3.3.10

Europa de los Pueblos (y 3)

Andecha Astur, al traviés del so secretariu xeneral, Arturu Bermeyu, robló la constitución d’Europa de los Pueblos en Sansebastián unos díes dempués. Dende entós los diputaos y senadores de la coalición punxéranse al serviciu de la organización, cosa a la que nun taben obligaos pero que fixeran. D’esti mou, la primer entruga sobro la llingua asturiana nel parlamentu español dende 1977 fíxola Esquerra Republicana de Catalunya. La Chunta Aragonesista ya Eusko Alkartasuna tiníen mui poco pesu parlamentariu, polo que nun recurriéramos a los sos diputaos namás qu’en contaes ocasiones.
La constitución d’Europa de los Pueblos significó, de mano, un cambéu radical nos vezos electorales d’Andecha Astur. Dempués de cinco años, la organización tiraba de la imax del candidatu. Los cartelos de la coalición –centraos n’Andecha Astur por frente a lo que dixeren los nuesos contrarios de casa sobro que nunca díbamos dir coles nueses sigles en tipografía grande, sinon anónimamente- llevaben la mio semeya. Amái también tábamos rompiendo cola nuesa estética “clásico”. Un candidatu de corbata yera un cambéu brutal. Y salí de corbata y non de tarabica porque dellos bonos amigos espertos en comunicación ya opinión público desplicáranme que la tarabica ponía muncha distancia col ellector mediu. Paez ser que la tarabica ye asimilada a lo intelectual ya eso supón una fuérciga cola xente “normal”. Entóncenes camenté que, puestos a xugar a la imax, que la cosa nun fora pol corbatín profesoral. El casu ye que tolos militantes lo dieron por bono y, anque dalgunos reconocíen que-ys paecía raro, lleales como siempres, enllenaron cola “carona”, col “sellu”, col “ministru” –asina lo llamaben- les muries d’Asturies.
Cuando llegó’l primer Día de les Lletres dempués de constituyir la coalición, pidímos-ys a los tres grupos parlamentarios de la Xunta Xeneral una entrevista a la que díbamos acudir Joan Puig, Pin Bermeyu ya yo pa falar namás que del asuntu llingüísticu. La sospresa pal diputáu catalán fora tremenda: namái mos arrecibió’l Partido Popular. Asina que namás que falamos con Joaquín Aréstegui. Puig, avezáu a unos socialistes catalanes en nada apaecíos a estos d’Asturies que nun queríen ver a un diputáu d’un grupu del que dependía la estabilidá de Rodríguez Zapatero en Madrid, nun pescanciaba res de res.
Izquierda Unida nun mos quixo arrecebir porque les condiciones polítiques nun yeran “les más afayadices”. Nun sé, igual taben pensando n’aquelles “condiciones obxetives” del leninismu… Tal paecía que n’Asturies andábamos a tiros peles cais. Pero lo del PSOE yá fora de traca. Paez ser que Fernando Lastra dixo que nun tinía problemes en vese con nosotros si arrenunciábamos por escrito a la violencia. Aquello yera tremendo. Joan Puig nun daba créitu a lo que vía y sentía: el PSOE pidiéndome a mín y a los miós collacios poco menos qu’abandonáramos les armes. Y dicíenlo dende un partíu que toviera na cárcele a José Barrionuevo y a Rafael Vera (ministru y secretariu d’interior respectivamente) y al xeneral Galindo (másimu responsable d’antiterrorismu de la guardia civil), tóos ellos por delitos de terrorismu. Si d’aquella había un partíu que tinía qu’arrenunciar a la violencia y pidir perdón pol dolor que causara –cosa que nun fixo entá- esi partíu yera’l PSOE.
Lo cierto ye que unes selmanes dempués, mediando los bonos oficios d’Humberto Gonzali, una comisión d’Andecha Astur fora arrecibía na sede’l PP de Xixón pola senatriz Pilar Fernández Pardo pa falar de la oficialidá de la llingua. Los comisionaos yéramos Chusa Varela –entós responsable de llingua- ya yo y pol PP taba, amás de Fernández Pardo ya Humberto Gonzali, Manuel Pecharromán. Pa una persona d’esquierdes típica aquello sería’l mundiu al revés. Menos mal que yo teo poco de típico.
Intentamos un alcuentru pente l’Academia de la Llingua Asturiana y Joan Puig, que llevaba nel parlamentu español les custiones de les llingües y les cultures minorizaes. Tampoco equí toviéramos suerte. A lo más que se llegó fora a un alderique aceleráu nun pasiellu pente’l diputáu y Ana Cano al final del actu académicu del Día de les Lletres. Por cierto, que naquella ocasión, l’autoridá más alta presente nel Campoamor diba ser, precisamente Puig, que taba comigo y col humorista gráficu Neto García del Castillo n’un de los palcos reservaos pa los académicos. Nun había ellí dengún representante’l gobiernu asturianu, anque sí taba’l diputáu na Xunta Xenereal García Valledor y dellos ediles, toos ellos con un rangu protocolariu perbaxo un diputáu en Cortes.
