17.4.11

Selmana santa

La selmana santa entama col domengu ramos, cuando, sigún la tradición, Xesús fora arrecibíu en Xerusalén como si fora un rei, yá que yera consideráu descendiente directu de David. Entró na ciudá montando un pollín –que seguramente que yera una pollina-, custión que munchos consideren un sopelexu de cenciellez o d’humildá. Podría ser, pero lo cierto ye que los reis d’Israel cabalgaben nuna burra virxe cuando diben al templu pa ser unxíos y coronaos.

Esi día, pa pola mañana, bendícense los ramos. Tradicionalmente esti ramu ye de lloréu, anque hai yá décades que los neños suelen llevar rames de palmera o figures enxareyaes coles fueyes d’esti árbole. Dempués de bendites, eses palmes regálense a los padrinos y a les madrines. Pesie a tóo, la xente mayor y, polo xeneral, los habitantes de les aldegues, siguen fieles al lloréu.

El lloréu ye un de los árboles con mayor carga simbólica de tolos qu’ocupen les viesques d’Asturies. Entá güei, cuando se llevanta una casa remátase’l teyáu con una rama lloréu porque, anque yá nun se sabe’l porqué, hebo la creyencia de qu’abellugaba de los rayos. Nun país d’arboles caducifolios ya onde, por exemplu, nun hai coníferes (los pinos y abetos d’anguaño son toos de plantación), el lloréu, como’l texu ya’l carrascu (o xardón, o acebu), representaben la permanencia, la estabilidá y l’orde. El lloréu fora rápidamente cristianizáu –como’l carrascu, pero non el texu- y convirtiérase nel “ramu” que los sacerdotes bendecíen el domengu ramos. Por embargo, dase la circunstancia de que dalgunos obispos, al mesmu tiempu que cellebraben los sos ritos pascuales, señalaben al vezu de los asturianos de poner lloréu nes puertes de les cases y de les cortes como un niciu inenquívocu d’adoración al diablu, que yera una forma mui clerical de referise a la relixón antigua. Asina, con esa sosprendente dicotomía, el lloréu llegó hasta los nuesos díes como árbole sacráu.

Los díes de pasión entamen el miércoles y lleguen hasta’l sábadu. Les calterístiques d’estes cellebraciones n’Asturies son enforma probes en comparanza con cualisquier otres d’una sociedá igualmente católica. La tradición ye escosa y la mayor parte de les procesiones fueron introducíes pol nacionalcatolicismu tres la guerra civil. Por exemplu, la güei percellebrada selmana santa d’Avilés tuvo la so primer procesión en 1948. Inclusive dalgunos cultos, especialmente a cristos crucificaos y xacentes, espardieron la so popularidá porque yeran procesionaos por militares, particularmente soldaos de la Llexón Estranxera. De fechu, nos años de la transición política, les procesiones desapaecieran de munchos llugares, como por exemplu Xixón. Nunos sitios enxamás se recuperaron ya en otros fixérase mediaos los noventa pero la participación ye más bien escosa.

Amás, les procesiones tradicionales, les que sí tienen raigañu y resistieron el pasu a una sociedá desacralizada, caltienen una estética mui estremada a lo que vemos, por exemplu, nes tres ciudades más importantes d’Asturies. Nes villes y pueblos onde hai tradición la xente va descubierta o con verduguín, pero non con capuchones puntiagudos. A la contra, nes ciudades les procesiones son una mala copia de folclor foriatu, con una vestimenta ayena a la tradición asturiana anterior a la guerra civil. Pero lo que nun se pudo importar fora la manera de sintir, d’emocionase o de vivir la fe, porque a dengún asturianu se-y ocurre dir dándose de vergaxaes pela cai nin llamar “tía buena” a la Virxe dolorosa. D’esta manera, a un andaluz o a un castellanu que seyan bonos conocedores de los ritos d’esta selmana, les procesiones de les ciudades asturianes diba paece-yos una caricatura, porque nin tienen el dramatismu tétricu de les procesiones castellanes nin la vistosidá teatral de les andaluces.

Por eso les procesiones más auténtiques vense en llugares pequeños, principalmente marineros, onde hai una tradición de veneración a los cristos y a les virxes de la mar, como Lluanco, Cuideiru y L.luarca. En Candás, por exemplu, llevanten el velu a la virxe con un bicheru pa saber cómo va ser l’añu n’asuntos de pesca. Si la cara se descubre completamente la pesca va ser abondosa, pero si nun ye asina l’añu va ser malu.

