11.5.10

El final de l'acción política (y 5)

Equí quiero facer un paréntesis. Estes campañes desendolcábense de xemes en cuando y amosaben lo pior que llevábamos nel nuesu somantu: cuando nun tiníamos lladrones, tiníamos corruptos; cuando nun tiníamos terroristes, tiníamos guardies civiles. Los dos sectores –si ye que, como yá dixe, podemos falar de namás que dos sectores- prebaron la mesma melicina. Igual dalgunos llevaron nel so pecáu la so xusta penitencia. Ya equí, nestes custiones, defendo espresamente a dos persones, a Mariano Suárez y, riba tóo, a Dani Cueli. Los dos escribieron artículos con nomes y apellíos analizando lo que meyor-yos paeció. Suárez non siempres firmó dafechamente, pero la so autoría taba clara tres la cabecera la publicación, “El Fielatu” fundamentalmente. Dani Cueli siempes asumió les sos opiniones, como unes mui dures –y discutibles en dellos estremos- qu’enmarcó nuna triba d’”historia breve’l nacionalismu”. Amás foran los únicos que punxeran en prieto enriba blanco el so “je acusse”. Tolo demás, per toles bandes, yeran bilordios de chigre y d’internet.
Volviendo al conceyu del Molín Vieyu, dempués de ver que nin tan siquier la evidente posibilidá de sacar un diputáu que, amai, igual llegaba condicionar les decisiones del poder llexislativu asturianu, ponía d’alcuerdu a los que yá más paecíen enemigos que compañeros de partíu, decidí camudar d’estratexa. Dando por fecho que diba haber dos candidatures, la d’Andecha Astur y la d’IAS, esta última con eses sigles o con otres, plantegué la mio posición cabera, esbozada pa siguir construendo una opción nacionalista a mediu plazu.
La mió idega yera qu’Andecha presentara una llista de perfil baxu con una persona xoven de númberu uno. Si los resultaos yeran los de siempres o meyores, perbien, pero si aquello resultaba ser un escalabrón, nada perdíamos porque’l candidatu nun yera’l decidíu nel conceyu nacional de Candás y quedaba reserváu pa la siguiente conovocatoria, si ye qu’eso se consideraba afayadizo. De fechu yo tinía tomada la decisión de presentame por vegada cabera nel 2011. Pa entóncenes taría nos 53 años y la nueva xeneración política andaría nos trenta años. Si a la organización-y petaba diba ser el momentu’l relevu apautáu y, asina, cuatro años dempués abandonaría la primer llinia pa que nella tovieren homes y muyeres na metada la trentena.
Al mesmu tiempu que presentábamos una candidatura nueva que mos atechaba como organización y sacaba nueves cares a la palestra, siguíamos coles conversaciones con IAS, pero yá ensin l’afoguín de los tiempos ellectorales. Dempués de les ellecciones, con otra vuelta tres o cuatro mil votos a repartir, entamábamos a trabayar xuntos en delles custiones, especialmente medioambientales, de drechos civiles o d’urbanismu, onde les discrepancies yeran nules. Asina, algamando confianza pente unos ya otros, cosa que namás que se llogra nel trabayu cuotidianu, llegaríamos a les ellecciones europées del 2009.
Si todo marchaba bien, como diba marchando, nun-y diba costar a Andecha Astur dir na llista d’Europa de los Pueblos na cabecera. Yera cosa ya falao colos coaligaos y too paecía indicar que la llista podría ser, como opción peor, esta: ERC, EA, CHA, ERC, EA, AA, PSA, CHA. Eso significaba que yo, presumiblemente candidatu d’Andecha, diba dir de cuartu, quintu o sestu. Entóncenes nun diba ser difícile convidar a IAS a participar nes ellecciones y ufiertái un puestu discretu, como’l qu’Andecha toviere nel 2004. Coles dos organizaciones asturianes n’Europa de los Pueblos díbamos intensificar el trabayu a comuña y, poco a poco, diben desapaicer les rocees que provoca’l desconocimientu.