El casu ye que nunca la nuesa Academia amosó interés poles intervenciones al rodiu la nuesa llingua que fixera ERC nin xamás mos llamó pa nada, pesie a la mio doble condición d’académicu y de candidatu d’Europa de los Pueblos. Tóo paicía que pa l’Academia, igual dempués d’un finu analís del so estratega González Riaño, prefiría nun algamar nada a algamalo al traviés d’una compaña tan mala como los nacionalistes asturianos. Los directivos de l’Academia preferíen siguir colos sos conceyos abiertos y los sos pautos poles coses que foran, inventos, non yá enésimos, sinón iésimos, d’Izquierda Unida.
La esperiencia d’Europa de los Pueblos fora mui positiva. El nuesu diputáu, l’ibicencu Bernat Joan vieno a Asturies en delles ocasiones y peocupose polos ganaderos afleutaos poles infraestructures en Navia y Cuaña, polos pescadores de Candás, polos damnificaos de les parroquies rurales de Xixón y otres munches custiones. Nuna ocasión, el corresponsal de “La Nueva España” nel occidente, Jardón, entrugára-y a Joan que de qué partíu yera. El diputáu arrepostió que, n’Asturies, d’Andecha Astur.
Fora Europa de los Pueblos la primer organización que punxo enriba la mesa d’Estrasburgu los problemes y disfunciones d’El Musel y, de tenese en cuenta aquelles considerances, otru gallu taría cantando agora. Metanes la llexislatura Joan fo sustituyíu por Mikel Irujo, d’Eusko Alkartasuna, y paez ser que les rellaciones siguieron siendo perbones y les causes d’Asturies mui bien atendíes. Pero yo yá taba fuera de la política activo y namái conozo les coses de referencia.
Pero tamién hebo dalgunos episodios problemáticos. Pesie a les bones rellaciones, cuando yes la parte más pequeña d’un tóo tienes poco marxe maniobra ya’l más mínimu güelpe pué unviate pal hospital. Eso fora lo que pasara cuando’l BNG, cola vista puesta yá nes ellecciones gallegues, allanció la so más xabaz ofensiva sobro la fastera pente’l Navia y l’Eo. Plantegó a les clares la galleguidá de la rexón y propunxo finar cola denominación de “gallego-asturiano” pa la fala “mesopotámica” y calificala dafechamente como “gallego”. ERC aceptó la propuesta y asina la defendió nuna enmienda parlamentaria na que s’instaba al gobiernu español a protexer el gallego “esterior” que, asigún el BNG, falábase n’Asturies ya en Llión.
Yo taba, alcuérdome perbién, en La Pola Siero. Taba atapeciendo. Falé con Puig delles vegaes y prometiérame camudar el testu la enmienda. Cumplió cola pallabra dada pero la nueva redacción tampoco yera satisfactoria. Tuvimos que rendimos y protestar pa nada. El pesu’l BNG yera enforma grande y nós abondo pequeños. A la fin y a la postre ERC ye un partíu nacionalista catalán colos sos porgüeyos, nos que namái ta aidar a otros países si nun ye a costa’l suyu. A la llarga, los nacionalistes gallegos diben ser más rentables que los asturianos ya eso, por muncho que mos fadiara, yera fácile d’atalantar. Amás tábamos solos. Mentres que los galleguistes cuntaben cola so academia, munchos de los sos escritores y llingüistes y, cuando poco, la non belixerancia’l gobiernu gallegu (el PP de Fraga daquella), n’Asturies namás se movía un pequeñu partíu estraparllamentariu.
N’Andecha Astur esti asuntu diomos problemes ensin cuentu. Munchos de los que taben enrabietaos pol fechu de que toviéramos na coalición vieron entóncenes la ocasión de vengase y apellidáronmos de poco menos que de traidores. Un enzarriscáu Xosé Nel Riesgo desixómos públicamenta qu’abandonáramos la coalición y los maquiavelinos de caleya de la rodolada académica resfregaron les manes hasta pelales.
Pero Andecha Astur nun reculó. Los partidarios de la coalición y mui especialmente yo mesmu, punxiéramos tolos argumentos sobro la mesa. Aquello yera la política y si queríamos tar nello y dir construendo una alternativa viable yera necesario aguantar el tirón. ERC acababa damos una patada nel focicu, yera verdá, pero, si rompíamos cola coalición, ¿qué diba pasar con Navia y Cuaña, Candás, la ZALIA de Xixón, El Musel, la mina d’oru de Tapia y tantes coses que tábamos moviendo na oficina de Bernat Joan?. Asina qu’aguantamos el bastiazu y siguimos p’alantre.