Toles manifestaciones relixoses d’esta selmana siguin un mesmu patrón, anque, como ye lóxico, danse variaciones. El miércoles tien llugar la primer procesión y suel ser de calter mariano. El xueves ye la procesión de la última cena o del prendimientu y conmemora la cabera nueche de vida de Xesucristo, que finaliza cola crucifixón. La procesión del vienres, polo xeneral la más importante, ye la del descensu y l’intierru. Nalgunos llugares hai otra procesión nel amanecerín del sábadu, llamada del silenciu, de l’alborada o de la seitera. Con ella zárrase’l ciclu y alguárdase a la resurrección.

Tienen interés, na procesión del vienres, les ceremonies del “desenclavu”, cuando se-y quiten a un Cristo articuláu los clavos, ún a ún, pa depositalu nun ataude cristal y llevalu pal sepulcru. Esta sí que ye una ceremonia de muncho dramatismu que va acompangada d’un pregón o sermón executáu metanes un silenciu ablucante. Hai dellos cristos que se baxen de la cruz pero los más trabayaos ritualísticamente son los de Villaviciosa y Piantón.

Y nesos sermones del vienres tienen gran importancia les llamaes “pallabres caberes”, les últimes frases que Cristo dixo na cruz. Nun voi poneme a repitiles pero hai una de munchu calao relixosu. Xesús, que nunca diz el nome de Dios, conforme a la tradición xudía, sí que lo fae cuando ta dando les boquiaes. Y lo que diz ye “Elohim, Elohim, ¿lama sabactani?”. La torna ye “mio Dios, mio Dios, ¿por qué m’abandonasti?”. Pero resulta que’l llibru “Xénesis” entama tamién con “nel entamu creyó Elohim los cielos y la tierra”, tornao como “nel entamu creyó Dios los cielos y la tierra”. Ya’l casu ye que n’hebreo “elohim” ye femenín plural. Lo mesmo na creyación que nel reproche de Cristo la referencia ye a daqué asemeyao a “les dioses” o, de xuru que con más xacíu, a “les madres”.

Hebo hasta hai unos años dos ritos practicaos polos neños y que se cellebraben el xueves santu. Los guah.es entraben na ilesia tocando carraques y matraques, faciendo un ruíu tan ensordecedor que’l diablu espavoriábase y salía corriendo del templu, a onde entrare pa suplantar a la divinidá. Tamién golpiaben con fuerza descomanada les llábanes del cabildru la ilesia con unes vares d’ablanal, y faciénlo hasta que les blimes quedaben en cadolles. Yera la ceremonia de “matar xudíos”. Estes blédanes pañábense y guardábense en casa y, cuando venía una embelurdia mui fuerte, echábense al fuéu. Asina, con esti ritual, nun cayíen los rayos sobro la casa.

La selmana santa ciarra col domengu resurrección o domengu pascua. Dende’l puntu de vista cristianu esta ye la fiesta principal del añu, porque la creyencia na resurrección de Cristo ye l’ellementu central de la relixón mesma. San Pablo llega a escribir que “si Cristo nun resucitare nada tendría xacíu”. Trátase d’una fiesta típica primaveral, del sol que renaz, y, por eso, esti domengu tien la so prolongación el llunes ya’l martes, llamaos n’Asturies, “del bollu” y de “los güevos pintos” respectivamente.

Na madrugada’l sábadu al domengu cellébrase una ceremonia mui peculiar en Bisuyu. Poco enantes de la media nueche préndese una foguerona, la “fumaza”, xusto enantes d’entamar la misa crismal. Cuando acaba l’oficiu relixosu los vecinos dancen alreor de la foguera durante tola nueche y comen el “bol.lu”, un pan dulce. Mentanto, les campanes nun dexen de repicar hasta’l riscar del sol.

En Lluanco faese dende mui antiguo una ceremonia llamada “la venia”. Lleven a la Virxe dolorosa, de negro riguroso, hasta la playa, onde alcuentra al Cristo resucitáu. El séquitu la Virxe fae tres arrudiamientos nel sable, como pidiendo-y la venia a Xesús. Entóncenes quíten-y a la Virxe les sedes negres que la envolvíen y apaez con un rellumante mantu blancu. Nesi momentu, la flota pesquera fae sonar les sos potentes sirenes.

El llunes de pascua cellébrase de móu mui especial n’Avilés, onde se conoz como “llunes de bollu”, una tradición qu’arranca de 1893. El nome procede d’un pan dulce, una triba bizcochu de fariña, mantega y zucre glasé. L’eventu más importante ye, ensin duldia, “el mantelón”. Llargues meses llenen les cais pa que vecinos y visitantes cellebren la pascua, llegando delles vegaes a sumar quince mil comensales.

