13.1.11

Cinco adjetivos para un autor (Pablo Martín Urbano)


“L’añu la cris que naide nun quixo ver” no es un libro clásico con una unidad temática. Como bien indica el autor en el prólogo, se trata de una recopilación de artículos. Siendo así, más que ante un libro estamos ante un autor y parece lógico que libro y autor caminen de la mano en mi presentación.

El autor, David M. Rivas, en su mejor versión literaria, desde mi propia óptica, se define a golpe de cinco grandes adjetivos, referidos a diferentes contextos que alimentan, naturalmente, una personalidad única. A tal objeto se dedicará este breve trabajo de presentación, apoyándome en textos del libro.

David Rivas es un “radical”, entendido en un sentido metodológico, en el de ir a las raíces en los análisis de la realidad que describe. La causalidad preside su texto. Por decirlo en sentido inverso, la casualidad no rige las decisiones del autor. Todas sus iniciativas y textos tienen detrás, además de un riguroso análisis, una razón de ser. Véase, a modo de ejemplo, “Namái queda una vía”, sobre las opciones del nacionalismo asturiano.

David M. Rivas, siempre bajo mi punto de vista, se puede calificar como “estructuralista”, lo que resulta totalmente coherente con su radicalidad. Al respecto, el autor siempre pone de manifiesto lo permanente de las cosas y la explicación de sus cambios. Ello, en términos de economía, es tanto como sistematizar las diversas manifestaciones, “modos” que diríamos en lenguaje clásico, de la producción y el consumo y de sus interrelaciones más complejas. Pero, también en términos generales, supone determinar modelos de sociedad y relaciones entre individuos. Una expresión de esta perspectiva es el artículo del libro “Cris, ¿qué cris?”, sobre la necesidad de un nuevo paradigma económico para enfrentar una crisis sistémica.

Un tercer adjetivo que define mi visión de David Rivas es el de “ecologista” en lo social, lo que, más allá de la posible redundancia en términos de sostenibilidad, pone de manifiesto la prioridad que el medio ambiente tiene en su proyecto vital, el entorno como modelo de relación social. Sobre este particular, léase “El Musel: diez xides contra un proyectu”, argumentando su posición frente a la ampliación del puerto de Gijón.

El cuarto adjetivo que, en mi opinión, califica a David Rivas es el de ser un “romántico” en su sensibilidad, entendiendo el calificativo como una manera de sentir y concebir la vida y el hombre, incluso la naturaleza misma. Este calificativo puede parecer contradictorio con la idea de “radical”, tal y como se ha expuesto, de ir a la raíz de los problemas. Pero justamente eso es el sentimiento: el empuje de la voluntad frente a la razón, lo que hace valientes a los hombres por encima del valor que se les supone e incluso por encima del valor añadido de sus actos. Por otra parte, nadie es plenamente coherente y en la buena gestión de la incoherencia hay mucho de los momentos de felicidad que la existencia brinda. Véase al respecto “La multiculturalidad sólo existe en reportajes infumables”, entrevista un tanto autobiográfica.

El último calificativo que, en mi opinión, define a David M. Rivas es el de “asturianista”, no en el sentido que tendría “españolista”, que cabría haciendo abstracción del lugar, sino en el sentido de “hispanista”, en relación con el estudio de la cultura, de la tradición y de la historia españolas, en nuestro caso en relación a la realidad asturiana. Esta última constituye un hilo conductor en la obra de David Rivas, donde, en mi opinión, se encuentran sus mejores trabajos. Véase “Soi deldor del pueblu”, una entrevista donde se observa su acervo cultural asturiano.

Estos son los cinco adjetivos que, para mí, definen al autor. Algunos pueden pensar que la gama de adjetivos es muy corta y que son insuficientes para completar o perfilar al autor. Probablemente sea cierto pero, desde mi perspectiva, estos son los que dan permanencia a su obra. En todo caso, estoy seguro de que no faltarán comentaristas o reseñistas que pongan en valor otros calificativos que yo no he elegido.

También pudiera parecer que se han escogido calificativos positivos. Es cierto, pero no es la fiesta de presentación de la obra el momento de aventar calificaciones negativas. Tampoco ha de faltar quien las haga, que para eso no se necesitan amigos y yo lo soy.

Muchas gracias a todos por su paciencia, incalificable y, por tanto, adjetiva, y enhorabuena al autor.