D’otra banda, con dolor y franciendo vieyes inercies, taba entamada la dómina na que la llingua nun podía ser l’únicu referente. Yo toi convencíu de que la llingua ye la más fondera calterística d’una nación, la so –como escribirá Borghese- “contraseña espiritual”. Pero también ye cierto qu’una nación encadármase al empar nes sos bases más materiales, na so estructura productiva, nes sos relaciones económiques. En munches ocasiones les coses furrulen al revés de lo que piensen los nacionalistes etnicistes. Por exemplu, Israel recuperó l’hebreo –llingua exclusivamente llitúrxica nos años cuarenta’l sieclu XX- porque se fixo nación enantes. Esti ye un exemplu que siempres ye problemáticu pente nós, porque l’asuntu palestinoisraelí forma parte de los nuesos referentes más potentes, pero duldio que naide seya argumentar en contrario.
Amás la posición del BNG y la aceptación de les so tesis por parte d’ERC nun yeran atribuyibles namái qu’a postures polítiques. Sigún Puig me cuntara, cuando arrecibieran la propuesta’l BNG consultaran la documentación. L’Academia de la Llingua Asturiana y la Oficina de Política Llingüística del gobiernu asturianu reconocíen que la fala pente los rigos Navia ya Eo yera estremada del asturianu y proponíen pa ello’l nome de “gallego-asturianu”. La mesma tesis defendieren unos años enantes inclusive grupos nacionalistes como IAS, más por inxenuidá que por presuntos “galleguismos”, acusación mui querida por una parte d’Andecha y que yo enxamás compartiera. La verdá, camiento, ye qu’IAS viérase arrastrada a estes posiciones pola so condición de partíu básicamente estudiantil, con mayor fidelidá al departamentu universitariu de turnu o a los sos conocimientos filolóxicos qu’a un programa políticu, colo que nun fora ver qué s’amatagaba políticamente tres un discutiniu d’aparente neutralidá académico.
Como los filólogos d’ERC nun creyen en llingües con guiones –Ramón d’Andrés, enantes d’esta polémica, dicía nes sos clases qu’un guión acaba favoreciendo siempres al primer términu- pescanciaron que la situación de los conceyos más occidentales d’Asturies presentábase como un casu asemeyáu al de la fastera oriental d’Aragón, na que se fala catalán y non catalano-aragonés. Taba clariquino que’l gallego-asturiano yera’l gallego que se fala n’Asturies. El guión namás sirve pal serbo-croata porque ye la mesma llingua, namás qu’en Serbia escríbese con tipos cirílicos ya en Croacia con tipos llatinos.
Les rellaciones internes na coalición nun yeren iguales con tolos partíos. Los alcuentros con la Chunta Aragonesista foran mui pocos, pesie a que yo trataba con Labordeta dende diben munchos años, persona a la que, de pasu seya dicho, tinía alta estima. Col Partido Socialista de Andalucía todo quedó en la visita que fixo Juan Carlos Rejón a Avilés durante la campaña, onde mos dio un conciertu senequista na llínia d’Anguita, como si Séneca fora andaluz, cuando lo que yera realmente yera romanu. Les nueses rellaciones quedaran llimitaes a ERC ya EA.
Yá dixe que, por frente a lo normal nel nuesu nacionalismu, yo siempres punxera’l güeyu más en Cataluña que nel País Vascu. Por embargo, sigún diba pasando’l tiempu na coalición, nun camudé de puntu de vista pero sí ye verdá que siempres m’alcontré meyor pente los vascos. La so forma de ver el mundiu ye muncho más cercano a la nuesa y, riba tóo, tienen una consideración d’Asturies que nun tienen los catalanes. Eso amosáranlo perbién nel congresu d’Arrasate, onde representé a Andecha Astur xunta Chus Zapico. Los de la Esquerra, mui llatinos ellos, lleguen a menospreciar la ruralidá atlántico y namás adiquen pal País Vascu porque nun tienen otru remediu, mentres que’l menospreciu que tienen polos nacionalistes gallegos ye de llibru. De fechu, la delegación del BNG nel conceyu de Lleida –nel que tuviéramos como convidaos Pin Bermeyu ya yo- fora arrecibida con pitos y pataleos. Por embargo, la xente d’Eusko Alkartasuna siempres contó con nós pa tóo y Rafael Larreina vieno a Asturies pa les coses más pequeñes. Asina, yo, qu’almiro la trayectoria histórica d’ERC, siempres me ví más en casa colos collacios d’EA. Y, por si fora poco, la so portavoz, Begoña Lasagabaster, yera, pal mio tastu, la meyor parlamentaria que conocí, igual namás comparable a Juan Carlos Mauricio, d’Izquierda Canaria. De fechu, el “Plan Ibarretxe” fora defendíu nel so día por ella d’una miente muncho más eficaz que’l mesmu “lehendakari” Ibarretxe.
Imprimir

