17.1.11

Llecciones d’alemán ya enseñancies del economista Hitler


Vengo de ver la esposición “Hitler und die Deutschen. Volksgemeinschaft und Verbrechen”, que ta instalada nel Muséu d’Historia de Berlín. Como tolo rellacionao cola museística n’Alemaña, la esposición resulta impresionante y, riba tóo, mui didáctica. A lo contrario lo que se piensa, nun ye l’inglés una llingua mui emplegada n’Alemaña, y na mayoría de los museos ya esposiciones namái que ta presente la llingua alemana. Pero, como dicía, ye tala la escelencia metodolóxica que cualisquier persona de cultura medio, anque nun pescancie migaya d’alemán, ye quien a siguir la trama perfechamente.

Ye la primer vegada que n’Alemaña se fae una esposición sobro’l nazismu y la so dómina, colo que vien ser una triba d’exorcismu popular. Enxamás dende 1945 pudieron ver los ciudadanos –entá una tercera parte de los d’anguaño son fíos de xente que convivió con aquel réxime, bona parte d’ellos sofitándolu- uniformes de les SS, figurines de Hitler, esvástiques a mamplén o ediciónes de “La mio llucha” en una montonera d’idiomes. Hai tener en cuenta que toa esta simboloxía y parafernalia son illegales actualmente. Ye verdá que nun alcontramos dengún elementu que fora propiedá personal de Hitler, pol miéu que sigue habiendo a les “reliquies” del “führer”, pero dalgo ta camundando n’Alemaña. Ya ye bono qu’asina seya.

Conozo enforma bien Alemaña y trabayo con alemanes dende hai dos décades. Daprendiera muncho con ellos, concretamente nel Wuppertal Institute, onde me formaran nes sos metodoloxíes científiques, igual les más avanzaes en materies de tecnoloxía, mediu ambiente y clima. Eso quier dicir que muncho teo falao con alemanes sobro la guerra ya’l nazismu ya, inclusive falando colos más progresistes pente ellos, dábame cuenta desiguío qu’aquello yera un tema incómodu. Si a los fíos y ñetos del franquismu dá-yos perceguera falar de los matancíos de posguerra, ¿qué nun pasará pela cabeza de los fíos y ñetos de los nazis?. Pero ellos, agusto o malagusto, asumieron la so responsabilidá histórica, mientres que los fíos y ñetos del franquismu siguen ñegando hasta’l drechu a enterrar dignamente a los muertos, cosa que –por si la drecha española, emborrachada siempres de catolicismu, lo escaeció- ye un deber pa los cristianos.

Ye necesario, pol bien d’Europa y de la democracia, qu’Alemaña arreblague perriba les sos pantasmes. Por exemplu, la errática política de la Unión Europea sobro’l cercanu oriente vien motivada, fonderamente, pola llerza que la república alemana tien a facer la más pequeñuca crítica al estáu israelín. Lo mesmo pasa, pero más suaviquino, coles polítiques escontra Turquía y los Balcanes. Ye una barbaridá que l’estáu más potente de la Unión Europea siga entaramangáu nes sos culpabilidaes del primer terciu’l sieclu XX. Dempués de setenta años de finada la guerra y de más de cincuenta d’integración europea hai camudar la percepción. Amás, los nazis y los sos fíos y ñetos pagaron penal, económica, política y moralmente l’aberración d’aquel réxime, cosa qu’enta nun fixeran los españoles de Francisco Franco nin los sos fíos, dalgunos d’ellos “ricos pola patria”.

Pero tien la esposición una diferencialidá grande colos discursos más populares dende hai más de mediu sieclu. Ye mui corriente falar del entusiasmu irracional del pueblu alemán pa con Hitler ya’l so réxime. Munches vegaes pensamos que, de sópetu, la nación más culta d’entóncenes, la patria de Kant y de Beethoven, allorió y abellugose nos brazos d’unos babayos que prometíen un imperiu de mil años mentanto cobraben del gran capital. La realidá ye otra: nin tan babayos, nin tan romanticistes, nin tan financiaos.