6 comentarios:

  1. Siempre me llamó l'atención la disponibilidá de los amigos madrilanos de DMR pa presentar llibros n'asturianu o sobro Asturies. Y eso faeme pensar na calidá humana sobro la que se tien una posición política non errática pero sí flexible.

    ResponderEliminar
  2. Ye que lo de DMR ye un puntazu. Yo nun lo conozo de nada pero ye un puntazu. Habrá xente bono que nun lo dudo pero DMR ye otra cosa. Ya ta en casa, escribiendo coses guapes pero en casa. Los mediocres consiguiéronlo.

    ResponderEliminar
  3. Coño, David, acabo vete nel blogue de los asturies lliberal. Non se si algunu te reñirá.

    ResponderEliminar
  4. Antev tanto calificativo yo me kedo en blanco y la verdad solo se me ocurre ke se le ha olvidado el mejor y mas importante de todos y es el de JUERGUISTA....pk a juergas David la verdad no nos igualan muxos
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. A ver ke opniais de este e-mail ke med ha mandado un amigo catalan de lo ke esta pasando kon las subvenciones:
    (NO SALES DE UN CABREO Y YA TIENES OTRO....)




    ASI VA ESPAÑA.....


    despues de ver esto...... creo que seré mucho más racista.



    DESPUES DE HABER VISTO ESTE VIDEO MI INDIGNACION Y CABREO NO TIENE LIMITE, YO ESTOY EN PARO SIN NINGUN TIPO DE PRESTACION, COMO MILLONES DE ESPAÑOLES, AYUDADOS POR NUESTRAS FAMILIAS O EN LA PUTA CALLE.......MIRAD EL VIDEO Y DESPUES ENTENDEREIS EL POR QUE DE MIS PREGUNTAS, ............

    QUE NO TENEMOS LOS ESPAÑOLES SANGRE EN LAS VENAS PARA ECHARNOS A LA CALLE Y PARALIZAR ESPAÑA?????????

    QUE NO TENEMOS DIGNIDAD, NI VALORES, NI UN PAR DE COJONES Y SEGUIMOS PERMITIENDO QUE NOS TRATEN COMO UNA PUTA MIERDA EN NUESTRA PROPIA CASA????

    ES QUE ESTA DISCRIMINACION POSITIVA HACIA LOS INMIGRANTES NO ES TAN DAÑINA O MAS QUE CUALQUIER OTRA DISCRIMINACION? O QUE PASA QUE SI SE DISCRIMINA A UN MORO O A UN CHINO O A UNO DE TUMBUCTU ES RACISMO .............Y SI ES A UN ESPAÑOL, QUE NOMBRE TIENE??

    ACASO NOS VAMOS A SEGUIR QUEJANDO Y DESPOTRICANDO EN PETIT COMITE PERO NO VAMOS A MOVER UN PUTO DEDO MIENTRAS NOS QUITAN TODO?

    ACASO UNA PERSONA NO ESPAÑOLA TIENE DERECHO A LO QUE DICTA NUESTRA CONSTITUCION Y NOSOTROS NO?

    VAMOS A SEGUIR PERMITIENDO ESTE ESPOLIO Y NINGUNEO MIENTRAS LLORAMOS NUESTRAS PENAS EN CASA?

    ME PLANTEO TODAS ESTAS PREGUNTAS Y COMO EXIGIR A LAS INSTITUCIONES PUBLICAS, A ESTE ESTADO DE DERECHO, (ME PARTO EL CULO DE RISA CON EL NOMBRECITO, DE DERECHO PA QUIEN???) QUE NOS DE LO QUE ES NUESTRO Y QUE ESOS 3600 EUROS, SI SI , LO HABEIS LEIDO BIEN 3600 EUROS QUE SE LE DA A ESTA FAMILIA Y A MUCHAS OTRAS, POR QUE SON INMIGRANTES, SE LES DE SI ES QUE SOBRA DESPUES DE HABERNOS DADO LO MISMO A LOS QUE POR DERECHO NOS PERTENECE.......
    GEMMA








    http://www.youtube.com/watch?v=WTlClxXorAQ&feature=player_embedded

    ResponderEliminar
  6. Dexo esti discursu nel blogue porque ye una bona espresión de lo que ta pasando. Nun sé si lo que motiva'l comentariu ye verdá o non pero amuesa un estáu social qu'entama ser peligrosu. Que nuna España con menos del 3 por ciento d'inmigrantes haiga estos problemes diz bastantina.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.