Pa finar, nel ámbitu de les ellecciones asturianes del 2011, yá taríamos en disposición de facer una única fuerza nacionalista con capacidá p’alfrentase a una entrada na Xunta Xeneral, una fuerza con toa una retafila de trabayos y acciones fechos dende cuatro años atrás. Esa yera la idega que’l columnista Xandru Fernández, metíu a psicoanalista accidental, nun fora capaz a ver nel mió artículu de “Les Noticies”. Evidentemente yo nun podía esplicitar tolos estremos porque yera condergar unes negociaciones entá en marcha –magar que yo yá sabía fracasaes d’antemano- pero quería dexar una puerta abierta a una estratexa estremada que, toi seguru, yera acertada. Ya un bon analista –cosa que Fernández nun paecía ser- sabe lleer pente llínies. Quien sí lo viera fora Sánchez Vicente, qu’alertó a los suyos y a URAS de les miós intenciones y, andando’l tiempu, reconociéramelo nuna charra nel café Dindurra, en Xixón.
Yo escribía entóncenes que la xunidá yera positiva, útil y necesaria, pero qu’había de saber alministrar los tiempos y buscar los momentos meyores, momentos que, contra paeceres mui xeneralizaos, nun son precisamente los ellectorales. Sopelexaba entós qu’una xunidá real namái que s’algama nel trabayu cuotidianu y que ye necesariamente’l final d’un procesu y difícilemente pue basase nuna cenciella táctica ellectoral. Por eso, si nun yera posible sacar alantre un bon alcuerdu, a lo menos yera necesario llegar a entendese pa entamar la construcción de pontes que pudieren dar de sí nuna ocasión más afayadiza.
Como tampoco esta estratexia-yos valía a unos ya otros, lo único que me quedaba yera tirar la toballa. Quixe iguar entá les coses notres dos o tres ocasiones pero nun fui a ello. Presenté la mió arrenuncia a encabezar la llista ellectoral y, discretamente ya ensin facer declaración denguna dempués de la carta a una militancia que siempres me respaldara y a la qu’enxamás traicioné salvo por erru, abandoné la primer llínia política. Entós sí conseguí lo que nunca consiguiera: los periódicos taben perinteresaos poles mios opiniones. Pero nun quixe engochar más les coses nin tampoco dá-ys el gustazu a determinaos personaxinos: nun fixe declaración denguna.
Andecha franchicó en prácticamente dos metaes. Una recompúsose unos menses dempués con Mariu Arbesú y Dani Cueli al frente. La otra, empobinada por Lali García Rubiera, Germán Abad y Rober Holgado, formó coalición con IAS embaxo les vieyes sigles d’Unidá Nacionalista Asturiana, cedíes polos anteriores depositarios de les mesmes. Les ellecciones foran un desastre pa les dos candidatures ya eso llevó a más compañeros a salir de la política ya inclusive a que dellos dirixentes aguantaran nel so puestu namás que pa dexar pasar el tiempu y colar más sero.
Como resume’l procesu paezme qu’IAS, igual ensin ser consciente, fixo meyor los deberes. Con toles disensiones internes que tendria, que les doi por supuestes, caltuvieron la seriedá igual que nun solo puntu: nun dar l’espectáculu nos medios de comunicación y nun poner contra les cuerdes a los sos propios dirixentes. Pela parte d’Andecha, con plantegamientos muncho más serios políticamente falando, los militantes acabaron discutiendo si unos los vendíen a Izquierda Unida ya otros al PSOE, cuando de lo que se trataba yera d’otra cosa.
Polo que fixo a mín, el tratu fora perbonu y naide me presionó en dengún sen. UNA pidiérame un favor y Andecha un par d’ellos y cumplí coles tres peticiones. Nun voi arrequexame nel votu secretu porque la mió fia Aida, arrepostiando con llealtá a la llamada de los sos collacios Dani Cueli, Xandru Vega y Martín Poladura, presentárase con Andecha Astur en Villaviciosa, na llista na que ya fore nel 2003. Amás, pa mín mui relevante, Antón Fuertes pesllaba la llista occidental, tamién con Andecha. Pero, eso sí, nun fixe campaña. Y, como yá fixere abondos años enantes, pa nun tar nel “ecosistema”, colé y abellugueme n’Inglaterra.
El mio ciclu políticu pesllárase nes peores circunstancies y condiciones posibles. Entrara na política activo d’Asturies nel 1999 cola esperanza d’una xunidá pente los nacionalistes y salía ocho años dempués, non namái qu’ensin l’allampada xunidá, sinón col francimientu de la mesma Andecha Astur. Enxamás careciera tanta frustración dende que, na primavera de 1976, col enfotu d’unos dieciocho años recién cumplidos, entamáramos el camín de Conceyu d’Asturies de Madrid.