8 comentarios:

  1. La paranoia de los socialistes pa cola llingua (ya identidá asturianes) rescampla na to esposición. Dalgo que sal de lo político pa entrar no enfermizo. Nun soi a entender la postura académica, como nun seya por aciu d'un mieu descomanáu ya irracional poles demonizaciones si falaben con "separatistes d'ayuri". Facer política pa reconstruir un país tien los sos finxos: aneciar na denominación "gallego-asturiano", ye poner torgues nel propiu camín y favorez la dixebra de mano llingüística y a llargu plazu hasta territorial.

    ResponderEliminar
  2. Prestóme muncho (tamién) esti artículu, pero'l párrafu cabeiru llamome l'atención. ¿Asina que los catalanes nun pueden col BNG? You que pensaba que-ys tenían muncha llei... Amás siempre penséi que'l nacionalismu catalán vía con meyor mirar a Asturias ya lo asturiano que los vascos...

    Lo de los socialistas yía de traca. Sólo nun país cumo Asturias podía pasar aquello..

    ResponderEliminar
  3. David, efectivamente el cartel fíxolu andecha y solo faltaba que nun punxera'l so nome.

    Pero que EdP torgó que saliera'l nome Andecha Astur na papeleta por nun aceptar l'alcuerdu con IAS p'apaecer los dos ye verdá y póngote prebes equí pa que veas que ye verdá.
    En tolos paises el nome de la candidatura yera El coaligáu-Europa de los Pueblos pero n'Asturies el nome Andecha Astur nun apaeció, namás les sigles AA. Toi falando de la papeleta, non de la propaganda.
    En Cantabria la candidatura llamábase CONCEJU-EUROPA DE LOS PUEBLOS y así sucesivamente. N'Asturies nun permitieron, polo que ya se dixo, que se llamare ANDECHA ASTUR-EUROPA DE LOS PUEBLOS.

    Nel BOE pue vese. ye la candidatura 9.
    http://www.boe.es/boe/dias/2004/05/18/pdfs/A18938-18951.pdf

    Lo que me choca ye que nun lo supieres nin tu, que yeres el candidatu. Per otru llau ye un tema pasáu y secundariu. Pero lo que ye, ye.

    ResponderEliminar
  4. Hay una cosa que llama mucho la atención. Cuando llega el momento de hablar con los partidos mayoritarios de Asturias resulta que solamente uno, el Partido Popular, les hace caso. Por lo que usted mismo cuenta eso sucedió en dos ocasiones en un año. Estamos hablando de encuentros a un nivel importante para lo que es la trayectoria del nacionalismo astur.
    Mire, yo creo que esto demuestra que el PSOE e IU dejan mucho que desear como demócratas. Ellos forman el gobierno regional y muchos gobiernos municipales desde hace décadas. Su responsabilidad en la desastrosa situación de nuestra tierra está clara. Por eso no acabo de entender el gusto que tiene la mayoría del nacionalismo autóctono en atacar al PP. Entras en los blogs de gente nacionalista y salvo excepciones todos se meten en algún momento con el PP. En mi opinión los nacionalistas asturianos que se dicen de izquierdas pecan de infantilismo político. Esto puede explicar su nula importancia en la política regional.

