4.4.11

Pieslla Paraxuga: una reflexón ya un apunte d’un amigu

Primero fora Trabe, un añu más sero Alborá y agora Paraxuga. Dulce Xil tira la toballa. Paez ser que piensen (ella y la so hermana Yolanda) aguantar hasta la Selmana de les Lletres porque siempres se gana dalgo neses feches. Yá nun mos queden llibreríes específicamente asturianes. Sacantes el bon llabor de dalgunes llibreríes y quioscos de delles villes capitales (Villaviciosa, Cangas del Narcea, La Pola Siero, L.luarca, Cangues d’Onís, etcétera), namái mos queda encomendamos a que los responsables d’otres como Ojanguren, Paradiso o La Palma seyan más sensibles a les nueses lletres de lo que vienen siendo hasta agora.

¿Por qué ye imposible caltener una llibrería especializada n’Asturies y, no especial, en llibros en llingua asturiana?. Igual la rempuesta l’alcontramos en que l’asturianismu, amás de ser abondo poco de llectura (ye más de chigre y foros), nun aprecia pa nada l’esfuerzu de xente qu’arriesga perres y trabayu pa llevar p’alantre un proxectu neto asturianu.

Amái, nel casu de Paraxuga, la llibrería fora víctima d’un sectarismu xabaz motiváu polos alfrentamientos políticos, primero pente Andecha Astur ya’l Conceyu Abiertu pola Oficialidá y dempués pola griesca de “les dos Andeches”. El boicot decretáu polos directorios de los partíos –una efectiva práctica estalinista- fora esitosu: la llibrería baxó les ventes considerablemente. Como ye davezu, la cultura ye la primer víctima de los cainismos políticos. El castigu políticu a la empresa de la familia del entóncenes secretariu xeneral d’Andecha significaba un castigu a la única llibrería asturiana d’Uviéu, cosa que, evidentemente, namás esmolecía a los autores ya editoriales que nun viven de la subvención, porque a los otros da-yos lo mesmo vender que non.

De toles formes, ensin necesidá de directrices, les coses pinten mui mal pa la nuesa producción lliteraria. Hai unos cuantos meses que L.luis Fernández Álvarez, bon amigu y meyor observador críticu de la sociedá asturiana, facía un diagnósticu tan cenciellu como brutal. Nun voi resumir nin interpretar les sos pallabres, sinon que namái voi permitime reproduciles. Esto ye lo qu’escribía esti mio amigu, noble fíu del conceyu de Tinéu:

“Lo que nos pasa y nos pasara como pueblu ye por ser tan zánganos y tan faltos de compromisu pa colo nueso.

“¿Cómo ye posible que los que tan a favor de la oficialización y dignificación de la llingua y la cultura’l país nun apaezan enxamás per actos a favor de les mesmes?. Desplícome. Ayeri, ensin dir más alló, presentábase dientro los actos del Festival de Cine de Xixón un tebéu n'asturiano llamáu “Manzajú” (refrescu sidra gasificao, años 60/70, de la casa Escanciador). Sí, porque nos años 60/70 los asturianos facíamos refrescos de sidra (Mayador, Escanciador, Manzajú, Zarracina, ...etc.). Y lo coyonudo ye que los neños asturianos bebíamoslo, yá veis. Pues dempués de la presentación del tebéu, mui bonu al mio talantar, echaron una película portuguesa tornada al asturiano. Pues tengo que vos dicir que la sala taba poco mas qu'amediada, si llegaba. El problema nun creyo que fora'l preciu de l'actividá, pues yera de baldre. ¿Aú ta'l problema entós?. Ta claro: el problema ye nuesu, el problema ye de compromisu y de trabayu. Nun creyemos nes coses y por eso xente que glaya al altu la lleva "oficialidá" nun apaez per una presentación d'un llibru, nin d'un discu, nin pasa per L’Arribada (que dura más de diez díes), nin pel festival de cine de Xixón, que nun fadrán muncho pol asturiano pero que pa una cosa que faen nin siquiera vamos. Si ayeri hubiere quedao xente fuera la sala’l cine por falta d'aforu, igual dellos empezaben a velo d'otra miente, por exemplu los organizadores del festival de cine.