Pela so parte, el martes de pascua ye’l día de los güevos pintos. El güevu ye un ellementu propiu de les fiestes paganes que fora cristanizáu mui recién. N’alquimia, el güevu filosóficu xuega un papel mui importante como símbolu de la materia prima, a partir de la que s’encubaza la piedra filosofal pola acción del fuéu. Caún de los componentes del güevu tien la so simboloxía específica: la yema ye l’oru, la clara ye la plata. Per otru lláu, p’algamar esos metales preciosos ye mester romper la cáscara, lo que representa l’esfuerzu ya’l dolor. D’esta miente, sofitándose nesa visión de rexeneración, el cristianismu fixo del güevu un símbolo de resurrección, porque Cristo saliere del blancu sepulcru como un pitín maduru. Esta ye la razón pa que’l güevu apaeza nes fiestes de pascua, como una adaptación de les antigües fiestes primaverales.

En munchos llugares cellébrense estes fiestes, con güevos metíos en bollos, escondiellando güevos pa que los neños los busquen ya un llargu etcétera. La orixinalidá d’Asturies ye qu’equí decórense. Pola so parte, n’Alemaña, con una especial tradición na ciudá de Colonia, métense los güevos cocíos nun balde tinta y, dempués, pónense como pinchu nes cerveceríes. Ye mui posible qu’esti vezu llegare a Asturies y a Alemaña dende la tradición de l’antigua Grecia, onde se regalaben güevos pintaos.

Son varios los llugares onde conseguir güevos pintos, pero les fiestes más importantes son les d’Avilés, Sama y, riba too, La Pola Siero, con una folixa mui concurría ya eso que’l martes de pascua nun ye fiesta en cuasi dengún sitiu.
Imprimir

16 comentarios:

  1. Benedictu XVI ye un gran Papa y d'esto han dar fe los años en pasando pero, y tou tien un pero, dio-y por asoleyar énte los mortales dalgún qu'otru "secretucu" vaticanu.
    Agora, cola publicación del segundu tomu de la so historia de Xesús, desvélanos un datu que pue esfarrapanos la distribución "fiestera" de la Selmana Santa. El Vicariu de Cristu fai suya la interpretación del Evanxeliu de San Xuan, qu'alluga la muerte de Xesús en xueves y la Última Cena en martes yá entrando en miércoles. Asina qu'ésta nun sedría la Pascual, sinón un aconceyamientu colos discípulos.
    Masque, igual que pasa colos capiruchos, esto nun restaría pa que los cancios per saeta entamaren el mesmu llunes.

    ResponderEliminar
  2. Ye sorprendente cuanto sabes de relixón. Conózote dende neñina y sigues sorprendiéndome. Yes la hostia, tíu David, yes la hostia. Non solo te quiero, ye que ta admiro,

    ResponderEliminar
  3. Lo que nun soi a entender ye la zuna d'agora de facer procesiones con caperuchos poles principales ciudaes d'Asturies, españolizándolo a más nun poder.
    De siempres hubo procesiones nos pueblos d'Asturies bien prestoses (pa los creyentes o los curiosos) ensín nenguna necesidá d'estes espresiones de gandiosidá españolista.
    Alcuérdome con muncho cariñu de les que facíemos de guah.es na parroquia de Sta Leocadia de Llaviana alredor de la parroquia cola ría d'Avilés a lo fonderu.

    ResponderEliminar
  4. http://www.nonaldesmantelamientu.blogspot.com

    Blogue de la mocedá: " Por unes Cuenques pa vivir y trabayar"

    Agradecemos enforma que s'enllace'l blogue. Gracies!

    ¡Puxa Asturies socialista y dixebrá!

    ResponderEliminar
  5. Una entruga: ¿de onde vien lo del "Mantelón" n'Avilés? Ye la primer vegada qu'agüeyolu y prestaríame sabelo porque de xuru que tamos nomándolo mal nós col "Xinta na Cai".

    ResponderEliminar
  6. Tranquilo, amigo Dixebra. Se trata de un invento del profesor Rivas, que tiende a mezclar la descripción de la realidad con sus propios inventos o deseos. Nadie llama "El Mantelón" a la "Comida en la Calle". Las cosas como son.

    ResponderEliminar
  7. Son años ya lleéndolo y enxamás sentí qu'el profesor Rivas inventárase daqué, tolo contrario. Asina, meyor esperemos pola esplicación enantes d'acusar dende l'anonimatu.

