11.7.10

Nun vos empalméis, “rojigualdos”

Nun voi dicir nada de la marcha’l mundial de fúbol nin quexame pol fechu de que “la roja” llegue a la final y que, mui posiblemente, vaya ganala. Como aficionáu a esti deporte nun teo más remediu que reconocer que la calidá la selección española ta mui perriba de la de les demás. Tracamundiar les coses nun val un res. Menos voi protestar contra unos profesionales del fúbol que tan cumpliendo cola so misión, como cualisquier otru profesional debe facer nel so tayu. Si un fubolista pudiere ser acusáu de fomentar “patrioterismos d’estáu”, igual un trabayador del metal puede ser acusáu de fomentar les ganancias del gran capital.
Pero lo que sí llama l’atención ye esi “españoléu” col que tán –y nunca meyor dicho- “toreándomos” día tres día dende los medios de comunicación. Curiosamente, nun son los fubolistes los que mos dan la turria, son los periodistes de cuasi tolos medios. Mientres los fubolistes cumplen col so trabayu y namás que falen de fúbol, los periodistes ya otros profesionales incumplen col suyu y dedíquense al mitín más alloriáu y al panfletu más babayón.
Si España gana’l mundial esto va ser un ensindiós. Dempués de qu’eliminara a Alemaña, sabiendo o suponiendo lo que diba ver, púnxeme a “zapear” peles distintes cadenes de televisión. Daba lo mesmo los progres de Cuatro que los ultramontanos d’Intereconomía: tóo yera d’un ranciu españolismu y d’un ataque a la pluralidá d’esti reinu nel que mos tocó vivir de pa mexar y nun echar gota y, mui especialmente, d’un anticatalanismu enxamás escaecíu y mui rentable pa movilizar unos cuantos miyones de votos.
Nuna cadena cuntábenmos que’l gol de Puyol representaba un güelpe al nacionalismu catalán y conectaben ca dos por tres con dos llugares: ún en Pamplona, na Navarra vascófona, ya otru nuna llocalidá catalana que nun me recuerdo cuala yera. Notra cadena desplicaben que “la piña” de la selección amosaba que la xente –ya especialmente esti garapiellu fubolistes que “representen a la mocedá”- quier dexase de tontaes identitaries y que la idega d’”España” ye la ermuna seña d’identidá. Hébolos qu’inclusive proponíen que s’escaeciere eso de “la roja” y s’entamara una campaña a favor de “la rojigualda”. Por nun falar d’un “profesional” de la información que, de xuru dempués de muncho cavilar, diérase cuenta de que “puyol” rima con “español”. Un día dempués “El Mundo” dedicaba l’espaciu principal de la so primer páxina a falar de los esmolecimientos del nacionalismu catalán pol sofitu a la selección y a la proliferación de banderes españoles nos balcones.
Mentanto, un anunciu d’una petrolera illustraba la cosa con un montax del cuadru de Velázquez “La rendición de Breda” nel que’l xeneral flamencu humillábase delantre Casillas, arrodiáu ésti polos sos compañeros y coles piques de los tercios del duque d’Alba camudaes en cañaveres remataes por banderinos roxigualdos. Ya enriba esti eslogan: “volvemos ser los amos del mundiu”. Pela so banda, l’anunciu televisivu d’una cervecera diz lo siguiente: “… porque nun somos un equipu,.. somos un país”. Mientres tanto, paez ser que l’himnu guerreru nes cais y nos bares ye esti: “yo soi español, español, español…”. Siempre por tres: “España, España, España; Franco, Franco, Franco; Dios, Patria, Rey; etcétera, etcétera, etcétera”. Alcuérdome d’un eslogan de cuando yo yera neñu: “zoi ezpañó,… ¡cazi ná!”.
Ya equí vien el problema verdaderu qu’escuende tanto españoléu: nin son los amos del mundiu, sinon más bien un reinu de poco pesu n’Europa y marxinal na Tierra; nin son un país, sinon más bien un equipu fúbol que xuega mui bien; nin son un pueblu, sinon más bien un mecigayu que tién que glayar “soi español, español, español” pa poder creyelo.
Tóo esto ye un espexismu. Si España pierde’l mundial, el “banderilléu” va durar hasta’l llunes o’l martes. Si España gana, el “banderilléu” durará una selmana. Porque la bandera bicolor nun se convirtió de güelpe nun símbolu “nacional”, sinón que ye la bandera d’un equipu fúbol. La bandera borbónica representa pa los seguidores de “la roja” lo mesmo que la blanca pa un madridista o la “blaugrana” pa un “culé”: una bandera pa glories deportives, pero que naide pon na ventana en nun habiendo finales fuboleres.
Naide que tome la so patria en serio entafarra la so bandera con símbolos chuscos. Cuando un “rojista” pon el toru que representa a una marca de bebides alcohóliques, o un “viva Móstoles”, o un “te quiero mamá”, nun hai muncho qu’ameter. ¿Daquién pué maxinase a un norteamericanu cola marca d’una empresa tabaquera encima les barres y les estrelles?, ¿y a un arxentinu poniendo un chuletón nel blanco la so bandera?, ¿y a un xaponés convirtiendo’l so sol naciente nun iconu d’internet?, ¿y a un irlandés llantando una pinta Guinnes na tricolor?. El tratu dáu a la bandera española por parte la xente ye de llibru de socioloxía político. Ye más, hasta los aviadores españoles destinaos n’Afganistán lleven nos cascos la bandera col toru borrachín, como podemos ver nos reportaxes de televisión. ¡Hasta los militares!.
Tanta bandera forma parte d’un fenómenu esportivu, nada más. Los mesmos bares que ponen embaxo’l televisor la “bandera l’estancu” nesti mundial, van poner l'azulina cuando cuerra Alonso y la roxiblanca cuando xuegue’l Sporting. Y lo mesmo que’l nacionalismu asturianu nun va xubir políticamente por muncho qu’Alonso gane en tolos circuitos del mundiu, tampoco la identidá española va dir más alló del trunfu la selección de fúbol. Nun casu y nel otru, podemos asimilar les dos banderes a la del Sporting. Ya esto ensin escaecer que pa munchos ye más sacrada la del Sporting.