    ResponderEliminar
  5. Tres coses.

    Diestru: como sabes estes notes, aunque responden básicamente a verdades (si quies a realidaes contrastables), tienen bastante de percepción personal. Ya eso ye particularmente importante cuando falo en términos sentimentales. Igual el desapegu pa colos gallegos de los catalanes yera por daqué coyuntural y yo entendilo como dalgo más importante. Tamién igual la meyor sintonía colos vascos taba motivao poles personalidaes de los que tabamos tratando y non pola nacionalidá de caún.

    Anónimu: ye la tercera vegada que me cuentes lo de les papeletes, polo que supongo que ye verdá. Yo nun lo sabía, nun sé si porque les custiones organizatives nunca m'interesaran o si porque daquién nu me lo quixo cuntar. Como vemos, ye verdá que munches vegaes la información nun circula tolo correchamente que yera mester, nin tan siquier pente xente cercano. Tamién ye verdá qu'eso desplica munches coses.

    Anónimo: mi experiencia con los tres partidos de ámbito estatal es muy desigual. Con Izquierda Unida y con el PSOE mantengo buenas relaciones fuera de Asturias. Con el Partido Popular tengo menos contactos, básicamente porque mi promoción colegial y universitaria se situó más bien en la izquierda. Sin embargo, en Asturias siempre me ha sido más fácil el diálogo con el PP. No sólo mantuvimos reuniones dos veces en un año, sino que unos años antes, fueron concejales del PP de Madrid quienes me dieron los avales para poder presentarnos a las europeas.
    Desde luego, por lo que respecta a lo asturiano, el PP mantiene una histórica cerrazón a la oficialidad, por ejemplo, pero lo del PSOE es de una violencia antidemocrática rayana en el etnocidio. Aquí Izquierda Unida, aunque con bastante hipocresía, sí cambió un tanto. Y lo del infantilismo político en el nacionalismo de izquierda, no lo veo igual que usted, pero algo de eso siempre hubo.

    ResponderEliminar
  6. "namái ta aidar a otros países si nun ye a costa’l suyu".

    eso ye ser daveres nacionalista, pero nun tardarán dellos y pondrán el to nome como "de dereches" por dicir eso.

    ResponderEliminar
  7. Llama l'atención una cosa. Si cuando lo del BNG Andecha aguantó porque teníen munches coses importantes nes manes y prefirió la contradicción, ¿ónde ta'l cazurrismu que siempre-y atribuyeron? Si por esi asuntu los criticaron y pusieron na picota a la coalición, ¿quien ye el que nun sabe facer política?

    ResponderEliminar
  8. Hola David. Tan alloriáu ando que nun tuvi tiempu hasta güei de lleete. Ye mui bultable lo que dices nesti caberu post. Confirma les intuiciones que siempre tuvi, magar que nun viví les coses dende´l tueru, siempre llonxe.
    Paezme mui importante lo que dices sobre la violencia (con toles lletres) institucional ya ideolóxica de la FSA pa con la llingua y lo asturiano. Pa col nacionalismu astur el PP asturianu tie rocea, en coherencia col so españolismu oficial en Madril. Son coherentes. Pero lo de la FSA ye odiu y terrorismu mediáticu.
    Otra reflexón pa min fundamental: atropo dacuando indicios de mayor prosimidá "cultural" o "étnica" colos vascos siempres, enantes que colos catalanes, que desprecien abondo la "ruralidá atlántica". Yo defendí esa tesis de les "dos orielles" culturales, l´atlántica y la mediterránia. Sábeslo. Hai un prólogu que dalquién escribió pa dalquién más...je, je, ¿Supisti d´él?
    Otra cosa que me prestó pola vida: la llingua como esencia de la anción, pero la estructura productiva y les rellaciones económiques como determín básicu de la mesma formación social. La coxugación de les dos instancies ye asuntu fundamental. A min dícinme unos : "si yes nacionalista yes esencialista, non marxista". Y otros dicen "si yes marxista nun pues defender la nación". La xente ta nesto mui enquivocada. Cuesta desplicalo.
    Y lo del eonaviego, mal, mui mal nomao "gallego-asturiano". Tu, AA y, pameque´l PAS, caltuvieron daquella la postura correuta. La inxenuidá estudiantil foi remanda por escuros intereses gallego-feseanos. Un abrazu. CXB

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.