30.12.10

¡Feliz 2010! (ye que’l 2011 va ser entá pior)

Ta yá fináu esti 2010 que meyor ye pa escaecelu, pero que namái fora l’añu de l’aplicación de les midíes. Va ser l’añu 2011 el duru de verdá y –nun quiero ser páxaru de malagüeru- igual son entá piores los vinientes 2012 y 2013. Asigún voi estudiando les coses –yá lo dixi otres vegaes- más me paez qu’esta cris va ser la más llarga de la historia’l capitalismu, sacantes una providencial guerra que desvalorice los capitales y aminorgue la población. A la fin y a la postre esa fora la solución que siempres alcontrara’l capitalismu: la guerra francoprusiana, la gran guerra, la segunda mundial ya otres munches rexonales, dende Vietnam a Iraq, pasando por Palestina y Serbia.

Pero pa nun ponemos abondo tráxicos y mundialistes vamos quedar no más doméstico. Esti añu qu’acaba ye l’añu que certifica n’Europa y, muncho más no concreto, nel reinu d’España, la defunción de la socialdemocracia. El gobiernu de Rodríguez Zapatero fora’l caberu que creyera y practicara esa teoría ya esa política económica. Dempués del espeyismu, otra vuelta tamos na griesca “tradicional”: el capitalismu y l’anticapitalismu, el primeru cola so cara impresentable ya’l segundu con munches cares y non toes presentables.

¿Qué fixeren los socialistes españoles nestos últimos menses p’alfrentar la cris?. Lo primero fo facer más baratu’l despidu –que yá yera llibre, por si dalguién nun lo sabía-, pero lo segundo, muncho más grave, permitir que cola cenciella previsión de perdes una empresa pueda echar a la cai a los trabayadores. Y la entruga ye: ¿cómo sabemos qu’esa previsión tien xacíu?. Pos la rempuesta ye: de manera denguna. La normativa que permite a una empresa echar al paro a los operarios porque prevé pérdides nun contempla denguna triba d’inspección pública y dexa nes manes d’un xuez la decisión.

Tamién rebaxaron los sueldos de los emplegaos públicos, con una media’l cinco per ciento. Y bono ye falar d’”emplegaos públicos”. Tolos trabayadores del sector públicu vieron aminorgaos los sos sueldos y conxelaos pal 2011. Nun afleutó la midía namás qu’a los “funcionarios” –los de por vida- sinon tamién a miles de trabayadores que pueden ser despidíos mañana mesmo. Rodríguez Zapatero va pasar a la historia –él, el más “progre” dirixente dende Largo Caballero- por ser el primer presidente que baxa los salarios nominales, sofitándose na demagoxa de que los servidores públicos nun van al paro. Pos ye mentira. Non namái rebaxó salarios a los funcionarios –na universidá, por exemplu, cóbrase agora un salariu real esautamente igual al de 1993- sinon que fixo lo mesmo con trabayadores en precario, con un salariu na rodolada los novecientos euros y que pueden ser cesaos mañana mesmo.

Por si ello fora poco, los paraos ensin prestación de la Seguridá Social van perder de magar febrero los míseres 426 euros que viníen arrecibiendo. Nun ye d’estrañar que lo mesmo Cáritas Diocesana que Comisiones Obreras anden falando yá d’un vente por ciento de probes nel reinu. Y nun ta de más especificar que’l conceptu más estrictu de “probe” ye’l d’una persona “con menos d’un euru diariu d’ingresu”. Tamos falando de persones con trenta euros d’ingresu al mes, sacaos, evidentemente, d’aú puedan… bonamiente o malamiente.

Tamién quitó Rodríguez Zapatero la deducción de 400 euros nel IRPF. Y meyor que la quitare porque nunca la diera. Tolos contribuentes pueden comprebar na so declaración d’esti 2010 que marcha que-ys descontaran esos 400 euros. Eso yá ye una engañifa pero, a mayores, como los 400 euros de marres contabilicen como ingresu previu, la xente pagó una media de 409 cuando fixo la declaración. Eso quier dicir que’l regalu costára-ys nueve euros. Y, dependiendo del tipu marxinal, la broma socialista pudo costar hasta 158 euros. Hai trabayadores qu’arrecibieran 400 euros y pagaron por ello 558.

Igual ye menos importante la retirada del “cheque bebé” porque naide va tener un fíu porque-y dean 2.500 euros. Otra cosa ye que, si vas tener un fíu, guapo ye que te den perres. Pero, por cierto, que lo mesmo se cobra por un Meana-Fernandi que por un Borbón-Ortiz.

Coles mesmes, xuben los impuestos indirectos –l’IVA del 16 al 18 y del 7 al 8- y xuben los impuestos a les rentes del trabayu, del 18 por ciento al 19 pa los primeros seyes mil euros y con un 21 d’ehí p’alantre. Ya esto pasa nun reinu onde los empresarios declaren menos renta que los sos trabayadores. Agora bien, l’incrementu d’impuestos a les rentes más altes entá tan n’espera. Dicen que va facese nel 2011. Yo, personalmente, nun lo creyo. Veremos les cifres reales y non les programátiques d’un gobiernu al que’l mesmu Keynes consideraría d’estrema drecha.