El partíu nazi namás fora financiáu pola gran industria dempués de tomar el poder, exemplarizable nos setecientos miyones de marcos qu’aportara Krupp. Hasta los años trenta viviera de les aportaciones de los sos militantes y namás que Borsig y Thyssen –¿suena l’apellíu al gobiernu español y a la ministra titular de los museos?- taben na nómina de contribuentes. Ye más, cuando yá taba a piques del poder, el gran capital dedicó a Hitler namás qu’un diez por ciento de les sos aportaciones, apostando pola drecha burguesa de siempres.

D’otra banda, proyectando p’atrás la imax de los neonazis d’anguaño, damos en pensar nun partíu de descerebraos. Nun yera asina. Puede que nes SA primixenies militara un lumpemproletariáu violentu ya irracional, pero pocos autores cayeran na cuenta de la fonda conocencia de política económica de los dirixentes nacionalsocialistes. Ya eso amósalo, pal que sepa lleer les lletres de los procesos sociales, la esposición de Berlín.

Tamos en plena depresión de los años trenta. Keynes allanza les sos propuestes y Wicksel aplícales en Suecia, lo mesmo que Roosevelt nos Estaos Uníos. Hitler nun va ser menos. La demanda pública tira de la privada, lo mesmo que nos otros casos. Non otra cosa taben faciendo tamién Primo de Rivera y Calvo Sotelo n’España. La diferencia taba en que n’Alemaña va ser básica la industria militar, preparando una guerra que los nazis buscaben pa modificar el “statu quo” que surdiera del Tratáu de Versalles. Ye más, el programa d’autopistes, fundamental tamién pal espoxigue de la demanda agregada, diseñárase pensando nel tráficu creciente deriváu de la espansión de Volkswagen (“el coche’l pueblu”), pero tamién con criterios militares, nel envís de dar fácile salida a les divisiones blindaes.

Y llegó esa guerra. Cada vegada que l’exércitu alemán conquistaba un tarrentoriu, la renta de los ciudadanos xubía. Embaxo’l nazismu la meyora económica fora importante. La inflación, que cola república democrática algamó un doscientos mil por ciento, cayera al tres por ciento. El paro, cenciellamente, desapaiciera. Diz el profesor Götz Aly qu’inclusive una bona parte de los dientes d’oru de los xudíos acabaron en el Reichbank y beneficiaron a la población, a les clases medies. La sensación de los alemanes de vivir bien, escontra les penuries de los años anteriores, yera evidente.

Si dalguién remembra la película sobro los procesos a los xueces nazis (Spencer Tracy, Montgomery Cliff, Burt Lancaster, Marlene Dietrich), titulada n’español con un suave “Vencedores o vencidos”, bien ceo se dará cuenta d’esto. El matrimoniu que sirve al xuez americanu desplícalo con claridá: “Hitler tamién fixo coses bones, diera trabayu, los salarios xubieron, había bonos servicios públicos… De l’”otro” nosotros nun sabíamos nada”. Por eso quedó en l’Alemaña probe de la posguerra un amargor social ya una cierta señardá de la dómina de bonanza, de los años del nacionalsocialismu. Bien podríamos calificar el modelu económicu nazi como d’”estáu del bientar criminal”.

Ya esta ye, precisamente, la enseñanza de la esposición. ¿Ye la nuesa sociedá capitalista mui diferente del nazismu?. ¿Nun taremos viviendo, los que vivimos bien, nun “estáu de bientar criminal”?. ¿Nun se caltién esti modelu sobro “los dientes d’oru” de la naturaleza y d’una bona parte la humanidá?. ¿Y nun taremos diciendo, como los protagonistes de la película, qu’hai seguridá social, seguru de desemplegu, servicios públicos, pero que de l’”otro” nun sabemos nada?.