24 comentarios:

  1. L'artículu bien, pero la semeya ye dalgo xenial. Especialmente Berto Peña col pañuelu d'albañil. ¡Menos mal qu'entá queda una migayina humor nel nuestru asturianismu! ¡Yo tamién soi de Manolo el del Bombo, de Manolete, de Lola Flores y de Franco! ¡Arriba España!

    ResponderEliminar
  2. Cosuca llingüística: "Daquién pué maxinase...". ¿Nun casa más col "xeniu" de la llingua asturiana "Daquién pué maxinar"? Pamidea esos reflexivos son calcos del castellán. Un saludín, y dafechu dalcuerdu col post.

    ResponderEliminar
  3. Nun toi mui d'alcuerdu contigu, Rivas. Dexando aparte lo de si España ye país o non (ehí entraríemos nún debate un pocu cansín) yo creo que'l fúbol ye perimportante, por desgracia, nes sociedaes de güei en día, y más n'actualidá, y más en países tan "de burros" como España. Y eso, anque seya de la manera más analfabeta, como tú mui bien lo dexes mediucayer nel to artículu (otra vegada, norabona), tien un componente nacionalista mui fuerte que, col sofitu continuu de los medios, qu'alienen d'una forma abrumadora a la xente, pue tener un gran llargu algame, y mui destructivu (porque eso ye'l nacionalismu español énte tóu, una idioloxía destructiva y arrasadora). ¡Vaya que si lu pue tener! Nun ye pa tomáselu a broma, el nacionalismu de los toros del s. XX ganó una guerra y traxo cuarenta años de dictadura, y el nacionalismu del fúbol del s. XXI pue trayer daqué asemeyáu adecuao a los nuesos tiempos.