    ResponderEliminar
  8. En Degaña el teixu ia parte'l ramu que bendiz el cura el domingu ramos xuntu al escaso laurel. Luego poníase na puerta las casas ya las cortes.

    Salú.

    ResponderEliminar
  9. DOs cosiquines:
    Primer cosiquina: Enforma pior que los "capuchones puntiagudos" ye l'encolingar les banderones d'España nos balcones y ventanes con rancior franquista al pasu la Procesión. Tien de ser que los "fieles" más qu'a Dios sonlo a España.
    Segunda: EN Candás, Davicín, digo yo que-y halarán el velu a la virxe con un gaxarte, meyor que con un bicheru,...

    Un playu comu to güelu,...

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito... la fe. Pues nada, Dixebra, espera sentado a que te convenzan del invento de "El Mantelón", aun a pesar de que te consta que nadie lo llama así. El que tenga fe en Dios se salvará, dicen.
    Ah, por cierto: tú firmando "Dixebra" no eres menos anónimo que yo. ¿De acuerdo?

    ResponderEliminar
  11. La ignorancia ye bien atrevía ... Si dalguien diz algo, qué menos que dexalu esplicase y non crucificalo enantes de facelo. Y amás, Rivas, que nun ye precísamente d'actos de fe y desplícalo too perbien.
    Y yo soi usuariu logáu, con cuenta en google a la que puedes calcar, nun ye lo mesmu que firmar como anónimu. ¿De acuerdo?

    ResponderEliminar
  12. Bueno, nada, pues que nos lo explique. Pero ya te anticipo que de "Mantelón" nada de nada. Esa fiesta tan guapa es de hace cuatro días y no tiene otro nombre popular que el de "Comida en la Calle".
    Por lo que a ti respecta, Dixebra, he de darte la razón: eres usuaria identificada con todo detalle:
    Dixebra
    Sexo: Mujer
    Horóscopo: Acuario
    Sector: Cumplimiento de la ley o seguridad
    Profesión: Fartón
    Ubicación: ASTURIES : Islas Mariana del Norte
    Seguro que algo de todo eso es cierto.

    ResponderEliminar
  13. Fiesta del «mantelón», Lunes de Pascua,(2-4-2.002). La cita que tienen los avilesinos cada año con la comida en la calle, recibe el nombre del «mantelón». El ágape callejero de Lunes de Pascua es ajeno a las polémicas por los excesos alcohólicos ­en todo caso, de haberlos, son gastronómicos­, no causa mayores trastornos al vecindario y no conoce límites de edades, ni por arriba ni por abajo. Las casi kilométricas mesas dispuestas ayer a lo largo y ancho de las principales arterias peatonales de la ciudad para hacer posible la celebración de la mayor comida callejera que acontece en Asturias, reunió a más de 7.000 comensales.
    www.gabitogrupos.com
    Fiesta del «mantelón», Lunes de Pascua. La cita que tienen los avilesinos cada año con la comida en la calle, recibe el nombre del «mantelón». Las casi kilométricas mesas dispuestas ayer a lo largo y ancho de las principales arterias peatonales de la ciudad para hacer posible la celebración de la mayor comida callejera que acontece en Asturias, reunió a más de 11.000 comensales.

    Fiesta del bollo,Avilés (www.dayures.com)

    Son solo dos cites de páxines web que nun escribió David Rivas.

    EL Rei del Goxu y de la Faba (¿o se dice del cesto y de la alubia?

    ResponderEliminar
  14. A mi lo que me prestaria entender ye`l gustu que-y saca della xente a aportar a los alderiques espumarando pela bocona y con un discursu en forma tan cafiante. Ye una manera d`esistir q`abulta bien probetaya.
    Berto

    ResponderEliminar
  15. Pero qué más dará lo que ponga una página web y su copia. Llevo acudiendo a esa fiesta desde hace más de diez años, mi mujer y mis suegros son de Avilés y jamás (pero nunca jamás) he escuchado eso de "El Mantelón". A lo mejor el invento no será del profesor Rivas, pero es un invento como una casa. Si lo hubiera oído alguna vez os prometo que os lo reconocería paladinamente, pero no es el caso.

    ResponderEliminar
  16. Pa inventos los de la feria de abril, con baile de sevillanas y pejcaíto, en Xixón, L'Infiestu, Villaviciosa, Uviéu, LLangréu,etc, etc. Pero claro, eso tampoco importa. ¿El año que viene en Avilés, y nos olvidamos del "invento" del mantelón?

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.