recoyía por vegada primera pola divinidá primixenia. Pero, y d’ehí’l so espardimientu perdayuri, los romanos emplegaben augua de verbena como ermunu llíquidu pa llimpiar los altares de Xúpiter, el so principal dios.

Tamién se recueyen les flores del benitu o sabugu porque dizse que san Xuan mexa penriba d’esti arbustiu enantes del amanecer y otórga-ys propiedaes máxiques.

Una tradición yá perdía yera la de pasar al ganao, especialmente a les vaques, pol augua’l rigu y, dempués, pente’l fumu de dos fogueres. Asina pretendíen asegurar la salú de los animales. Amái de les custiones mitolóxiques, la realidá material ye que les vaques, llavaes y afumaes, quedaben desparasitaes.

15 comentarios:

  1. No me extraña, David, que te sientas tan orgulloso de tus tradiciones y tan identificado con ellas. Es impresionante como los asturianos, en un silencio total, sin hacer ruido, mantenéis determinadas cosas que vienen ¡de la edad del hierro! Creo que, desde un punto de vista positivista (científico), si en esta España que nos tocó hay una nación, definiéndola como la ciencia actual define el viejo y discutible concepto de "nación",esa nación es Asturias. Yo soy castellano y me gusta mi tierra, y quiero a mi gente. Pero sé que no es una nación. Pero también pienso que los vascos tampoco son una nación. Asturias sí lo es.

    ¡Me debes una mariscada en Tazones!

    ResponderEliminar
  2. Prestome l'artículu. Pero'l comentariu d'Autónoma déxame xeláu. Coño, coño. Yá sabemos que fue alumnu de DMR y agora compañeru. ¡Impresionante! Gracies, castellán. Eses pallabres unen a la xente. El problema ye esa idega imperial d'España. El problema nun son los castellanos. Un saludu fraternu, Autónoma.

    ResponderEliminar
  3. Préstame abondo que teas de vuelta.

    A mí ablucome lo de Mieres del Camín, que ye con sos conciertos d'Andy y Lucas, la que más ta desvirtuando la fiesta San Xuán.

    Yo güei cellebraré la nueche en Tresona entamando lo nuevo con un conciertu de Dixebra, ye bona xera pa dexar atrás tolo medrosu, non?

    Dalguién sabe por qué dalgunos sitios ponen "Xan Xuán"?

    ResponderEliminar
  4. Na década de los ochenta anduve a la mar, pescando, como bon playu... Una nueche de San Xuan, escura, con bona mar y meyor visibilidá, llegé a cuntar más de ¡cincuenta fogeres! a lo llargo de tola costa, ente'l cabu Peñes y Les mariñes de los conceyos de Xixón y Maliayu. Yeren fogeres pequeñes, de xente de pueblu. Púxoseme la piel de pita, como una fiesta pagana y asturiana cientu por cientu, entovía tenía tanta vixencia nesta Asturies escaecida ya inorante de la so hestoria ermuna...

    ResponderEliminar
  5. Prestosu artículu. Pero como ya dixe otra vegada, llámame muncho l'atención el gran conocimientu que DMR tien de los mitos y relixones. El so llibru de les fiestes asturianes ye un tratáu de mitoloxía comparada y un estudiu sobro'l cristianismu en concreto. Los sos artículos d'esta temática nun desmerecen de los sos analises d'economía, mui certeros polo xeneral.

    ResponderEliminar
  6. Esta nueche baillemos la danza y saltemos la foguera. Col amanecerín busquemos la flor del agua, moyémonos na orbayada, busquemos el trébole... Entrada la mañana, rescampla con fuerza'l sol allaribones nel cielu neto a un gran discu doráu forxáu col mesmísimu y llexendariu oru de los ástures. ¡Viva San Xuan!.

    ResponderEliminar
  7. Xuan K. II (Founder member of The Paisans)24 de junio de 2011, 10:23

    Estes entraes préstenme más y véoles más interesantes y cercanes que los mitos más nuevos que rayen la ciencia-ficción alrodiu de posibles xuntances de "les tribus ástures", que talamente vienen a ser como discutinios sobre'l sexu los ánxeles. Volveráse a esi xéneru, pero agora mismo yo toi emparcháu y nun me lleva'l cuerpu más compangu.