Mentanto’l gobiernu español diera dinero a los bancos al uno por ciento les entidaes financieres emplegaben eses perres pa comprar delda público al cuatro. D’esti mou ganaben tres puntos y poníen más entá nel carel del cagüercu a la economía española. ¿Por qué un gobiernu socialdemócrata nun optó por una banca pública que diera esi capital directamente a les empreses pequeñes y a los ciudadanos a esi mesmu uno por ciento, o al dos, o al tres, colo que tóos salíamos ganando?.

En dómines de cris ye necesario dá-y velocidá al dinero que se gasta ya esi ye’l que va pa mercancíes básiques y pa necesidades primaries. Tamos falando del deldor qu’enanties paga porque tan el círculu más inmediatu de lo económico. Los famosos microcréitos del mundiu subdesendolcáu valen tamién pal nuesu mundiu, non tan desendolcáu como pensamos.

Hai un vieyu cuentu na teoría económica –de cuando la ciencia económica yera una disciplina que pretendía solucionar los problemes- que güei voi actualizar monetariamente. Un turista llega a un hotel y quier ver l’habitación. Pon na mesa la recepción cien euros pero naide los garra porque l’encargáu nun ta presente. Un botones llévalu a ver l’alcoba. Mientres ta nel pisu quintu llega l’encargáu que, en viendo los cien euros, gárralos y sal a pagá-y al carniceru col que tien una delda. El carniceru cuerre a dá-ylos a la llavandera a la que-y unvía los mandilones, porque-ys los debía dende había un mes. La llavandera dá-ylos a un camareru l’hotel que trampiara una cuenta pa qu’ella pudiera convidar a un home al que quería impresionar. El camareru punxo los cien euros na caxa l’hotel y retiró la factura. Poco dempués el turista decidió nun quedase nel hotel porque nun-y prestara la habitación. L’encargáu devolvió-y los cien euros. Total: con un billete de cien euros saldáranse cuatro deldes.

Caro que pal gobiernu socialdemócrata de Rodríguez Zapatero y los sos amos neocapitalistes esto debe ser un cuentiquín como’l de Capiellina Roxa. Ya eso por nun falar d’un vieyu comunista como Álvarez Areces o de Javier Fedez, igual del verbu “feder”.

8 comentarios:

  1. Lleendo estes coses desiguío, como tu lo escribes, un nun sabe si pensar na incompetencia d'esti gobiernu y d'esti partíu o na so descomanada crueldá.

    ResponderEliminar
  2. Repito lo que ya dixe otres veces: estos articulinos d'economía son fundamentales. Sabemos poco d'eses coses y eso bien que lo aprovechen.

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué n'Italia, Grecia o Gran Bretaña la xente échase a la cai y equí toos en casina? ¿Herencia del franquismu o de la transición?, ¿sindicatos domesticaos y bien pagaos?, ¿mocedá inútil y comodona?

    ResponderEliminar
  4. Tou eso y daqué más, vampirella. Control de los medios de comunicación, sistema educativu que nun forma persones, en valores de solidaridá, lo que ye un reflexu d'esta sociedá. Alcuerdome que James Petras, n'aquel famosu informe que Felipe Gonzalez guardó nun caxón dellos años, entrugabase daqué asina:¿Como ye posible que'l fíu d'un trabayador con conciencia de clase, sindicalista, militante d'esquierdes represaliáu pol franquismu, ante la convocatoria de fuelga xeneral, pregúnte-y al patrón, si va o nun va a la fuelga? Dende los pactos de la Moncloa hasta güei tolos axentes sociales fixeron bien el so trabayu, quien nun lo supo faer ye la esquierda, qu'ante esta situación de vuelta al sieglu XIX, nun ye capaz de faer un frente común y ponese a trabayar. Ente allumaos que tán esperando a Lenin pa tomar el Palaciu d'iviernu, nacionalistes escluyentes de too tipu, los que son incapaces de reconocer el derechu d'autodeterminación de los pueblos, desprecien llingua y cultura llariega y los otros, incapaces de mirar a otru llau que nun sía'l so embelicu, y busquen la unidá con defensores del manifiestu de los 100 economístas, vamos en formula I escontra la esclavitú de la clase trabayadora.

    ResponderEliminar
  5. Cagonmimantu, David ... nun son maneres de deseyame'l nueu añu! jajaja. Ties muncha razón, pero déxame pasar la resaca sin medrana!

    Prestosu 2011 pa ti tamién.

    ResponderEliminar
  6. El año ke comienza komo bien dices David sera el de la aplicacion de ñlos recortes y la muerte de la socialdemocracia (ke ya hace tiempo ke ni era marxista ni era nada) .
    Las materias primas escasean,las minas de cobre estan casi todas agotadas por ejemplo, asi ke China , muy habil, esta comprando todas las minas ke puede en Africa para ademas de tener nuestra deuda tener nuestros suministros osea estaremos cogidos por los webs....y esto es solo el principio....vereis el 2012 y el 13.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Dixeronme ayeri lo prosimu que tien pensao'l gobiernu: cada vez que los trabayadores d'una empresa negocien el Conveniu Coleutivu, entamarán les negociaciones dende cero. Tolo que ganasti nel Conveniu anterior tien que volvese a negociar...
    Paez que tamos en puertes d'una nueva fuelga xeneral.
    Ta la cosa poniendose bien fea...

    ResponderEliminar
  8. Esto pinta mui mal. Y los pocos nacionalistes que saben d'economía (por poco que pudieran facer) al marxen porque son incómodos pa les organizaciones. Hai exemplos. DMR ye unu pero hai más.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.