Pero hai otra entruga: ¿qué pasaría si, metanes esta cris económica, dalguién prometiera emplegu y bayura y punxera los instrumentos pa cumplir cola promesa, tal y como fixo Hitler ya’l nacionalsocialismu?. Amás el camín ta cuchao: la drecha lleva ganando la guerra ideolóxica dende hai dos décades ya intercambiando’l llinguax de la dominación col de la llibertá, mientres la esquierda tradicional dexó d’esistir. Ensin dir más lloñe, ¿cómo podemos calificar el mensax central que’l Partido Popular presentó nes últimes ellecciones catalanes?. ¿Nun ta el Front National arrecibiendo los votos de los barrios proletarios qu’hai vente años votaben a los comunistes?. ¿Nun gana’l PP de Madrid –la estrema drecha dientro’l partíu, por más qu’antroxada d’un lliberalismu del qu’enxamás lleera un llibru- nos barrios obreros, sacantes Valleques?. ¿Nun tienen los faxistes los sos principales trubiecos nos barrios obreros de Cataluña, de Flandes o del norte d’Italia?.

17 comentarios:

  1. Hola David
    Del apoyo al Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei por parte de la grandes familias del acero y la industria, los Krupp los Thyssen y demás ralea, creo que Daniel Guerin escribió un libro que se considera bastante canónico. Fascismo y gran capital.
    Hace poco leí las Cronicas desde Berlin (ed. Acantilado) de Eugenio Xammar sobre el ascenso del nazismo son muy reveladoras del apoyo social real con el que contó Hitler y por cierto no se por que al leerlo a mi me recordaban ciertas estrategias electorales del PP.

    JM

    ResponderEliminar
  2. “Hitler und die Deutschen. Volksgemeinschaft und Verbrechen”

    "Hitler y los alemanes. Comunidad Popular y Delito "

    El titulo de la exposición ya lo dice todo.

    Se imagina alguien una exposición en la laboral en que se llamase El Bando Nacional o el robo a los vencidos.

    JM

    ResponderEliminar
  3. JM: El libro de Guerin es de lo mejor que yo leí. Cuando estaba en primero de economía tuvimos que elegir entre hacer un trabajo sobre el fascismo, el comunismo o el anarquismo. Yo elegí el fascismo. De toda la literatura que empleé el libro que más me impactó fue, precisdamente "Fascismo y gran capital". Y sí es cierto que la estrategia fascista de la Italia de los veinte tiene cierto paralelismo con la del PP, sobre todo en Madrid.

    ResponderEliminar
  4. Interesante tema´l que saques equí. Va pocu lleera "Behemoth", de Franz Neumann, un miembru pocu conocíu de la Escuela de Frankfort. L´Estáu Criminal del Bientar, o sía, el Nazismu, fuera un estáu d´ultraesplotación capitalista. Nél, curtiando toa oposición sindical y política, esclavizando a grandes mases de la población, "arianizando" empreses, repartiendo´l botín ente los grandes oligopolios y el Partíu, xorreció un sistema que Neumann nun noma propiamente facismu. Tampocu-y cuadra´l nome xenéricu d´"Estáu Totalitariu". Hebo repartu d´esferes d´actuación (Partíu, Exércitu, Oligopolios Capitalistes)... Abrióme muncho los güeyos esi llibru que, candialmente, m´emprestó un alumnu´l mes pasáu.