    A too esto, polo visto, na "pepeá" sacaron una riestra de lletrerinos na parte d'abaxo la pantalla con datos de supuestu interés mientres duraba la retresmisión de la danza de Mieres del Camín. Resulta que los oríxenes de la danza prima remóntense ¡al S.XIX!

    Y eso que sacaron xusto anantes a Alberto Álvarez Peña... será inorancia o incompetencia?

    D'otramiente, allégrome de volver a tenete "per equí".

    Un abrazu.

    ResponderEliminar
  8. Tuvi na foguera de casa unos amigos nel conceyu de Quirós. Prestaríate aquello. El ritual cumpliérase y aquello yera como tresportase a otru tiempu ya otru espaciu. Cuando taba nello pensé nos años que perdiera'l tiempu faciendo'l mono na foguerona de la playa Poniente. ¿Qué tal salió la foguera d'Argañosu?

    ResponderEliminar
  9. Autónoma: abres una discusión muy interesante y tremendamente controvertida desde principios del XIX. Como seguramente sabes hay una larga discusión sobre cuál es la base que constituye una nación, si las características materiales o la voluntad de serlo. Un buen ejemplo es contraponer el caso asturiano y el caso vasco. Asturias mantiene, como observas con admiración, rasgos materiales de la edad del hiero, estructuras sociales prerromanas y precristianas, tuvo una monarquía en la alta edad media, posee una lengua, declaró la soberanía varias veces (una de ellas, 1808, totalmente indiscutible), vivió la revolución industrial e incluso la proclamación de una comuna obrera... Hay muy pocos países en Europa con todos estos rasgos. El País Vasco mantiene pocos de estos rasgos (alguna costumbre y la lengua), pero hay una voluntad de ser nación muy extendida y presente desde el último tercio del XIX y, sobre todo, desde principios del XX.

    Seguiremos discutiendo en Tazones, pero si quieres un buen marsco del país habrá que esperar a que pase el verano.

    ResponderEliminar
  10. Anque nun soi profesional salí a la mar muncho, a pescar ya en "misiones ecoloxistes". Y tuve tamién la esperiencia de dalguna nueche san Xuan como la de Playín. La verdá ye que ye impresionante.

    ResponderEliminar
  11. Lo de Xan Xuan nun sé d'aú vendrá. Hai rexones de Galicia onde pa "Xuan" empleguen "Xan" ya igual esi términu entra n'Asturies como "contaminación" o como rasgu de fala de transición. Entós sedría una redundancia "Xuan Xuan", porque nun me paez que de "sanctis" pueda derivar "xan". Pero yo nun soi un espertu nestes coses. Doctores tien la ilesia y l'academia.

    ResponderEliminar
  12. Xuan Kadarma II the Paisan: lo de los mitos más nueos de la "unidá de los ástures" ye un poco cafiante, ye verdá, amás d'enforma inútile, pal mio pesar. Y lo de la danza prima decimonónica ye de traca. Pero nun t'esmolezas, nun ye solo una inoranza de la nuesa cultura, sinón productu de la baxa calidá de los nuesos periodistes. L'otru día, "La Nueva España", nuna defensa ridícula de la Semana Negra, punxo como exemplu la feria de Saint Giles d'Oxford. Ye una fiesta nacía nel 1624 y los periodistes C.J. y J.M.C. (creyo que C. Jiménez y J.M. Ceinos) dicíen: "como típica feria victoriana...". La raina Victoria a principios del XVII, vamos, cuasi contemporánia d'Enrique VIII.

    ResponderEliminar
  13. Esti blogue de DMR ya nun lo reproduz nin Aruelu nin Infoasturies. Queda claro. David M. Rivas ye un pocoñín incómodu. Igual ye porque ye l'unicu nacionalista que lo tien claro dende hai trenta años. Eso de nun ser comunista debe ser la clave.

    ResponderEliminar
  14. Home, amigu, nun mos pongamos asina. Yo pienso que siempres me trataran bien neses páxines informatives. Si nun dan agora enllaz sedrá por cualisquier cosa. Vienen tiempos duros y nun tamos pa tolaes sectaries. Pero tamién t'agradezo esa evidente simpatía que sopelexes pa comigo.

    ResponderEliminar
  15. Bien, David. Sigues siendo l'ideólogu asturianu menos sectariu de los que yo conozo. Los tos silencios dende hai meses valen tanto como los tos artículos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.