“Echo de menos cuando yéremos militantes d'una cultura y d'un país que taba esperando por nós, pa da-y la vuelta (o esi enfotu nos movía). Entós yéremos como un exércitu civil que diba a ellí onde facia falta tar. A llenar l'entoldáu de la Plaza Mayor de Xixón pa ver tocar a Nuberu, Manolo Quirós o Trasgu (4.000 o 4.500 persones), o pidí-y a Víctor Manuel que cantare n’asturiano. A debatir a los actos qu'entamaben los “sensatos y pensantes” y llenar el local y quedar xente fuera. A llenar el teatru Campoamor dos díes seguios (más de 3.000 persones) y escosar les entraes, porque volvíen a cantar n’asturiano unos rapazos llamaos Nuberu. A encirrase na Xunta Xeneral o nel Ayuntamientu Xixón. A llenar el teatru Campoamor el Día de Les Lletres, lloviere o ventare….

“Delles veces díbamos a actos y coses que nun nos prestaben un res y cuando salíamos comentábamos lo que nos había fadiao tener qu’asistir a tal o cual cosa, pero al final siempre salía la mesma frase qu'alguién de nós dicía y que nos consolaba colectivamente:

“había que tar allí porque si nun hubiéremos tao nós, ¿quién hubiere dio a defender lo nueso?”.

“Eso ye militancia y compromisu, pero seique eso nun se lleva yá”.

Hasta equí la cita. Estes pallabres de L.luis son pallabres profétiques, nel sen etimolóxicu’l términu “proféticu”. Porque Alborá o Paraxuga zarren escontra la falta compromisu de los nuesos, o de los que dicen ser “nuesos”. Hai cinco o siete díes un escritor asturianu mui encamentáu presentaba la so última obra na Fnac, una multinacional asitiada nun gran centru comercial. Ye esi’l mesmu marcu –igual “incomparable”- qu’emplega siempres nes sos presentaciones una editorial que presume d’asturiana y progresista. D’esta forma, la ganancia de los pocos o munchos exemplares que siempres se venden nes presentaciones queda na faltriquera d’una multinacional, cuando podría quedar nes pequeñes maseres de Paraxuga, pongo por casu. Pero ye que, seguramente, los nuesos “asturianistes” prefieren dir a Parque Principado qu’a una probe llibrería qu’igual ye “nacionalista” y que tien mui poco “glamour”.

Yo nun me teo por ñacíu de madre virxinal, pero siempres tuve claro delles coses. Nunca presentaría un llibru nun gran centru comercial, referentes esos centros del desaniciu tarrentorial d’Asturies y representación del gran capital. Los miós llibros presentelos n’Alborá, en Paraxuga ya en Trabe, amás de la Casa Cultura de Villaviciosa, L’Arribada, l’Atenéu Obreru de Xixón o la Universidá d’Uviéu. Agora –bona verdá ye-, ye que nun pertenezo a la “divinidá” de la cultura asturiano, sinon que namái que soi un simple doctor n’economía ya un probe funcionariu profesor d’universidá. El mio “glamour” raya’l ceru absolutu.

Pero nun paramos nesto. Ye vezu pente los “asturianistes”, cuando nun tienen un perru, pidir a los amigos un prólogu pa un llibru, un dibuxu pa un cartelu de fiestes, una conferencia n’asociación de vecinos. Pero cuando lleguen a un puestu de xestión y hai perres pa pagar trabayos prefieren contratar a otros, preferiblemente de Madrid, porque lo de Nuea York o Llondres desixe falar inglés, cosa problemática pa los nuesos “intelectuales”. Y, riba too, que nun vaiga ser que los sos amos piensen que tan “contaminaos” col “virus asturiensis”. Escontra esto nun hai nada facer porque, como escribe Schiller, contra la estupideza los dioses lluchen pa nada.

Como colofón a esta noxante situación, resulta que la televisión –tamién de la manu d’otru señaláu “asturianista”- presentose en Paraxuga pa rellatar el pieslle “d’una llibrería emblemática”. Pero –tien bemoles- nos quince años de vida d’esta empresa pequeña y comprometía, nunca les cámares apaecieron pellí.

Pa finar y avisu a navegantes: nun doi nomes pa nun avergoñar más a naide, pero si ye mester nun hai problema en dalos. Pero camiento que nun ye necesario.

Termino. Gracies, Dulce. Namái me duel el fechu de nun sofitate tanto como merecíes.