    ResponderEliminar
  4. Lo primero: la provocación cachondona de la semeya ye gloriosa. Dos nacionalistes (de los de los trisqueles, los de verdá) faciendo'l mono ye un puntanzu. Munches gracies, David; munches gracies, Berto.

    España lleva munchos años siendo un eslogan. La transición modélica y tóo eso. Pero tóo ye mentira.

    España ye un estáu incompletu, un estáu que nun fora quién. Nun ye más que Checoslovaquia o Bélxica: una imposición. Ellí les potencies vencedores d'una guerra, equí la ilesia y la so inquisición.

    Pienso como Rivas: tanta bandera roxigualda ye un cenciellu xuegu d'equipu fubol. Si yo me considerara español nun sería quien a ver tanta mierda enriba la mio bandera. Pero, como soi asturianu, de la parte de Piloña, préstame ver tantu toru, tantes lletres ya inclusive tantes aigles de San Xuan (la de los reis católicos y de Franco) nes manifestaciones. Presta ver como los españoles nun saben del respetu a los sos símbolos. Igual ye que, nel fondu, nun los tienen.

    Los sos cantos, les sos lletaníes, son toes iguales: "somos superiores". ¿Qué diría don Adolfo (l'alemán) de raza hispana tan enchipada?. En cuantes que los dexes un par de decenios, los españoles saquen lo pior de la so historia. Dende lo de Lepanto nun ganen nada y llévenlo mui mal.

    Los españoles -los que se consideren como tales- amosen lo que son: un mecigayu cultural agresivu que nun trescaló na ilustración. Por eso siguen toreando y torturando animales, cosa que n'Asturies nun pasa dende'l sieclu XVII.

    Esto ye un sarampión. En dos selmanes acabose. Los españoles volverán a ser los paraos, los hipotecaos y los que namás falen una llingua, y mal, colos sos laismos y leismos.

    Lo malo ye que, en bona parte los casos, nesos españoles tamién tamos nosotros, los asturianos.

    ResponderEliminar
  5. Nun sé si quedame a la carta de Rivas o a la de Mino. Igual esti asuntu fuboleru mos lleva a menses de turria y españoléu toreru. Pa mi que David tien más razón, pero les observaciones de Mino nun dexen de tener el so aquello. Y lo de la foto mui bien.

    ResponderEliminar
  6. Nun sé quién tendrá razón pero voi contar una cosa. Yo voi tolos díes a dos chigres y nunu d'ellos nun puxeron nenguna bandera, aunque celebraron la victoria d'España. Sigue ensin bandera. Nel otru había un banderón de la hostia que güei ya nun ta. Debaxo la televisión, como diz Rivas, ta otra vez la bufanda del Sporting y una camisetina d'un muñecu que ye Quini.

    ResponderEliminar
  7. Pongo'l artículu d'esti ultranacionalista como contraste (que conste que me quedo col de Rivas, pero nun se pue obviar que la muchedumbre irracional, representada por esti articulista, pue ser una realidá mui palpable, por desgracia pa tóos nós): http://www.lne.es/opinion/2010/07/13/bandera-espanola-moda-pasajera/941820.html

    ResponderEliminar
  8. El manexu políticu abrumador de los medios de comunicación y entidaes de toa mena d'esti eventu deportivu yera dalgo colo que camiento que toos contábamos. Yo esperábalo, magar paecióme más tovía de lo qu'esperaba. Tamién ye cierto qu'ente nosotros los asturianos rescampló'l nacionalismu más radical d'esi sector de la población nuestra que se consideren penriba too españoles. Pero dexando de llau esti sector, hai una mayoría social d'asturianos que nun ven incompatibilidá nenguna ente ser asturianu y español, ondear la bandera d'Asturies o la española, apoyar a deportistes y selecciones y d'equí y a les españoles. Pero nun nos engañemos: bien d'ellos manden tranquilamente a los guah.es a clas d'asturianu o incluso paez-yos bien la oficialidá de la llingua, por poner dos casos. Si non sedría imposible que nes encuestes la oficialidá tenga l'apoyu de más de la mitá de los entrevistaos. Nun son antiasturianos, pero tampoco nun son antiespañoles. Esa ye la realidá social sobre la que tien qu'actuar cualquier plantegamientu políticu o cultural netamente asturianu y nun hai otra. Y ehí ta'l megollu la cuestión. Ye lo qu'hai independientemente de lo que nos gustaría a nosotros qu'hubiere, la mayoría social d'esti país. Consideralos xente ayeno, "españoles" colos que nun se quier saber nada, refugalos, ye enfilar pal guetu de cabeza. Saber actuar con xacíu p'algamar oxetivos dientro d'esa sociedá real y dexer d'inventar otres realidaes paraleles y inesistentes ye lo que pue dar la clave del ésitu o del fracasu de cualquier poroyectu que s'entame.