11 comentarios:

  1. Son bien amargues les dos últimes frases. Acabó'l culliebrón. Ya descansarán dalgunos. Un saludu, Rivas.

    ResponderEliminar
  2. Dices: "Yo escribía entóncenes que la xunidá yera positiva, útil y necesaria, pero qu’había de saber alministrar los tiempos y buscar los momentos meyores, momentos que, contra paeceres mui xeneralizaos, nun son precisamente los ellectorales. Sopelexaba entós qu’una xunidá real namái que s’algama nel trabayu cuotidianu y que ye necesariamente’l final d’un procesu y difícilemente pue basase nuna cenciella táctica ellectoral. Por eso, si nun yera posible sacar alantre un bon alcuerdu, a lo menos yera necesario llegar a entendese pa entamar la construcción de pontes que pudieren dar de sí nuna ocasión más afayadiza."

    Esti mesmu párrafu sigue siendo vixente pal escenariu actual. Más alló del electoralismu, creo qu´esi trabayu cotidianu ye´l que fai posible la Xuntanza, creando una cadarma cívica que coordine les estayes un tantu dixebraes anguañu: reivindicación llingüística,ecoloxía, sindicalismu de clas, etc. Que un filu "patrióticu" percorriera toes eses aiciones cíviques, como asocede notros países del Estáu.
    Sicasí tamién ye importante aperiar una candidatura xuntista, pal curtiu plazu, masque sía parcial, y dexase ver asina nos mass media,acostumar al públicu sobre qu´hai políticos que falen de nación, que falen n´asturiano, etc. Ye una catapulta pa qu´esa cadarma a llargu plazu cuaye.
    Perhí valoren positivamente que baxares del tren ensin griesca, con discreición. Oxalá pudieras crear escuela nesti asuntu al menos, deprender la discreición ye necesariu nesti pequeñu mundu nacionaliegu. Salú.
    CXB

    ResponderEliminar
  3. De cara al llibru deberíes de mete-y a esti capitulu más miga, más lleña pa toos, más fuegu cruzáu y más emotividá.

    Prestaríame saber cuales son les tos conclusiones de too esto de cara al futuru, a que coses asina nun pasen.

    Sin dubia alguna creo que deberíes de dexate notar muncho más na vida publica del nacionalismu asturianu. Nun te digo militando en dengún llau, pero si de dalguna manera que los tos camientos llegaren a toos. El to blog, vete más nos medios dixitales, Les Noticies, la prensa escrito... sin dubia yes una figura intelectual importante n'Asturies, anque como ya dixeres cola to participación politica pudiste perxudicala muncho, y tamién yes un referente intelectual nel asturianismu.

    Nel naufraxu del nacionalismu fain falta munchos faros que-y allumen, tu debes ser ún d'ellos, non l'únicu, pero si ún de los munchos que se necesiten.

    ResponderEliminar
  4. Les conclusiones d'esta historia toi preparándoles pa un artículu sobro l'actualidá. Ye verdá qu'hai situaciones paraleles pero otres munches son bien estremaes. En xeneral, veo la situación actual más clara y a la xente (muncho d'ello protagonista del episodiu anterior) fartuco y dalguno avergoñao de lo fatos que fuimos entóncenes. Pero sigui habiendo munchos problemes.

    Eses opiniones voi guardales hasta que s'esclarezan dellos rumores sobre pautos más o menos fechos, porque creyo qu'hai que dexar aposentar les coses.

    Lo que sí vos vuelvo a asegurar ye que tóos y caún de los datos que m'apurriérais toi comprobándolos y cotexándolos. Agradezo tamién muncho les opiniones, unes compartíes ya otres, evidentemente, non. Namás espero que les míes valieren pa dalgo, anque namás fora como contribución a un alderique abiertu nel que tantes coses mos tamos xugando.

    Un saludu.

    ResponderEliminar
  5. Gracies David , por estes notes que me sirven p'atalantar meyor que fue lo que paso . El mio paecer sobre toa esta “saga” , daréte-lu un día cabu una botellina .

    Pero otra vuelta gracies fonderes por compartir ensin mas .