    Europa, d´otra banda, ta desnortiada. Y dicir Europa ye decir en bona midida la "Xermania" mal que-yos pese a los periféricos (latinos, anglófilos, eslavos, etc.). Esi complexu de culpa dexeneró n´etnomasoquismu. Y velequí que, como insinúes, tien más equipax ideolóxicu la "Nueva Derecha" (pero non la de Le Pen, sinón la de Benoist, Faye y Cía) que la izquierda convencional que, de marxista de catecismu cayó nel pínfanu y la llamuerga de lo "progre" , lo "islamófilo" y lo "políticamente correuto" (ye dicir, Torquemada col puñu n´altu). Y esto ye mui preocupante.
    Coincido contigo en que tamos, dafechu, nun "facismu global", y que les úniques alternatives teóriques al Sistema tán na Ecoloxía y nos movimientos identitarios. CXB

    ResponderEliminar
  5. Respondiendo a la pregunta que faes al entamar l'ultimu párrafu, pienso que la xente apoyaría al que ufiertare emplegu y bayura, anque traxere venceyada represión, esplotación y supresión de drechos cívicos de toa mena. De fechu yá lo vien faciendo nesti Estáu y nesti país cuantayá, anque esi emplegu y bayura al final acaben convertíos nun corriverás con cascabelinos atrás y sólo queda "esfrutar" de la represión, esplotación y supresión de drechos cívicos...

    ResponderEliminar
  6. Por cierto. Yo lleí "Fascismu y gran capital" con 18 años. Sabía poco pero, como ye lo propio de la mocedá, creyía saber muncho. Pero si güei-y diera esi llibru a un alumnu míu (sacantes una élite estraordinaria), ¿qué diría?. Diría: "home, profe, ¿va obligabe lleer?". Esto ye testual.

    ResponderEliminar
  7. Nun tien nada que ver pero yo soi mui simplón. David: nun hai xuntanza, acabose la vaina. Queda Andecha y la xente bona d'IAS (el to amigu Llope). Ye hora d'entamar dalgo guapo. ¿Vas decir que non? Yes lo que tenemos. Faime casu. Una bona candidatura contigo y con Llope. Tres mil votos pero ye l'empiezu de dalgo de verdá. ¿Pídotelo arrodilláu?

    ResponderEliminar
  8. Carlos: nun conocía a Neumann ya eso que conozo bastante de la escuela de Francfort. Y nun sabía la so calificación d'estáu criminal del bientar. Cuando yo falaba del estáu del bientar criminal creyía ser orixinal. Pero allégrome de nun ser orixinal porque ye la preba de qu'analizo les coses medianamente bien.

    ResponderEliminar
  9. Voltaire: gracies pola consideración. Supongo que yes el "yo mesmu" que diz esto na páxina d'Infoasturies, porque son pallabres calcaes. Yo camiento que la baza tiénenla los nuevos dirixentes d'Andecha y la xente mozo d'IAS o de los que na UNA seyan nacionalistes sustantivos, como diz Carlos X. Blanco. Si esta xente da un pasu alantre y se pon a construyir una opción realista pero bien afitada, los más vieyos pondríense a la orde. Pa encabezar lo que fuera mester o pa zarrar la llista de Peñamellera Alta o Degaña. Pero nun soi mui optimista.

    ResponderEliminar
  10. Copio/pego'l comentariu que fixi en facebook sobro l'artículu:

    Interesantes reflexones, ye bien cierto que rexurdió bastante significativamente la drecha Europea, d'otramiente paez ser que la única esquierda creyible que se caltién na política ye la ecoloxista y la identitaria (nacionalista/rexonalista...).
    D'otra miente dicir que me fixo gracia la rempuesta del "alumnu mediu" a la xuxerencia de lleer daqué llibru. Ye asina de murnio pasa en tolos llaos, yo toi en primeru de FILOLOXÍA HISPÁNICA y hai xente asina tamién...
    Un saludu