    ResponderEliminar
  9. A pesar de too nun pueo dicir que me fadiara ver ganar a la selección. Anque he de dicir que cuando entamó´l Mundial sentía indiferencia (conste n´acta que nun sali a bañame a nenguna fonte) al final ver a vecinos´y amigos míos contentos prestábame más que velos quemaos...Y ye que toi con Rivas, ye deporte, equi somos mayormente fuboleros, y venlo (polo menos los que m´arrodien) como eso, un ésitu deportivu. Güei éntra-yos la risa ( a los mios allegaos) coles llectures politiques que faigan del asuntu dende medios de comunicación. ye deporte, y toos esos complexos que segun dicen se perdieron alredeor de la bandera española volverán pasaes unes selmanes y la seleccion nun tea nes axendes de la xente. Falo del mio alredeor más prósimu, los que tienen una idea concreta y particular d´España que pa ná ye comparable a la qu´amuesa Intereconomía...Pamíque la mocedá asturiana que conozo ta perenriba d´eso, y ca vez son más los qu sí van perdiendo complexos y baltiando prexuicios ente coses tan "antiespañoles" como ser antitaurín o escuchar un grupu faciendo Pop na llingua de los güelos. Pero sí, nun hemos de ser tampoco equí escesivamente suañadores. Los que yá enantes yeren nacionalistes españoles depués de la victoria de la selección van usar otru morrillu pa llanzar, pa tira-yoslu tamién a los que como diz El Xanu nun ven incompatibilidaes ente demandar la oficialidá del asturianu, mayores cuotes d´autogobiernu, camudar la Constitución,...y los que se sienten parte d´un proyectu políticu complexu pero real como ye España. Polo menos equí, n´Asturies, anque lo pensaren, los movimientos asturianistes caeríen un error gordísimu polo que tien d´impopular, amosar públicamente refugu a la seleccion de fubol, son coses coles qu´hai de triar sele. Tan fácil como aceptar les coses y tirar p´alantre

    ResponderEliminar
  10. Xanu: tienes bona parte de razón. Como nel mio comentariu fice eso de separtar pente "ellos" y "nosotros" prestaríame matizalo.

    Pienso lo mesmo que tu, que ye de fatos alfrentase a una realidá que nun podemos camudar y na que somos la parte más débil. Ye verdá que a munchos asturianos (incluso partidarios de la oficialidá, l'autogobiernu y toes eses coses) nun-yos da denguna contradición ser "españoles". Eso nun ye nin bono nin malo, ye lo qu'hai. Pero tampoco podemos esconder los razonamientos permanentemente porque si lo facemos, eso qu'hai siempres va habelo. Ye lo de siempres pente xente educao: nun hai qu'insultar pero tampoco dexar de dicir les coses por miéu a que l'otru se vaiga considerar insultáu.

    Supongo qu'esta perorata ye boba pa contigo porque tamos nun puntu común, pero paezme conveniente p'aquilatar los razonamientos al rodiu d'estes custiones un tanto viscerales delles vegaes.

    Un saludu a tóos los que faceis (dígolo con permisu de David Rivas) qu'esti blogue seya un de los meyores en llingua asturiana y, como dixo nun sé quien, en cualisquera llingua.