    ResponderEliminar
  6. David Rivas, imaxino qu´esti ye el caberu artículu sobro lo asocedío nesos díes enforma tristes pal nacionalismu asturianu. Pero tamién, imaxino, e imaxino bien; que nun sedrá la cabera vegada que sienta dalgo de ti.

    Ye más, nesti momentu tan abegosu, pídote, dende la mio humildosa posición de lleutor, que t´enfotes en siguir escribiendo esti tipu de coses; que t´enfotes nesa llabor, porque hai xente que te lo agradecemos, anque seya dende casa, en silenciu, o con una sorrisa. Porque toi dexuru, pesie a qu´agora me cueste abondo creyer, qu´hai xente sincero que quier facer dalgo bono col Pais de nueso.

    Por otru llau, prestariame enforma conocete, en presona, y falar de delles coses, non d´estes, sinón de toes, falar. Coincidieramos dalguna vegada tando n´Andecha Astur (yo en Darréu), pero la situación nun yera l´afayaiza pa sentase tranquilu ya falar comu amueses nos artículos y bien sabemos.

    Gracies pol respetu y la sinceridá qu´alcuentro nos tos testos. Un saludu.

    ResponderEliminar
  7. David, con dificultad porque a veces tu lengua es mucho más complicada de lo que pensamos los castellanos, te seguí en casí todos los capítulos. No voy a opinar sobre vuestra evolución política pero me llama la atención (viendo el comentario de Menéndez y acordándome de otros anteriores) el predicamento que tienes entre la gente joven. Es posible que a ello te ayude tu, parece ser, excelente magisterio en la universidad, pero es digno de reseñar. Leyendo a este Menéndez que, si estaba en vuestras juventudes hace cuatro o cinco años, no andará por encima de los venticinco años como mucho, se entienden muchas cosas. Y entiendo lo que decías muchas veces cuando hablábamos de estas cosas. Decías que si la gente joven del nacionalismo asturiano mantenía en unos años su radicalidad y ganaba un poco en racionalidad, vuestro movimiento sería imparable. Seguramente tenías razón. Pero tuvieron buenos maestros, porque, evidentemente, habrá otras cuantas personas como tú.

    ResponderEliminar
  8. Compás: pues a mi lo que más me choca ye que amigos de Rivas que nun teneis nada que ver con Asturies sigais estes entraes. Prestaríame tener amigos asina. Eso diz muncho de David y tamién de vosotros.

    ResponderEliminar
  9. A min tamién me prestóu bien lleer estos artículos, que siguí con muncho procuru, ya cumo'l poeta "nun perdí miga del to cuentu"... anque cuentu nun lu llamo you.

    Cuido que, si val cumo exemplu pa la construcción política d'esti país, la cousa entós vei tar tovía meyor.

    Gracias, ya ¡Puxa Asturies!

    ResponderEliminar
  10. Sobro lo que diz Compás: d ela mocedá...Coincide muncho colo que camentó Arias apocayá otra vez: un movimientu radical no que tien de ser radical: identidá y llingua, masque modere otros plantegamientos ideolóxicos. Eso ye lo que necesitamos. Dicho d´otra miente: saber gastar muncho bien los cartuchos de la radicalidá. Ye una munición pernecesaria, pero orientándolos a bones dianes. Menos Fidel o Ho Chi Min y más "nación". Na sociedá d´Asturies el términu "nación" asturiana sigue paeciendo mui radical, en cambeu ¿somos fíos de los dinamiteros y vanguardia del proletariáu? Vamos ho!
    Cuando tán estrozando´l país, radical sería alloñar la incineradora, llimpiar la corrupción del "Principado", aidar a les caseríes y a les cooperatives rurales o d´industria llimpia y caltenible...Eso sería lo radical. Obxetivos más ambiciosos en política social vendríen depúes, pero lo primero poder autogobernanos. Una mocedá col radicalismu bien empobináu, eso ye´l futuru. Creo qu´agora hai poca xuventú nel País, pero´l migoyu más consciente nun cái yá nel "glamour" de la segunda camada del "surdimientu". Yá nun tamos pa glamoures, tamos más que fartos. Y la mocedá más. CXB

    ResponderEliminar
  11. ¿Por qué nun pones los capítulos intermedios? Ye verdá que nun tienen un interés inmediatu pero camiento que-yos prestaría a los tos seguidores. Somos munchos aunque nun comentemos nunca nada.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.