    ResponderEliminar
  11. Por mas que lo busco no lo encuentro! Hace ya tiempo David me comentaste, hablabamos de la Panda de Gustavo Bueno, de un articulo escrito por una moza sobre las conexiones de este grupo con la extrema derecha. El caso es que si alguno sabe de que articulo estoy hablando, se publicó en un blog asturianista, por favor informarlo.
    El articulo en cuestión hablaba y denunciaba una estrategia de infiltración ideológica por parte de el grupúsculo que opera detras de Don Gustavo. Nodulo Materialista Revista el Catoblepas y demás.
    La autora describía como esta gente habia detectado la falta de formación teórica e ideológica de la izquierdas y como con un lenguaje adecuado en base a teorías de la conspiración, antiyanquismo, etc. estaban colando el discurso neonazi de rondón.
    Os recomiendo leerlo pues la denuncia que hace es muy clarividente
    Un Saludin

    ResponderEliminar
  12. Buen artículo e interesantes preguntes que te haces. No llego a entender si es inquietante el futuro que imaginas en Europa, pero yo apuesto a que antes del 2040 Alemania va a dar grandes noticias a los historiadores futuros. Ojalá me equivoque.

    ResponderEliminar
  13. Anonimo l'articulu que dices ye "El Catoblepas: revista falangista" d'Edurne Valle y aruelu espubliolu en castellan, pues velu nesti link:

    http://aruelu.com/spip.php?article755&var_recherche=catoblepas

    Un saludu

    ResponderEliminar
  14. No era ese articulo, era uno mas largo , con un análisis mas detallado pero si de la misma autora creo que lo lei en Asturbulla.

    En cualquier caso el fondo de la denuncia es el mismo.
    No deja de tener su gracia que los "marxistas" del PSOE y el PCE hayan alimentado y sostenido a Bueno en Oviedo, Y ahora cuando nuestro "valeroso"falangista se ha quitado la careta se rasguen las vestiduras y le acusen de traidor.
    Bueno, debajo de aquellas parrafadas del cierre categorial y del idealismo materialista siempre tuvo en mente un proyecto Nacional Autoritario de corte entre Hegueliano y Smittcheano.por otro lado no muy diferente del viejo sueño Estalinista.
    De hecho la gran aportación de este insigne filosofo es poner en evidencia(malgré lui) el fuerte paralelismo entre ambos proyectos de Dominio.
    Lo gracioso es que mientras la bobaliconeria académica de nuestros esclarecidos "marxistas" -o más bien la nece(si)dad de cara a la propaganda de contar con algún insigne profesor- ha hinchado ese balón. La ideología reaccionaria y/o nazional-bolchevique ha estado siempre ahí. Delante de todo el mundo para quien lo quisiera ver.
    J.M.

    ResponderEliminar
  15. Muy interesante, JM, lo que cuentas. Como este hilo de conversación está muy agotado porque lleva abierto desde hace bastantes días, tal vez no sea el momento de discutir bajo grandes filosofías. Pero sí es interesante señalar que en una de las últimas películas alemanas que tienen el resurguir del fascismo como trama o como paisaje de fondo, no es raro encontrar escenas que algunos verán chocantes. Es relativamente habitual la escena de la detención de un grupo neonazi y también lo es el hecho de encontrar en la pared de la sala de reuniones los retratos de Hitler y de Stalin. Y el cine alemán de este tipo pasa por ser el más cercano al documental de todos los cines actuales.

    ResponderEliminar
  16. Lo cierto es que existe ese fenómeno político el Nazionalbolchevismus, se da en Alemania pero sobretodo en Rusia. Hitler decía cínicamente que cundo conquistase Rusia pondría de gobernador a...
    el propio Stalin, lo cuenta Albert Speer en sus memorias. Speer,aparte del arquitecto favorito de Hitler, fue el máximo responsable de la implantación del régimen de esclavismo industrial nazi a base de prisioneros y campos de trabajo así como la utilización y explotación de mujeres eslavas para el servicio domestico.
    el gran organizador de esa comunión del Pueblo con el Jefe a base mano de obra esclava y que se libró en Nuremberg a base de cinismo y arrepentimiento.
    JM

    ResponderEliminar
  17. Es que la película de la que hablo es alemana pero, olvidé decirlo, la historia se desarrolla en Rusia.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.