    ResponderEliminar
  11. Tienes más razón qu'un santu. Paez que a los dominadores nun se los puede molestar. Ellos nun tienen problema, "soi español, español, español". Pero ¿qué diría El Mundo, El Comercio, Intereconomía, Abc, etc si una masa de taraos cantara "soi catalán, catalán, catalán? La de Dios. Tienes razón. Nun se debe insultar pero tampoco callar los argumentos. Chapó.

    ResponderEliminar
  12. Ye verdá lo que decís. Nel bar nel que tomo'l café ya quitaran les banderes. La xente discute sobre los fichaxes del Sporting y del mundial namás se fala del besu de Casillas a la moza. Al que-y salió bien la cosa fue a Zapatero, naide s'acordó del debate de güei. Nun se como serán les coses notros sitios pero aquí la mareona acabó.

    ResponderEliminar
  13. Na, yo verás, aunque seguro que muchos aprovechen esta ola de españolidad pa apuntalase en alguna idea(la de nacional o la nacionalista), creo que la inmensa mayoría, lo celebró bueno... dignamente, con sus simpatías y guiños a sus tierras. Aunque también me rechinaran los "yo soy..." (sic 2 más) me imagino el día en que salgan a la calle coreando yo soy europeu, europeu...
    A mí, desde luego, préstame que el guaje salga con la bufanda del Tuillla o con la bandera asturiana (y siempre habrá quien lo ejemplifique como una catetada) y no voy a realizar diatribas sobre la unidad, identidad o papel de españa, como no soy de los que se sienten perjudicados por el imperialismo centralista español, que es lo que parece molesta tanto, y que puede joder, pero no atormentar.
    A fin de cuentas ganó la selección, y otra cosa no pintaba mucho, de hecho creo que la mayor normalidad la mostraron los propios jugadores. Y por ser bastante asturianu, tan simplón me parez el que opina que el gol de Tiburón-Puyol sea un golpe para el nacionalismo catalán (valiente tontería), como el que lo acuña en el diario deportivo de turno, apropiándose del mérito balompédico con una simplona ocurrencia compartida, para sibilinamente deslizar algún cariz pro-nacionalista de turno. Pero tampoco podemos esperar mucho más por ambos lados.
    De todes maneres, yo nun creo en mucha más bandera que la que cuelguen en el corner del Molinón, así que claro, tendréis que disculpame.

    ResponderEliminar
  14. Esti últimu comentariu ye una radiografía clara de lo que pasa. La xente présta-y que gane la selección, pente otres coses porque nella xueguen fubolistes que conocen y qu'aprecien y quieren cuando xueguen nos sos equipos. Villa mueve a toa Asturies, como Puyol a toa Cataluña o Messi a toa Arxentina. Pero, al mesmu tiempu, nada d'españoleu. Claro que tamién lleimos a unos que diben con Corea'l Norte porque yeren comunistes. Hai pa tóo...

    ResponderEliminar
  15. Dexa-y a los comunistes en paz...hai della xente que escribe equí, que tien daqué patolóxico escontra "los rojos" (más que escontra "la roja").
    recomiéndase visita al psicoanalista

    ResponderEliminar
  16. Pa min Rivas, ye un referente del nacionalismu asturianu . Un patriota sin mas .
    Por ello , nin faciendo xirigoncia me presta velu sofitando una chalina de la bandera d'Ejpaña. Mui bien l'articulo , la semeya sobra .
    Pa que naide eche la llingua a pacer ,entiendo que ye una provocación de les de David. Pero repito , yo tengo-y muncha estima, y munchu respetu, y nun me presta velu retratáu asina , nel so propiu blog . Tanto David como Berto son referentes nel tarrén políticu y cultural , nun son comicos , seique si comediantes .
    David por esta semeya sácote tarxeta amariella , por ser vos quien sois que si non ....

    ResponderEliminar
  17. Toy con David no que diz.