11 comentarios:

  1. Fáiseme difícil asumir qu'anguaño se vendan menos llibros n'asturiano qu'años atrás como pa que piesllen llibreríes. Nun sé hasta qué puntu son unes víctimes más d'esta malfadiada crisis, quiciabes los eslabones más débiles del sector. Tamién pudiere ser que'l sector del llibru en xeneral se resienta de la competencia d'otros medios. Pero nun tengo datos, asina que son simples elucubraciones un poco fates. D'otra miente, y falando en términos xenerales, cuantayá que'l porgüeyu y el tribalismu con tolo negativo qu'acarreta s'asitió nel mundín asturianista gozando anguaño d'un puxu impresionante, y eso supongo que llevará a la xente a la cascancia, el desánimu y la non participación. ¿Qué importancia tienen les lluches asturianistes en coses como esta y otres d'otra mena?. Sinceramente nun lo sé, pero supongo que tendrán la de so. Nun m'enrollo más. Una mala noticia ensin dulda.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. colos precios que tenía....

    ResponderEliminar
  3. Ye lo de siempres, mercamos nos grandes centros comerciales porque "ye más cómodu" esfarrapando'l mercáu llocal, les tienduques piquiñuques onde tamos perdiendo esi tratu cercanu yan afayaizu.

    Cuánta xente va mercar los domingos, ensin importa-yos la esplotación de los trabayaores de los centros comerciales y el dañu que facemos al comercio llocal.

    No asturiano pasa lo mesmo, preferimos espoxigar lo de fora (veremos lo enlleno que tará Xixón o Piloña pola Feria d'Abril) envede caltener lo nueso (cuála ye la promoción de la Folixa na Primavera, los sidros o l'amagüestu).

    Ye una mala noticia.

    ¿Onde merco agora el to llibru?

    ResponderEliminar
  4. David: nun hai nada que facer. Nun voi poner los nomes que tu un quixisti poner pero son conocíos. Son los del pelsebre socialista, los de siempres. ¿Nun dicía Xuan Bello que Zapatero diba dar la oficialidá? Eso tienlo escrito, el mui zoquete.

    ResponderEliminar
  5. Mui bien, David. Va siendo hora de poner nel so sitiu a tantu manguán del "asturianismu" (mui oportunes les comines). Lo de presentar llibros nuna multinacional d'un centru comercial califica a los autores y editores.

    ResponderEliminar
  6. Palos na romería6 de abril de 2011, 23:37

    Nun sé si esa babayada de Bello ye d'elli namás. Yo llieílo a Balbuena. Bono, son tal pa cual.

    ResponderEliminar
  7. Frases claras y valientes David.

    "Hay gente que come tierra y se come toda la gente que hay sobre ella como las langostas en la Biblia. Y otra gente que se para alrededor y los mira comer."
    Lillian Hellman

    ResponderEliminar
  8. El casu ye que a la vuelta de la esquina tenemos munchu gustu pola amnesia colectiva y aplicar aquello de "en realidá tou'l mundu ye bonu". Fáltennos más mala lleche, comportamientu gafu, encabronamientu y arregañar los dientes, dicir "¡non!" y dar el portazu, recordar aquello de "la que fixisti en Payares pagarásla en Campumanes". Toes elles cuestiones condergadísimes, refugadísimes y denunciadísimes por esi pensamientu políticamente correutu y candial au tamos somorguiaos cuantisimayá y que tolo anubre. Pero lo cierto ye qu'esi proceder amnésicu y bonaz, inocente y desmemoriáu, pol que nos guiamos a costa fecha, namás que val pa que siempre seyan los mesmos los que furtien y curien na so cueva a la princesa de toos... Y cuando cambie'l poder nun van tener reparu nengún en cambiar de bandu ellos tamién y dir escalecer al nuevu llar, porque perriba too son vividores. Y los vividores, siempre fueron y van siguir siendo eso: vividores antes que persones.

    ResponderEliminar
  9. Palos na romería7 de abril de 2011, 21:28

    Tola razón, Xanu. Estes opiniones son bona señal: la xente entama cansar d'estos "divinos" del pesebre. Que cambiarán d'amu si ye necesario.

    ResponderEliminar
  10. Ye bien llamentable que piesllen les llibreríes asturianes (Alborá, Trabe, llueu Paraxuga, una llibrería mui guapa)pero nun parez que sea cosa de "divinos", consignes estalinistes,castigadores, gallegos, infieles o conspiradores. ¿O repartíense pa mercar y vender unos nuna y otros n'otra y de tan pocos pesllaron toos?
    O entamamos a falar en serio de les coses o siguimos xugando a los clús de fans, ho.

    ResponderEliminar
  11. Vas perdoname, Anónimu, pero nun entiendo lo que quies dicir.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.