    ¿la semeya? pues un toque de sentíu del humor, que ye lo que falta nel nacionalismu asturianu

    ResponderEliminar
  18. Home, Connolly, pasástete un pocoñín. Entiéndote, nun creas, porque tamos mui sensibilizaos con según que coses. Pero la semeya reflexa mui bien lo que quier dicir. Polo menos yo veolo asina y supongo que David y Berto venlo igual.

    Un puntu que paez l'arquetipu d'albañil de los sesenta y otru que paez un indianu. Con una bufanda colos colores d'España onde se ve el logotipu de Burger King y la frase "yo soy de Manolo el del Bombo".
    ¡Menuda nación!

    Como diz David Rivas, si yo fuera norteamericanu y faen eso cola mio bandera, armo la de Dios.

    Amás los qu'entramos nesti blogue somo tóos d'un mesmu lláu, con matices. Y solo tu te mosquaste. Y repítolo: entiéndolo. Pero pasástete.

    Ahora, si yo fuera David, taría bien contentu de la to entrada. De vez en cuando ye conveniente, nesti mundu tan cainita, que la xente amose cariñu y respetu a persones como él.

    Un saludu candial, James.

    ResponderEliminar
  19. Pienso igual que Noli me tangere. La entrada esa reflexa un gran respetu por David Rivas, hasta'l puntu de preocupase por una posibilidá de mala imaxen. A mi la semeya préstame porque me paez una ridiculización del españoleo pero esa defensa de la figura de David ya me prestaría que me la ficieran a mi.

    ResponderEliminar
  20. A ver Rivas. Va siendo hora d'otru articulín. Esti debate morrió. Ya se que tamos de vacaciones pero tiénesnos acostumbraos a un artículu a la semana.

    ResponderEliminar
  21. Pa Connolly: Si pa ti esti home, con tolos respetos a la so persona, ye un referente políticu. Entós de James Connolly namás que tienes el nomatu.

    ResponderEliminar
  22. Yo nun se quien ye esi James. Igual ye un puntu sensacional.Pero, como soi asturianu, sí conozo a David Rivas. Pero tu, compañeru, paez que sabes más d'Irlanda o d'Escocia (yo soi un putu asturianu) que de los tos compatriotes. Yo quiero más a Rivas que a Connolly. Porque Rivas pelea por Asturies. El otru nun se quien ye. Pero sí sé quien yes tu: un babayu.

    ResponderEliminar
  23. Conozo perbién Asturies, y a la so xente, dame que conozo algo a Rivas polo menos pueo dicir que lu lleo, otra cosa ye que nun tea d'alcuerdu con elli na mayoría de los sos análisis, pero camiento que lo discutes nun ye l'afirmación sinon la conocencia. Yo tamién soi asturianu magar los carnés que repartáis tú, l'otru o el d'acullá. En cuantes a lo de babayu, sin dulda serélo, pero algunos fadríen meyor en mirar la viga nel so güeyu.
    James Connolly ta muertu, lleva muertu munchu tiempu, Conolly nun sólo lluchaba pol pueblu irlandés sinon por tolos del Mundu. Y siéntolo muncho pero James Connolly y David Rivas nun tienen un res que ver. Yera bueno que la xente amosare n'abertal el so pensamientu, y cuido que Rivas si lo fai, poro pueo afirmar tranquilamente ensin ofendelu que nada tienen que ver.

    ResponderEliminar
  24. Creo que llego tarde a este debate. Estoy de vacaciones y procuro no andar en estas cosas. Pero este último comentario es profundamente injusto. David Rivas lleva trabajando en el altiplano de Perú, con los mayas de Guatemala y con los pueblos de la frontera entre Costa Rica y Nicaragua desde hace veinte años. Podeis verlo en la web de las redes solidarias de las universidades españolas. Tuvo prohibida la entrada en Estados Unidos durante varios años (a pesar de estudiar allí) por sus posiciones. Y, por cierto, buscad en las web y veréis su presentación de la Autoridad Palestina en el Ateneo de Madrid hace casi veinte años. ¡No sabéis nada!.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.